Inicio / Psicología y bienestar / Nueve de cada 10 españoles no se prepara correctamente para correr

Nueve de cada 10 españoles no se prepara correctamente para correr

¿Los “runners” españoles corren con preparación, responsabilidad y conocimientos? Pues parece que no. Un estudio realizado por CinfaSalud, avalado por la Sociedad Española de Medicina Deportiva (SEMED), concluye que nueve de cada diez corredores no se prepara correctamente. Correr como ejercicio o deporte sí, hacerlo sin riesgos y sin lesiones, también. Aquí tienes 10 consejos para correr con seguridad

Otras noticias

Nueve de cada 10 españoles no se prepara correctamente para correr
Una mujer corre por un parque. EFE/Franck Robichon

El estudio lleva por título “Percepción y hábitos de los corredores y corredoras españolas” y se ha lanzado en fechas previas al 6 de abril, Día Internacional del Deporte.

Los principales datos

Según esta investigación, nueve de cada diez (93, 3 por ciento) no se preparan adecuadamente para correr, y tres de cada cuatro (75,1 por ciento) nunca se han hecho una prueba de esfuerzo . Y además, en el último año, hasta seis de cada diez (61,8 por ciento) han sufrido problemas de salud mientras corrían, sobre todo lesiones musculares y dolores de cabeza.

La encuesta indica que también tres de cada cuatro no sigue un plan de entrenamiento regular (77%), mientras que la mitad (48,5%) no calienta antes de correr ni hace estiramientos después.

El mismo estudio revela que los “runners” se gastan en España una media de 475 euros al año en la practica de este deporte, pero que no comprueban si su estado de salud les permite correr.

Un grupo de personas practica “running”. EFE/Stringer

De hecho, al 28,4 por ciento se le ha diagnosticado una patología con anterioridad y no ha constatado si la misma es compatible con correr.

A ello se suma que el 86,2 por ciento no sigue un plan de alimentación adaptado a su práctica deportiva.

El estudio, elaborado con las respuestas a un cuestionario enviado a unas 2.400 personas de entre 20 y 60 años, desvela que en torno a 3,14 millones de españoles practica el “running”. Un 63 por ciento son hombres y el 37 por ciento restante, mujeres.

De media, corren a la semana tres horas y 22 minutos, y más de la mitad sale tres o más veces.

Las opiniones

Eduardo González Zorzano, experto del Departamento Médico de Cinfa, recuerda que para disfrutar de los beneficios de este deporte y evitar sus riesgos, es crucial adoptar medidas preventivas como someterse a revisiones médicas y pruebas de esfuerzo, así como calentar y estirar antes y después de correr”.

Al respecto, el doctor Pedro Manonelles, presidente de la SEMED, destaca la importancia de recurrir al consejo profesional a la hora de fijar planes de entrenamiento y de alimentación.

Como advierte González Zorzano, al correr, todo el cuerpo se pone en marcha: más de doscientos músculos y numerosos huesos y articulaciones se coordinan entre sí, al tiempo que el sistema respiratorio y el corazón trabajan a toda máquina.

Para este experto,  las ayudas nutricionales deben ser siempre “las más ajustadas a las características personales del deportista” y contar con calidad y seguridad garantizadas, para lo que es fundamental el consejo de un experto: un profesional farmacéutico o un médico especialista.

10 consejos para correr sin riesgos

  1. Corre con cabeza. El running es una afición muy saludable, siempre que se practique con sensatez: no pierdas de vista tus motivaciones y plantéate objetivos realistas, que debes ir cumpliendo y aumentando de manera gradual.

  2. Antes de empezar, chequea tu salud. Antes de comenzar a correr, acude a la consulta de un especialista en Medicina de la Educación Física y el Deporte, que se encargará de comprobar tu estado de salud general y te realizará pruebas de esfuerzo para conocer tu forma física. No esperes a estar lesionado o mostrar signos de alguna enfermedad para ir al médico.

  3. Sigue un plan de entrenamiento personalizado. Antes que buscarlo en Internet o en revistas especializadas, lo ideal es acudir a un entrenador formado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, que programará el plan de entrenamiento más adecuado para tu caso y propósitos.

    Un joven corriendo. EFE/ Miguel Angel Polo
    Un joven corriendo. EFE/ Miguel Angel Polo
  4. No sin calentar. Y tampoco sin estirar, pues ambas precauciones son esenciales para reducir el riesgo de lesiones: los calentamientos previos permiten a tu cuerpo aumentar la temperatura y prepararse para el ejercicio, mientras que los estiramientos posteriores son clave para aliviar la tensión en músculos y tendones que la actividad física pueda producirte.

  5. Respeta los días de descanso. El reposo es una de las claves del conocido como entrenamiento invisible, esencial para aumentar el rendimiento físico y prevenir lesiones. Además de no correr los días de la semana establecidos en tu plan de entrenamiento, debes dormir entre siete y nueve horas diarias.

  6. Sigue una dieta rica en hidratos de carbono. Como todos, los runners deben alimentarse de manera equilibrada y consumir todo tipo de alimentos, pero con predominio de aquellos que contengan hidratos de carbono, presentes en la pasta, el pan, las harinas y los cereales. De esta manera, lograrás mantener los depósitos de glucógeno de tu organismo lo más llenos posible.

  7. Hidrata tu cuerpo. Antes, durante y después del ejercicio, cuando perdemos una gran cantidad de agua y electrolitos a través del sudor. Si no ingieres los líquidos necesarios para reponer las pérdidas producidas, tu rendimiento físico se reduce y aumenta el riesgo de lesiones.

  8. Los suplementos nutricionales, tus aliados. Para evitar la deshidratación, preparar el cuerpo para la carrera y ayudar al músculo a recuperarse después, los suplementos nutricionales pueden constituir una gran ayuda. En todo caso, escoge siempre productos que te garanticen la máxima calidad y seguridad, con el asesoramiento de tu farmacéutico o de un médico especialista.

  9. Mima tus pies. Es una de las partes de tu cuerpo que más sufre cuando corres. Lávalos y sécalos adecuadamente todos los días, hidrátalos al menos dos veces a la semana y córtate correctamente las uñas. Tampoco dejes de acudir al podólogo para tratar los callos y durezas o cualquier posible problema.

  10. Elige las zapatillas más adecuadas para ti. No te rindas ante las modas; tu calzado de deporte y el resto de equipamiento que uses al correr deben estar adaptados a tus necesidades y objetivos como corredor. En el caso de las zapatillas, es especialmente importante que su amortiguación sea la adecuada para tu peso y su ergonomía, adaptada a tu manera de pisar.

Perfil del “runner” español. Infografía facilitada por Cinfa

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies