Inicio / Mujer e infancia / Un enfoque integral de salud para las mujeres

Un enfoque integral de salud para las mujeres

El 70% de los empleos en el ámbito de la salud son desempeñados por mujeres. Sin embargo, las profesionales sanitarias han de enfrentarse diariamente a desafíos como las dificultades de conciliación laboral y familiar o de acceso a puestos de dirección. En el marco del Día de la Mujer, el I Congreso Mujeres en, por, para la Salud, analiza la situación actual en torno a la igualdad entre hombres y mujeres en el ejercicio de las profesiones sanitarias

Un enfoque integral de salud para las mujeres
Portada del cartel del I Congreso Mujeres en, por, para la salud

Los desafíos de las mujeres en el desempeño de profesiones sanitarias y sus repercusiones centraron el debate, el pasado sábado en Madrid, del I Congreso Mujeres en, por, para la Salud, impulsado conjuntamente por los colegios de Odontólogos y Estomatólogos; Farmacéuticos; y Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid (CPFM).

Esta iniciativa ha tenido como objetivo el debate sobre los retos legislativos en material de igualdad, así como ahondar en los desafíos diarios para las profesionales sanitarias, como la dificultad de la conciliación laboral y familiar o el acceso a puestos de dirección, entre otros.

El Congreso, presentado por la periodista y escritora Marta Robles, fue inaugurado por el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero.

Diferentes intervenciones y ponencias analizaron la salud en relación con la mujeres desde ángulos diversos y complementarios para ofrecer una radiografía de la situaicón actual.

Mujeres y cambio de paradigma

mujer
Imagen de grupo de las asistentes al Congreso Mujeres en, por y para la salud

La primera ponente, Belén Nogueiras, psicóloga y experta en dinámica de grupos de mujeres, realizó un recorrido histórico sobre la posición de la mujer en la ciencia y las adversidades que tuvo que superar para llegar la situación actual. “Conocer la historia es fundamental para comprender el momento actual”, señala.

No obstante, la psicóloga señala que aún no se ha alcanzado una igualdad efectiva: “Las mujeres somos mayoría en las facultades, pero no estamos en los puestos de responsabilidad y poder”.

En esta línea, la profesora de Filosofía Moral y Política de la Universidad Rey Juan Carlos, Ana de Miguel, elaboró un recorrido por la historia del feminismo, destacó que en el siglo XIX la mujer fue relegada al ámbito privado y se imposibilitó su formación universitaria, y agregó que los grandes filósofos, científicos y médicos del momento lo legitimaron.

Henar Sánchez, enfermera y presidenta de Forum F. Madrid, habló de los malestares cotidianos en la vida de la mujer. “El 80% de la sintomatología que acusan las mujeres no encuentra causa orgánica, según el Observatorio Salud Mujer y la última Encuesta Nacional de Salud; además, el 72% de las mujeres se siente agotada al final del día”, destacó.

Henar Sánchez también señaló que España es el país de Europa con mayor índice de estrés femenino y el 5º en el mundo.

“Los niveles de hormonas de estrés descienden en los varones cuando llegan a casa, al contrario que en las mujeres”. Esto se debe a que en ellas recae, mayoritariamente, la carga mental de las tareas cotidianas.

Entre las situaciones de vulnerabilidad relacionadas con el género que pueden causar enfermedad en las mujeres destacan el trabajo de ama de casa, los roles múltiples, la dependencia económica, las situaciones de abuso vividas en el pasado, los cambios de ciclo vital (como la menopausia) o la doble jornada (trabajo remunerado y labores de cuidado), entre otras, apuntó Henar Sánchez.

De hecho, con respecto al tema de los cuidados, se resaltó que es común que la mujer se descuide de proporcionárselos a sí misma. Concretamente, de la importancia del cuidado y del autocuidado habló Ana Isabel Álvarez, psicóloga de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) y especialista en psicooncología y cuidados paliativos.

“El autocuidado es fundamental para el bienestar y la consecución de la felicidad”, algo que, en su opinión, algunas mujeres no tienen en cuenta. Además, señaló que como la mujer es la gran proveedora de cuidados, el no poder seguir proporcionándolos en algún momento de su vida le genera mucho sufrimiento. “Ya no me puedo ocupar, ya no puedo hacer… Son frases muy repetidas. ¡Dejémonos cuidar!”.

Círculo vicioso de la falta de corresponsabilidad en las tareas de cuidadosmujer

Este reparto desigual de las tareas es uno de los principales impedimentos para la consecución de la igualdad. Mariano Nieto, miembro de la Red de Hombres por la Igualdad, destacó la importancia de la dimensión material de la corresponsabilidad, esto es, las condiciones legales que han de permitir este reparto igualitario de tareas. “Si la parte material no funciona, la afectiva se resiente”, dice.

Por ello, desde la Plataforma por Permisos Iguales e Intransferibles de Nacimiento y Adopción (PPIINA) proponen permisos de maternidad y paternidad iguales, intransferibles y retribuidos al 100%, que permitan que ambos miembros de la pareja puedan cuidar del bebé o hijo/a adoptado/a durante el mismo tiempo, y que elijan hacerlo de forma simultánea o consecutiva.

Los principales obstáculos a la corresponsabilidad a nivel material son la ausencia de servicios públicos gratuitos y de calidad para el cuidado de los niños de 1-3 años y para el cuidado de personas dependientes, los horarios laborales, la duración de las jornadas de trabajo. Por ello proponen la reducción de la jornada laboral a 35 horas semanales y la creación de redes de servicios públicos de calidad, expuso Nieto.

En este sentido, María Pazos, jefa de estudios de Investigación en el Instituto de Estudios Fiscales, subrayó: “Solo cuando se den las mismas condiciones para todos podremos culpar a los individuos por no responsabilizarse, pero ahora no es posible de forma material”.

No obstante, todo esto no permitirá alcanzar la igualdad si no se produce un cambio en la mentalidad y en la estructura social, como precisó Ana de Miguel.

Sumisión química y vulnerabilidad

mujer
Mª Dolores Moreno, directora del INTC –
Ministerio de Justicia) durante su intervención. Imagen: COEM

Por su parte, Mª Dolores Moreno, directora del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses (INTC), centró su intervención en la agresión y abuso sexual a mujeres a través de la administración de sustancias químicas.

“La sumisión química es un delito relativamente moderno, que se entiende por la administración sin consentimiento de sustancias (habitualmente el alcohol, las drogas habituales y los fármacos de uso común), que anulan la capacidad de la víctima con la intención de cometer un delito”, señala Moreno.

El primer caso documentado en España data del año 2004 (Hospital Clinic, Barcelona). El caso típico de abuso por sumisión química es el de un agresor que vierte una sustancia en la bebida de la víctima, consiguiendo que esta pierda el conocimiento o la capacidad de defenderse para así abusar de ella.

El consumo de sustancias está implicado en el 30% de las denuncias por agresión sexual, según el INTC. 

Entre las dificultades para investigar este delito, la directora del INTC indicó que, por un lado, está el retraso por parte de la víctima en denunciar los hechos, sumado a las dificultades en el reconocimiento del delito y de análisis.

“Los profesionales sanitarios muchas veces no son capaces de identificar un posible caso de abuso por sumisión química y, además, las sustancias implicadas desaparecen rápidamente del organismo”, comentó.

Asimismo, es vital que transcurra el menor tiempo posible entre el suceso y la toma de muestras por parte del laboratorio (una demora que, según estima, se alarga hasta en 18 horas tras el suceso).

Adaptación del diseño al ejercicio profesional de la mujer

La odontología, entre otras profesiones sanitarias, posee una presencia eminentemente femenina, sin embargo, en el entorno de trabajo “no se sigue el principio del diseño y se da por hecho que es la mujer quien se adapta”, manifiestó Laura Ceballos, profesora titular de Patología y Terapéutica Dental en la URJC.

En su ponencia, Ceballos denunció que, pese a la alta presencia femenina, “el equipamiento no está diseñado para ellas”. Por ejemplo, la bata, que hasta hace unos años estaba pensada solo para los hombres sin pensar en la morfología femenina o los pijamas de un solo uso, “que siguen siendo unisex, es decir, para hombres”, apostilla.

“La mayoría de ingenieros que diseñan los instrumentos y aparatos son hombres. Debemos huir del victimismo y hacer un esfuerzo por crear un entorno de trabajo más adaptado a nosotras”, aseveró Ceballos.

Salud y pobreza

La médico misionera Cristina Antolín, tras tres décadas de asistencia sanitaria en Camerún y República Democrática del Congo (África), centró su intervención en las dificultades de ejercer su profesión en una sociedad en la que el trabajo se veía cuestionado por ser mujer, así como las dificultades en la asistencia sanitaria debido a la escasez de personal y de infraestructuras adecuadas.

“África es una sociedad machista, en donde la mujer no tiene dignidad por sí misma, sino que es valorada por los hijos que tiene, por lo que no trabaja, no tiene derechos, es comprada por el hombre… Mi presencia hace 32 años en los pasillos en el quirófano de un hospital de la selva inducía a a la gente a decir de mí que yo era un hombre”.

Asimismo, la mortalidad materno-infantil es muy elevada. “En 2015, solo en Camerún, se produjeron casi 600 muertes en madres por cada 100.000 niños nacidos y 150 muertes de niños entre 0 y 5 años”, contó la religiosa.

Por otro lado, “el cáncer está siendo un gran desastre y está aumentando de manera vertiginosa con 12.000 nuevos casos registrados cada año en Camerún”, lamentó.

El suelo pélvico, ese gran desconocido

“Muchas mujeres piensan que tener incontinencias es normal. Puede que sea frecuente, pero las disfunciones del suelo pélvico no son normales, y esto es un mensaje que debemos dejar bien claro”, sostuvo Virgina Urcelay, especialista en suelo pélvico y en embarazo, parto y postparto.

“El 75% de las mujeres va a sufrir algún episodio de incontinencia urinaria a lo largo de su vida”, alertó la especialista.

Si bien es cierto que las patologías del suelo pélvico no son solo un problema de mujeres, “en el caso de las mujeres, estas se ven más afectadas por problemas como los cambios hormonales, embarazos, partos, episiotomía, fórceps, menopausia…”, afirmó Urcelay.

Una serie de alteraciones a lo largo de la vida de la mujer que pueden “condicionar enormemente su calidad de vida”. Por ello, es imprescindible, a juicio de la especialista, “promover la prevención y el conocimiento del suelo pélvico desde edades tempranas, evitar el estreñimiento, la obesidad, el tabaquismo, deportes de impacto y los abdominales clásicos que nos pueden llegar a perjudicar”.

Alcancemos nuevas metas

El cierre del Congreso corrió a cargo de Teresa Perales, ganadora de 26 medallas paralímpicas en natación, escritora y coach. En su “taller de empoderamiento”, compartió el triunfo de su lucha interior y lanzó un mensaje de motivación y superación para alcanzar nuestras metas.

mujer
Imagen cedida: COEM
(No Ratings Yet)
Loading...

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies