Inicio / Blog / La mujer frente a las enfermedades respiratorias

La mujer frente a las enfermedades respiratorias

play La mujer frente a las enfermedades respiratorias

El doctor Julio Ancochea Bermúdez, jefe del Servicio de Neumología del Hospital Universitario La Princesa, sienta cátedra en el Gran Café Gijón de Madrid, donde todos los sueños se hacen realidad en nuestra imaginación, para hablar de las enfermedades respiratorias bajo la perspectiva del género femenino con la doctora Tamara Alonso Pérez.

Neumóloga especialista de La Princesa tanto en epoc (enfermedad pulmonar obstructiva crónica) como en enfermedades pulmonares intersticiales difusas (alrededor de 150/200 tipos de EPID, de las que solo se conoce la causa en un 35% de los casos), la doctora Alonso Pérez es profesora asociada en Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM).

La madrileña Tamara Alonso se licenció en Medicina y Cirugía por la Universidad Autónoma e hizo el MIR de Neumología en La Princesa. Además, realizó una estancia en el  Royal Brompton Hospital de Londres y desarrolló sus conocimientos en un programa para la atención integral de los pacientes con esclerosis tuberosa en el Hospital Niño Jesús de Madrid.

Entre otras actividades o títulos, Alonso participa en el Programa Asistencial Integrado del Paciente Crónico Complejo (PAI-PCC) y es autora o coautora de 22 publicaciones, documentos científicos y técnicos, destacando su artículo científico “Chronic obstructive pulmonary disease in Women. Is it different?” publicado en Archivos de Bronconeumología en 2016.

Doctora Alonso Pérez y doctor Julio Ancochea.
Nuestra protagonista no solo presenta sus trabajos en congresos nacionales e internacionales, sino que también es la coordinadora EPOC en la Sociedad Madrileña de Neumología y Cirugía Torácica (Neumomadrid). EFE/C. Tromper

Ideas fuerza sobre mujer y enfermedades respiratorias

EPOC

  • Los síntomas de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica son insidiosos. En la mayoría de los países es difícil un diagnóstico específico, pero se ha de sospechar ante un paciente que presenta tos, expectoración crónica, que tiene dificultad de respirar -disnea-, o que refleja dolor torácico asociado al humo del tabaco.
  • Estos síntomas indicarían la oportunidad y la necesidad de realizar una espirometría con prueba broncodilatadora, estudio sencillo, fácil y eficaz que confirma de manera objetiva la existencia de una obstrucción al flujo aéreo. La espirometría diagnostica la EPOC y su gravedad en el paciente.
  • El envejecimiento de la población y la incorporación de la mujer al hábito tabáquico hacia finales de los setenta, y sobre todo en las décadas de los ochenta y noventa, ha dado lugar a un aumento notable de las enfermedades respiratorias relacionadas con el tabaquismo femenino.
  • La epoc en la mujer está bastante infradiagnosticada en todo el mundo. En España, en torno al 86% (se llega al 73% de los casos entre la población masculina y femenina). Esta enfermedad la padecen el 10,2% de los españoles (15,1% en varones y 5,7% en mujeres) de entre 40 y 80 años de edad y provoca la muerte de 18.000 personas al año, 50 cada día.
  • “Hemos comprobado que en una consulta de atención primaria o de la especialidad de neumología la mujer tiene menos probabilidades que un hombre de recibir un diagnóstico provisional de epoc hasta que no se le realiza una prueba de espirometría. Es trabajo de tod@s mejorar esta sospecha clínica inicial“, destaca la Dra. Alonso Pérez.
  • Fuman el 26% de los españoles; un 29% de hombres y un 22% de mujeres… pero se está produciendo un fenómeno inquietante entre los más jóvenes: Las chicas adelantan a los chicos (9%-8%) y en la horquilla entre diez y quince años les superan en dos puntos (4,5%-2,5%). La edad media de inicio del tabaquismo se ha situado en los 13,9 años.

La doctora Tamara Alonso Pérez.

  • Numerosos estudios han evaluado la existencia de una mayor susceptibilidad en las mujeres a los efectos nocivos del tabaco, que vendría determinada por tres factores:

  • Anatómicos. Vías aéreas de menor tamaño.

  • Genéticos. Al igual que afroamericanos y personas con antecedentes de madre fumadora, o  con enfermedades respiratorias durante la infancia, desarrollan patología en modo más severo).

  • Hormonales. Los estrógenos activan la enzima citocromo P450, “lo que va a metabolizar diferentes componentes del cigarrillo, dando lugar a diferentes sustancias carcinogénicas y tóxicas”, señala.

  • Según los resultados de alguno de estos estudios, las mujeres tienen valores inferiores de función pulmonar medida por el volumen espiratorio forzado en el primer segundo (FEV1) y formas más severas de la enfermedad con un nivel de exposición tabáquica más bajo.

  • Las mujeres, habiendo fumado en ocasiones menos que los varones, no solo desarrollan modos más severos de epoc, sino que su expresión clínica también es diferente: “La mujer tiene mayor grado de disnea para igual obstrucción al flujo aéreo. Además, expectoran y tosen menos que los varones”, distingue.
  • Las patologías cardiovasculares son menos prevalentes en las mujeres con epoc, mientras que la osteoporosis y los trastornos de la esfera activa, ansiedad y depresión, son comorbilidades más frecuentes en mujeres que en varones; lo que influye en el control de los síntomas, en su calidad de vida y en el pronóstico de la enfermedad.

  • Los programas de rehabilitación respiratoria en la mujer con epoc tienen un beneficio inicial superior al de los varones, pero se igualan en el largo plazo.
  • La menstruación, la maternidad y la menopausia condicionan a la epoc, como en otras enfermedades, a lo largo de su evolución. A partir de la menopausia, se va eliminando el escudo protector estrogénico, condición que se nota en un aumento de los episodios cardiovasculares y, sobre todo, en la incidencia de la osteoporosis.
  • “Por lo tanto, el tratamiento de la mujer con epoc debe ser integral y transversal“, subraya la doctora Alonso.

La doctora Tamara Alonso Pérez.ASMA

  • El asma es una enfermedad crónica que se caracteriza por ataques recurrentes de disnea y sibilancias. Los síntomas pueden sobrevenir varias veces al día o a la semana, y en algunas personas se agravan durante la actividad física o por la noche.
  • Durante un ataque de asma, el revestimiento de los bronquios se inflama, lo que provoca un estrechamiento de las vías respiratorias y una disminución del flujo de aire que entra y sale de los pulmones.
  • El asma se puede definir como una enfermedad inflamatoria crónica de las vías respiratorias, en cuya patogenia intervienen diversas células y mediadores de la inflamación, condicionada en parte por factores genéticos y que cursa con excesiva respuesta bronquial y una obstrucción variable del flujo aéreo, total o parcialmente reversible, ya sea por la acción medicamentosa o espontáneamente.
  • La prevalencia de asma en la infancia es mayor en varones que en mujeres (2:1) pero esta relación se invierte progresivamente a partir de los 15 años de edad (1:1).
  • Según múltiples estudios, las mujeres puntúan más síntomas que los hombres y tienen peor calidad de vida con una función pulmonar similar, utilizan más los recursos sanitarios, realizan un mayor número de visitas no programadas y un mayor uso de medicación. También, las mujeres ingresan más en los hospitales por exacerbaciones que los hombres.
  • La clave estaría de nuevo en su sistema hormonal, en el tamaño de la vía aérea, en el incremento de la percepción de la obstrucción al flujo aéreo, por una mayor exposición e hipersensibilidad a los alérgenos de interior, e incluso por un tratamiento menos adecuado, o por desigualdades sociales.
  • Según un estudio, el mayor porcentaje de ingresos hospitalarios por crisis asmáticas podría explicarse, en parte, por una mala autopercepción de la gravedad que lleva, consecuentemente, a un retraso en acudir a Urgencias, debido a la frecuente coexistencia de síndrome de hiperventilación (respiración rápida y profunda).
  • “Es conocido que la prevalencia de la ansiedad o la depresión es mayor entre las mujeres”, apunta la doctora.

La doctora Tamara Alonso Pérez.BRONQUIECTASIAS

  • Las bronquiectasias (BQ) son dilataciones irreversibles de los bronquios y bronquiolos ocasionadas por la destrucción del componente elástico y muscular de la pared bronquial. Son la consecuencia final de muchas patologías que originan, en primera instancia, el daño de los mecanismos de defensa bronquiales, la alteración del sistema mucociliar o la retención de secreciones; y, a continuación,  la colonización bacteriana.
  • Se estima que prevalencia de las BQ oscila entre 25 y 272 casos por cada 100.000 habitantes, según el grupo de edad estudiado. Con el envejecimiento de la población, el aumento de las patologías crónicas y especialmente con la aparición de la tomografía computarizada de alta resolución (TCAR) se identifican muchos más casos, por lo que la prevalencia tiende a aumentar de forma considerable.
  • “Cuando se analizan las diferencias de género se observa una mayor prevalencia de la mujer en algunas de las etiologías como las postinfecciosas, secundarias a asma, a enfermedades crónicas y sistémicas, y en las idiopáticas.
  • En la mujer con bronquiectasia se detectan mejores datos de función pulmonar y una menor mortalidad comparada con el hombre; sin embargo, se han descrito mayores tasas de depresión y peor calidad de vida medida por un cuestionario específico sobre la tos y la expectoración.
  • La práctica clínica sugiere que un episodio de tos intensa, en algunos casos, puede acompañarse de pérdida del control del esfínter de la vejiga urinaria, con lo que ello comporta para la mujer.
  • “En una valoración social, las mujeres llevan peor esta tos y la expectoración, lo que influye en su calidad de vida y en el pronóstico de la enfermedad”, señala la neumóloga de La Princesa.
  • Así mismo, se ha descrito un retraso del diagnóstico significativamente mayor en mujeres, superior a dos años, con lo que se demora la implementación de protocolos de seguimiento y tratamientos específicos para las pacientes con bronquiectasias.

La doctora Tamara Alonso Pérez.APNEA DEL SUEÑO

  • Las apneas-hipopneas del sueño (SAHS) se caracterizan por la obstrucción reiterada de la vía respiratoria superior, en la zona de la faringe, lo que provoca paradas respiratorias que duran alrededor de 10 segundos o más; hecho que se llega a repetir hasta 30 veces en los casos más extremos. La respiración recuperará la normalidad con un ronquido fuerte o con un sonido gutural.
  • Un estudio publicado en la revista Lancet ha estimado que este síndrome es relevante cuando la cadencia es de 15 paradas a la hora, dato que indicaría, por equivalencia, que la sufren en España el 40% de los varones adultos y en torno al 20% de las mujeres, especialmente a partir de la menopausia.
  • “Tenemos diferencias a pesar de que la apnea del sueño haya sido mucho más prevalente en los hombres. Tal vez se deba, entre otras causas, a que la sospechamos poco en la mujer. El aumento de su somnolencia o de su cansancio puedan confundirse con otras patologías”, apunta.
  • “Con la apnea del sueño, también aumenta el riesgo de enfermedad cardiovascular y cerebrovascular en las mujeres, por lo que quizá habría que implementar cuestionarios de cribado específicos en las consultas médicas o acciones concretas para su diagnóstico”, añade.

La doctora Tamara Alonso Pérez.LINFANGIOLEIOMIOMATOSIS

  • La LAM, que afecta principalmente a las mujeres en edad fértil con una edad media de 35 años, se caracteriza por la proliferación atípica de células musculares lisas que destruyen de forma progresiva el parénquima pulmonar (bronquios, bronquiolos, alveolos, vasos sanguíneos y vasos linfáticos); tejidos que aseguran los intercambios gaseosos.
  • Las enfermedades pulmonares intersticiales difusas constituyen un grupo muy heterogéneo de procesos que presentan características clínicas, radiológicas y funcionales comunes. Se han descrito unas 200 tipologías, y la linfangioleiomiomatosis representa menos del 1% de ellas, casi ningún caso de LAM en varones.
  • Una paciente presentará síntomas de disnea o falta de aire, y tos. También es habitual que haya sufrido algún episodio de neumotórax (acumulación de aire en la cavidad de la pleura).
  • Con estos síntomas, sea la paciente fumadora o no, o haya padecido alguna enfermedad respiratoria, el éxito del diagnóstico precoz se situará en una buena historia clínica, pruebas funcionales respiratorias complementarias y una exploración del tórax con radiografías y TAC.
  • “Son mujeres jóvenes que verán crecer a sus hijos -mencionan al unísono ambos neumólogos-. La LAM es el paradigma de la enfermedad en la mujer. Es una enfermedad grave con consecuencias terribles, llegando a la necesidad de un trasplante de pulmón”.
  • Hasta hace pocos años, el tratamiento se basó en terapias de efecto antiestrogénico, como puedan ser el tamoxifeno, la progesterona, los análogos de la GNRH -hormonas- o la ooforectomía -extirpación de los ovarios-. Sin embargo, todo ha cambiado con el fármaco Sirolimus (Rapamicina).
  • El estudio MILES de 2011, publicado en New England Journal of Medicine, revolucionó el tratamiento de la linfangioleiomiomatosis. Sirolimus ha conseguido una mejoría sustancial en la función pulmonar de las pacientes, pero todavía no está estandarizado en Europa.

La doctora Tamara Alonso Pérez.CÁNCER DE PULMÓN

  • Este tumor maligno es el responsable del fallecimiento de 1,4 millones de personas en todo el mundo, 20.000 de ellas en España (18.000 hombres y 2.000 mujeres). La prevalencia en las mujeres, alrededor del 12% de los casos, se incrementa de forma progresiva año a año.
  • El cáncer de pulmón es la primera (EE.UU.) o segunda causa de muerte (España) en la mujer, con el cáncer de mama por delante o por detrás. Fumar es el principal detonante del cáncer de pulmón, 90% de los diagnósticos, además de provocar múltiples enfermedades respiratorias.
  • “Cualquier iniciativa contra el hábito tabáquico se queda corta. La prevención y la deshabituación son dos focos estratégicos ineludibles. De hecho, una mujer que consigue dejar el tabaco, que suele ser en menor número de ocasiones respecto a los varones, mejorará mucho más en su salud y en su calidad de vida general”, atestigua la doctora Tamara Alonso.

Para finalizar la entrevista, enmarcada en la “Cátedra UAM Linde Healthcare Integra” de la Universidad Autónoma de Madrid, el doctor Julio Ancochea efectúa un pequeño cuestionario a su invitada, Tamara Alonso Pérez, “una emprendedora”, con el fin de realzar su perfil médico más humano.

Tamara es “la clásica chica de barrio” a quien la Medicina, la neumología y el Hospital de La Princesa “le han robado parte de su corazón a la vez que han confirmado su vocación, su dedicación y su entrega a los pacientes o le han hecho demostrar ese compañerismo irreemplazable de la profesión”, señala el doctor Ancochea.

¿Y además de investigar tocas el piano?… “Ahora, muy poco; solo de vez en cuando, como buena aficionada, en mis ratitos libres”, respuesta que aprovecha el neumólogo jefe para proponer a efesalud que “no estaría de más contar con un piano de cola o sin ella para futuras entrevistas”.

A ella le encanta viajar a su León materno-paterno o a la maravillosa serranía de Madrid, pero desde hace un tiempo se le ha descolocado el rumbo norte de su brújula interior y la flecha, como buena hija de San Valentín, se ha desviado unos cuantos grados para clavarse sine die en el País Vasco, donde está su Mikel, el hombre que le hace feliz entre compás y compás.

¿Por qué estudiaste Medicina?… “Cuando tenía poco más de diez años tuve la suerte de fijarme en cómo me atendía mi pediatra y entonces decidí que yo quería ser como él, más que un médico alguien familiar. Le admiraba personal y profesionalmente”.

¿Neumología, entonces?… “Al estudiar en la Autónoma me correspondía el Hospital de La Princesa. Durante las prácticas me quedé atrapada por la Neumología; una especialidad poco conocida, pero preciosa. Desde aquel momento me dedico a las enfermedades respiratorias en el mejor hospital”.

¿Una canción, una película y un libro?… “‘Amiga mía’, interpretada por Alejandro Sanz. ‘Salvar al soldado Ryan’, protagonizada por Tom Hanks. Y ‘El niño con el pijama de rayas’, escrito por John Boyne; una mirada del holocausto judío a través de los ojos de dos niños inocentes que nos hace reflexionar profundamente”.

¿Un personaje en tu vida?… “Como no puedo citar a mi jefe de Servicio -el doctor Julio Ancochea- mencionaré a una mujer luchadora y vital, la Madre Teresa de Calcuta; un referente para todos y todas”.

¿Una frase que defina tu filosofía de vida?… “La constancia y el trabajo marcan la diferencia, aunque unas veces alcances el éxito y otras coseches fracasos”.

La última, ¿qué te hace feliz?… “Mi trabajo, mi familia, mi novio y hacer las cosas que me gustan. Soy feliz, en general”.

El doctor Julio Ancochea Bermúdez
El doctor Ancochea busca “fomentar la docencia, la investigación y la difusión de los conocimientos en Neumología a la vez que profundizar en el manejo integral y personalizado de los pacientes respiratorios; sobre todo escribir un futuro mejor para los que estén afectados de manera crónica… una tarea de todos y todas, un esfuerzo compartido que vendrá de la mano de la prevención, de la investigación, de la innovación, del desarrollo e implementación de nuevas tecnologías, buscando un equilibrio entre lo tecnológico y lo humano, lo personal”. De ahí proyectos como “Be Neumo, Be You”. EFE/D.Talles

 

¿Quieres saber algo más de la Dra. Tamara Alonso Pérez?

(No Ratings Yet)
Loading...

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies