Inicio / Actualidad / Mutilación genital femenina: en contra de la salud y en contra de los derechos

Mutilación genital femenina: en contra de la salud y en contra de los derechos

Si la mutilación genital femenina se sigue practicando al ritmo actual, 68 millones de niñas pueden convertirse en nuevas víctimas antes de 2030, según la OMS. El portavoz de esta organización explica que esta práctica, que sirve para eliminar el placer sexual de la mujer, “no tiene justificación alguna, solo causa dolor y jamás debe practicarse”

La mutilación genital femenina, según la OMS, comprende todos los procedimientos consistentes en la resección parcial o total de los genitales externos femeninos, así como otras lesiones de los órganos genitales femeninos por motivos no médicos. No aporta ningún beneficio para la salud y la OMS ya alerta de que es una violación de los derechos de las mujeres y de las niñas.

Según World Vision, las cifras globales indican que cada 10 segundos en el mundo, los genitales de una niñas son mutilados.

En el Día Internacional de Tolerancia Cero contra la Mutilación Genital Femenina (MGF), hoy 6 de febrero, diversas ONG se han pronunciado contra esta práctica, entre ellas, Plan International, Cruz Roja Española, Medicusmundi y World Vision.

Datos preocupantes

Unas 200 millones de mujeres en el mundo, de las cuales, 44 millones son menores de 14 años, han sufrido mutilación genital, según estas fuentes.

Cruz Roja Española informa de que la MGF se centra en 29 países de África y Oriente Medio, aunque se trate de un problema universal, ya que también se da en algunos países asiáticos como La India, Indonesia, Iraq y Pakistán, así como en algunas comunidades indígenas de Latinoamérica. 

Esta ONG añade que la MGF persiste en las poblaciones migrantes que viven en Europa Occidental, en Norteamérica, Australia y Nueva Zelanda.

La OMS reafirma que la región con más casos es África Occidental, donde se calcula que más del 85 por ciento de las mujeres de entre 15 y 45 años la han sufrido, pero en la misma Europa se calcula que en comunidades de  migrantes hay 500.000 víctimas y alrededor de 180.000 niñas corren el riesgo de serlo cada año.

mutilación
44 millones de las mutilaciones se han practicado a niñas menores de 14 años/Cedida por World Vision

Plan International alerta de que 15 millones de adolescentes de entre 15 y 19 años están en riesgo de ser mutiladas genitalmente, cifras que pueden ser mayores ya que por lo general la mutilación se hace de manera clandestina y sobre todo en zonas rurales.

Hay casos de mutilación femenina que salen a la luz porque en algunas ocasiones, hay quien va a buscar ayuda al hospital de las ciudades, como ocurrió con Deeqa Dahir Nuur, una niña somalí de 10 años,  que murió desangrada tras ser sometida a la mutilación. 

“¡Mi mutilación debe ser cancelada!”

Aunque el parlamento de la Unión Africana (que no es jurídico sino consultivo) ratificó en 2016 la prohibición de la ablación en todo el continente, sí que es verdad que en la zona que abarca desde Senegal hasta Somalia (Sahel) es una práctica que se sigue llevando a cabo y muchas niñas  se convierten en una Deeqa en el silencio, señala en una nota Medicusmundi con motivo de este Día Mundial.

mutilación
La labor de concienciación que llevan a cabo diferentes organizaciones está surtiendo efecto/ Cedida por World Vision

En Etiopía, hay un Club de niñas formado por más de 50 chicas que luchan contra la mutilación genital femenina con el apoyo de Plan International.

Weynitu, de 12 años y miembro del club, explica a Plan International: “La fecha de mi mutilación ya había sido fijada cuando pusieron en marcha el Club de Niñas contra la mutilación genital femenina en mi escuela. Cuando empezaron a hablarnos sobre las consecuencias de la mutilación, solo había un pensamiento en mi mente: ¡mi mutilación debe ser cancelada! Afortunadamente, mis padres se informaron, me entendieron y apoyaron. Si mi futuro marido quiere una mujer mutilada, yo me negaré. Intentaré explicarle que es una violación de nuestros derechos. Solo podrá casarse conmigo si entiende mi decisión”.

El caso de Burkina Faso

Medicusmundi trabaja en Burkina Faso desde 1975 y han conseguido buenos resultados en este lugar. El país modificó su constitución en 1991 para adaptarla a la Declaración Universal de los Derechos Humanos, para garantizar así la igualdad entre personas y eliminar las discriminaciones. Pero lo más importante es que desde 1996 cuenta con una legislación específica que penaliza la realización de la mutilación genital femenina.

La organización trabaja y aborda diferentes campos para evitar esta práctica que va contra los Derechos Humanos:

Tratan de reparar las secuelas. Noelie Ouedraogu, a quien le practicaron la ablación con solo seis años, se enteró de la campaña de reconstrucción de clítoris y de las actividades de concienciación. Y así fue como Noelie llevó también a su marido para que comprendiera la gravedad de la situación. Hoy, los dos están de acuerdo en que sus hijas no pasarán por lo mismo.

Comadronas concienciadas: reciclaje laboral

Mali es un país donde muchas de las comadronas que realizaban la ablación se sensibilizaron y abandonaron esta práctica. Djeneba Diawara y Seliba Dembele son dos de estas comadronas que dejaron de mutilar después de una campaña de sensibilización llevada a cabo por World Vision. Desde entonces se han dedicado a disuadir a otras personas de continuar el rito y brindar a las practicantes actuales mejores oportunidades para ganarse la vida dignamente.

mutilación
Comadrona sosteniendo una cuchilla con la que practica la mutilación/ Cedida por World Vision

Entre las dos han conseguido que 27 practicantes cambien de oficio y abandonen la práctica de la mutilación. Diawara dice que los mensajes de World Vision le abrieron los ojos. “He visto las consecuencias devastadoras en la vida de las mujeres, especialmente cuando quieren dar a luz. Las mujeres que cortan a las niñas conocen la realidad y son conscientes de que pueden quitarles la vida en cualquier momento”, explicó.

Naimodú, otra comadrona que ha abandonado la práctica, ha recortado durante más de treinta años y estima que, con la misma cuchilla, ha mutilado a más de 40.000 niñas. 

Diferentes organizaciones, un mismo objetivo

mutilación
Dentro del quinto Objetivo de Desarrollo sostenible, se encuentra la eliminación de la mutilación genital femenina/Cedida por World Vision

Medicusmundi apuesta por contar con el conjunto de la población, ya que se está comprobando que los cambios de mentalidad positivos llegan con la correcta información y comprensión de mujeres y hombres, y no mediante la imposición. Han difundido su mensaje a través de diferentes medios como la radio o el teatro.

El trabajo de World Vision, sin embargo, tiene una estructura diferente. En primer lugar forman y sensibilizan sobre las consecuencias de esta práctica en la que también se involucra a hombres voluntarios, líderes religiosos y tradicionales, o incluso a las propias menores.

En segundo lugar, tratan de ayudar a las comadronas con formación y cesión de microcréditos para que al abandonar la práctica de la mutilación puedan crear nuevos negocios y no se sientan presionadas para volver a las mutilaciones.

La mutilación genital femenina puede causar hemorragias graves, quistes, infecciones e infertilidad, así como problemas en el parto. El quinto Objetivo de Desarrollo Sostenible es la Igualdad de género, que incluye entre sus metas acabar con la mutilación femenina infantil.

 

(4 votes, average: 4,75 out of 5)
Cargando…