Inicio / Mujer e infancia / Niños hospitalizados: impacto físico, psíquico y social

Niños hospitalizados: impacto físico, psíquico y social

Los niños hospitalizados suelen sufrir, en mayor o menor medida, un impacto físico, psíquico y social. Y esto es así porque se encuentran en un entorno que no es el suyo, que les resulta hostil, tienen miedo, no pueden salir, no ven a sus amigos o hermanos, les asustan las instalaciones, no entienden nada.…

Niños hospitalizados: impacto físico, psíquico y social
Ilustración de Paco Mir para el libro ¿De qué color soy? -Edición especial para la Fundación Atresmedia

Humanizar la atención pediátrica hospitalaria es la palabra clave para poder reducir o evitar los citados impactos.

En definitiva se trata de procurar que la estancia en el hospital de los niños y de sus familias –así como el cuidado que reciben- sea lo más cercana, familiar, afable y efectiva posible.

Este es el objetivo prioritario del Índice de Humanización de los Hospitales Infantiles, una herramienta para ganar en calidad y humanidad en la atención médica a los más pequeños, impulsada por la Fundación Atresmedia en colaboración con agentes relacionados con el sector.

Se trata de una iniciativa que persigue medir cuantitativa y cualitativamente aspectos como el acompañamiento psicológico del paciente, de sus familiares y profesionales o  la intimidad del niño o la niña.

También el  tiempo de espera, los programas anti estrés, dietas, entretenimiento, iniciativas de sensibilización, formación del personal sanitario en humanización, voluntariado del hospital, protocolos de información al paciente…..

EFEsalud ha conversado con la directora general de la fundación Carmen Bieger, con su gerenta Lary León y con Ana Mayoral, del área de proyectos, para conocer qué es lo que se está haciendo y hasta dónde se quiere llegar con este instrumento “tan pionero como innovador”, galardonado este año con el premio “Salud y Calidad” de la Asociación Española de Pediatría (AEP).

VÍDEO EFE/PILAR GONZÁLEZ MORENO

La fundación viene trabajando desde 2005 en la humanización de la asistencia sanitaria con cerca de 200 hospitales, públicos, privados y concertados.

El primer proyecto fue un canal de televisión para los niños hospitalizados, que nació al detectar que la información que hay en los hospitales normalmente es para adultos y para los niños, “en raras ocasiones, hay algo específico para ellos”.

“Lo que hicimos fue crear un canal que mezcla entretenimiento con salud para los hospitales infantiles, y nos pusimos en contacto con todas las consejerías de Sanidad para ampliar su difusión”.

Alrededor del canal, que se llama FAN3,  hay programas de animación hospitalaria, dirigidas todos a los niños y niñas, como la celebración de día del libro, concursos de dibujo que luego se convierte en un calendario, programas de radio o visitas con famosos.

Niños hospitalizados: cómo medir la humanización

Hace tres años en una reflexión sobre la función conectora que suponía este programa con todos los hospitales y consejerías de Sanidad, y que había convertido a la fundación en “embajadora neutral y constructiva, nos preguntamos por qué no capitalizarlo en pro de una iniciativa mayor”.

Bieger refiere que habían observado que en la humanización, aunque es algo intrínseco a la profesión y al personal que trabaja en el sector sanitario, “no había un foco claro sobre cuáles eran los aspectos más relevantes y que tampoco existía ninguna manera de medirlo, ni en España, ni fuera de España”.

niños hospitalizados
Ilustración de Paco Mir para el libro ¿De qué Color soy? ganador del Premio Apel.les Mestres Destino Infantil (Edición especial para la Fundación Atresmedia)

Fue entonces cuando pensaron que podía ser una aportación “liderarlo y coordinarlo”, desde una entidad sin ánimo de lucro como la suya, para ponerlo al servicio de todos los que tienen que ver con la gestión sanitaria, “antes de que esto pudiera convertirse en un negocio”.

“Hemos estado trabajando más de un año, han colaborado 52 entidades que tenían que ver con el proceso de asistencia hospitalaria o de atención pediátrica”.

El resultado ha sido este índice que permite medir el nivel de humanización de los hospitales en su atención pediátrica y sobre todo tener una herramienta “que refleje en qué área destaca cada hospital participante y cual sería la máxima puntuación a la que podría aspirar”.

“Es una guía para la gerencia pero también sirve para capitalizar el trabajo que están haciendo todas las personas que intervienen en la cadena de humanización que es amplísima: pediatras, enfermeros, psicólogos, urgencias, limpieza, el sistema de citas, celadores, asociaciones de pacientes…”

Para Bieger ha sido muy enriquecedor, y el “principal orgullo” es que al participar todos los protagonistas citados lo que tiene es el consenso de la comunidad sanitaria.

“Nuestra apuesta es que el índice  se convierta en una herramienta sólida y en un estándar de la medición sobre el concepto de humanización”.

“En este proceso les acompaña AENOR porque “hay una vocación de convertirse en un índice establecido, tipo ISO”.

Otros objetivos son concretar la participación y el trabajo en humanización, conocer las buenas prácticas, facilitar el trabajo en red, detectar necesidades y poder atenderlas, ser más eficientes al conocer lo que más valora el paciente, disponer de un observatorio de tendencias y canalizar de forma eficiente las ayudas económicas.

La herramienta, que de momento han solicitado 34 hospitales, hará una foto fija anual, a 31 de diciembre, de cuál es el índice de humanización de cada uno de ellos.

Cada año se premiarán a los más destacados, pero lo que se pretende es que los mejores sirvan de incentivo y de aceleradores del resto.

“Nos interesa mucho que participen el mayor número posible de hospitales, básicamente porque la foto será más completa y porque la fundación quiere no solo que cada gerente tenga esa herramienta sino que además pueda poner en valor el trabajo de su gente”.

“Se trata de una herramienta viva, que va a servir de observatorio con el paso del tiempo, tiene muchas utilidades”.

Hay consejerías que están pidiendo conocer los resultados porque también les puede ser útil: “no solo de medición de sus políticas sino también de desempeño personal”.

La llave de la comunicación

De su experiencia de más de 10 años colaborando con hospitales de toda España para humanizar la estancia de los más pequeños y de sus trabajos con los especialistas, el equipo de la fundación destaca que las preocupaciones de los pediatras pasan también, y entre otros, por la atención al adolescente, que sigue estando en un limbo entre pediatría y el médico de adultos y que todavía es una asignatura pendiente.

Otra es cómo incorporar la voz del paciente pediátrico.

Opinan en la Fundación Atresmedia que “queda recorrido” también en este área y que hace años no se preguntaba nada al paciente y ahora se empieza a incorporar este tema, pero defienden que hay que avanzar desde la investigación y las diferentes fases de la hospitalización.

Ya se ha comenzado a incorporar la voz de padres y asociaciones “pero se está viendo que hay muchísimas más fases en la que la voz del niño también es muy importante”.

Los expertos en humanización con los que se reúnen periódicamente les trasladan también que hay que tener en cuenta el aspecto emocional de los niños y como comunicarles de una manera adaptada a su lenguaje para que entiendan mejor los tratamientos.

Los propios profesionales están pidiendo que en las universidades se ponga en valor, junto a los conocimientos científicos, la parte de la comunicación con los pacientes, ya que al final forma parte también del día a día de su ejercicio profesional.

El tema del dolor infantil es otra área en la que, afirman, hay que avanzar.

Humanización sin diferencias geográficas

Recientemente, la Asociación Española de Pediatría abogó por la humanización en la atención a los niños hospitalizados o que están en consulta.

Para la AEP es imprescindible garantizarles a todos, sin diferencias geográficas, su derecho a una sanidad que les evite el dolor y promueva su recuperación en un entorno lo más amigable posible.

La Asociación puso el acento también en el hecho de que los más pequeños son siempre la población más vulnerable y que introducir hábitos saludables es una inversión con resultados a largo plazo.

(1 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies