Inicio / Empresas / Nestlé busca alternativas a la sal en sus productos en vistas a una mejor salud

Nestlé busca alternativas a la sal en sus productos en vistas a una mejor salud

Dentro de sus medidas para reducir la sal, línea en la que trabaja desde hace años, Nestlé inicia una colaboración con Chromocell Corporation, compañía estadounidense especializada en ciencias biológicas

El objetivo de este trabajo conjunto entre ambas empresas es identificar nuevos ingredientes potenciadores del sabor para los alimentos, de manera que se reduzcan los niveles de sal con un efecto positivo para la salud del consumidor.

Este proyecto de colaboración, informa la compañía, ayudará a Nestlé a mejorar aún más el perfil nutricional de sus productos, sin perjuicio de preservar los sabores a los que los consumidores están acostumbrados.

Chromocell, con sede en Nueva Jersey, utilizará su tecnología patentada ‘Chromovert’ para rastrear y detectar ingredientes que proporcionen sabores similares al de la sal, y que conduzcan al descubrimiento de nuevos sabores.

La colaboración de Nestlé con Chromocell, que se desarrollará durante los tres próximos años, se suma al exhaustivo trabajo que la Compañía lleva realizando ya desde hace años para reducir el contenido en sal de sus productos a escala global, ya sea adaptando los productos existentes o introduciendo otros nuevos.

Nestlé ha invertido 15 millones de dólares en esta investigación que está en línea con el objetivo de mejora continua del perfil nutricional de sus productos a nivel internacional.

Durante la última década, Nestlé ha reducido en más de 12.000 toneladas el contenido en sal de sus productos alimenticios a escala global.

Beneficios de la reducción del contenido en sal

El sodio, que se halla en la sal, es importante para controlar la cantidad de agua en el cuerpo, mantener estable el pH de la sangre, transmitir los impulsos nerviosos y ayudar a la contracción muscular, informa Nestlé.

Las sales sódicas están presentes en prácticamente todos los alimentos en mayor o menor medida, siendo la ingesta elevada de sodio un riesgo para la salud. La Organización Mundial de la Salud recomienda que los adultos no consuman más de una cucharilla de sal al día.

Además de los beneficios para la salud, hay otros buenos motivos para reducir el contenido en sal de los alimentos: la sal tiene un sabor característico que puede anular los demás sabores y puede enmascarar el sabor de hierbas o especias más delicadas.

Expertos culinarios y científicos de Nestlé trabajan conjuntamente y en colaboración con otras organizaciones en todo el mundo para encontrar nuevas formas de potenciar el sabor de los alimentos sin emplear sal.

 

(No Ratings Yet)
Cargando…