Inicio / Empresas / “Neuromanagement” o el cerebro como principal aliado de la empresa

“Neuromanagement” o el cerebro como principal aliado de la empresa

Actualmente vivimos un cambio de paradigma y la neurociencia cognitiva se ha convertido en herramienta fundamental para el éxito en la empresa según ha asegurado Lucía Sutil, directora del único máster oficial de “neuromanagement” que existe en España y que imparte la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid (URJC)

“Neuromanagement” o el cerebro como principal aliado de la empresa
Lucía Sutil, directora del master de neuromanagement de la URJC

Doctora en psicología, profesora del departamento de Economía de Empresa de la URJC y directora en la misma universidad del grupo de Investigación de Neurociencia, Empresa y Marketing, Sutil explica que descubrió que los directivos que acudían a su consulta “siempre venían por la misma razón: no saber gestionar sus acontecimientos vitales personales” lo que derivaba en “un descontrol emocional que acababa arruinando incluso los proyectos empresariales más prometedores”.

Se trata de algo “normal, teniendo en cuenta los vertiginosos cambios que sufre la sociedad de principios del siglo XXI”, a los cuales “no se puede hacer frente si uno continúa instalado exclusivamente en el antiguo paradigma empresarial newtoniano mecanicista” que implica un sistema de organización similar al de las máquinas: planificado, lineal, previsible, controlado y basado en el tener o el hacer.

En su lugar, “se está imponiendo el paradigma cuántico, que engloba al anterior pero entiende el sistema de organización como el de un ser vivo: imprevisible, inestable, autoorganizativo, sensible al cambio y basado en el ser”.

El saber como factor productivo

En la era de la agricultura, afirma Sutil, el factor productivo estratégico era la tierra o los recursos naturales, mientras que en la era industrial lo fue el capital y, hoy día, “el principio que marca la diferencia es el saber…, no el simple conocimiento, sino el conocimiento asumido, comprendido e incorporado a la persona”.

Por ello, solucionar una crisis empresarial “requiere un entrenamiento en la capacidad de cambio” que permita reeducar a los directivos de empresas y organizaciones para “abandonar jerarquías estancas e implicar a todos sus empleados en la participación, el compromiso y la responsabilidad activa en calidad, servicios y ventas”.

Entre las aplicaciones del “neuromanagement” figuran la gestión del cambio y la complejidad, aprender a dirigir y trabajar con las personas que forman parte del entorno laboral según sus características, desarrollar habilidades de liderazgo y motivación o utilizar herramientas del campo de la neuroimagen aplicadas al mundo empresarial y la mercadotecnia.

En España “somos los primeros en disponer de un máster de este tipo, aunque fue en Alemania donde se desarrollaron los trabajos pioneros” de una actividad que busca aprovechar todos los recursos del cerebro para ampliar el éxito en la actividad empresarial.

Los profesores pertenecen a un equipo multidisciplinar que incluye desde neurólogos hasta informáticos, pasando por físicos o médicos, todos enfocados hacia el objetivo de “convertir el cerebro en aliado de las compañías, en especial de las pymes”, precisa, “formando una generación de ‘neuromanagers’ capaces de gestionar sus empresas de verdad, haciendo consciente lo inconsciente que dirige su vida y, de paso, sus negocios”.

Estructuras cerebrales del ser humano

Sutil recuerda que “el ser humano no tiene una sino tres estructuras cerebrales: la arcaica o reptiliana gestiona el instinto, la límbica se encarga de las emociones y la corteza cerebral es la única que aplica la razón”.

El problema es que “el 99% de nuestras circunstancias vitales son dirigidas por cerebro reptiliano“, advierte, “y de ahí la necesidad de aplicar el ‘neuromanagement’ para dar luz al inconsciente del directivo y ayudarle a funcionar con la corteza cerebral”.

Detalle de un cerebro que se muestra en el Museo de la Evolución Humana inaugurado por la Reina Sofía hoy en Burgos.
EFE/Santi Otero

La ira y la rabia son dos de las emociones negativas “más peligrosas” para un ejecutivo, señala Sutil, pues conducen “directamente al fracaso empresarial”, por lo que es preciso aprender a manejarlas, “lo que no significa reprimirlas sino darles el cauce adecuado para vivirlas con intensidad sin que nos destruyan”.

El campo es amplio pues “desarrollamos investigaciones en distintas áreas como la realidad virtual o el mercado del ‘neuromarketing’ para estudiar cómo actúan los procesos cerebrales inconscientes en el consumidor”.

La creciente importancia de lo virtual se comprueba en el hecho de que los productos en la era de la globalización “no se eligen físicamente sino en el cerebro, como demuestran las colas con horas de espera de consumidores expectantes ante la aparición real de nuevos artículos tecnológicos que no son precisamente baratos”.

En el master de la URJC, que comenzará su tercera edición el próximo mes de septiembre, estudian “economistas y empresarios, pero también ingenieros, psicólogos o sociólogos…, muchos ya han aplicado exitosamente en sus empresas las técnicas aprendidas.”

Mientras prepara futuras colaboraciones con varias organizaciones americanas, Sutil pondrá en marcha en diciembre un curso universitario gratuito de introducción al “neuromanagement” a través del MOOC, el portal de enseñanza gratuita de internet que ofrece todo tipo de enseñanzas más orientadas hacia el aprendizaje que hacia la evaluación.

(No Ratings Yet)
Loading...
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies