Inicio / Cáncer 360 / ¿Funcionará la inmunoterapia en el mesotelioma, el cáncer del amianto?

¿Funcionará la inmunoterapia en el mesotelioma, el cáncer del amianto?

El mesotelioma es un cáncer torácico originado, en la gran mayoría de los casos, por la exposición continuada al amianto. Averiguar si responde a la inmunoterapia, que desbloquea el sistema inmune contra el cáncer, es el objetivo de una investigación de la Clínica Universidad de Navarra para así encontrar nuevas estrategias contra un tumor que no siempre reacciona a la quimioterapia

¿Funcionará la inmunoterapia en el mesotelioma, el cáncer del amianto?
EFE/Alfredo Aldai

El mesotelioma no está considerado como un cáncer de pulmón en sí, aunque se origine en la pleura, la membrana que recubre los pulmones y la cavidad torácica, y es un tumor poco frecuente.

El amianto es un mineral empleado como aislante en materiales de construcción que se utilizó en todo el mundo en los años 60 y 70 hasta que fue prohibido en los países desarrollados.

También el amianto es causante de cánceres de pulmón y periotoneal, entre otros.

Muchos de los pacientes inhalaron este material en sus puestos de trabajo, por lo que está catalogado como una enfermedad profesional que aparece después de un periodo de latencia de entre 20 y 40 años desde la exposición.

“Es un tumor agresivo en el sentido de que no siempre responde a la quimioterapia, pero no crece excesivamente rápido y aunque puede haber metástasis en otros órganos suele progresar más a nivel local”, explica el doctor Miguel Fernández de Sanmamed del Departamento de Oncología de la Clínica Universidad de Navarra.

Por eso es necesario encontrar nuevas estrategias de tratamiento y una de ellas puede ser la inmunoterapia que ya ha aumentado la supervivencia en casos avanzados de cánceres de pulmón o melanoma, entre otros.

El contexto inmune del mesotelioma

El primer paso es estudiar el contexto inmune del mesotelioma, conocer si tiene o no células inmunes y, si las tiene, por qué no están funcionando.

“Primero tenemos que entender el contexto inmune del mesotelioma y, a partir de ese mayor conocimiento, buscar fórmulas para potenciar el sistema inmune basado en el problema específico de cada paciente”, explica el doctor, que forma parte del equipo investigador conformado por especialistas de la Clínica Universidad de Navarra y del Centro de Investigación Médica Aplicada (CIMA) de la Universidad de Navarra.

Por eso, averiguarán si es un tumor que expresa habitualmente PDL-1, PD-1, LAG-3 y TIM-3, las vías conocidas que potencialmente pueden inhibir la respuesta inmune del organismo contra las células cancerígenas y que son las dianas contra las que se dirigen varios de los fármacos inmunoterápicos que ya han mostrado eficacia en otros cánceres.

“Pero nuestra intención es también descubrir nuevas vías de regulación inmune que podrían ser dominantes en este tumor y proponer así ensayos clínicos más personalizados”, apunta el doctor.

Amianto cáncer, mesotelioma
EFE/ADRIAN RUIZ DE HIERRO

Un pico de incidencia

La Clínica Universidad de Navarra cuenta con un número suficiente de casos para comenzar el estudio. De hecho, se parte de las muestras de casi cien pacientes y se espera poder ir aumentando ese número.

El primer paso es construir un microarray tisular en el que se pueda analizar el infiltrado inmune de los tumores de forma masiva para así clasificarlos con mayor precisión en función de tipo de células inmunes que contengan.

Estas primeras pruebas comienzan gracias al impulso de la Asociación Navarra de Amianto, Nuevo Amanecer Respirando (ANANAR) que ha donado 5.000 euros a la Universidad de Navarra.

Además, esta investigación se enmarca en un momento en el que se espera que haya un pico de incidencia del mesotelioma ya que ahora se están diagnosticando casos que se expusieron al amianto en los años 70 en España, el momento de mayor uso de este material, y dado que el periodo de latencia de este tumor se puede alargar entre 20 y 40 años, según el doctor Fernández de Sanmamed.

Por tanto, el mesotelioma se diagnostica habitualmente en la quinta década de vida y en hombres en la gran mayoría de los casos debido a la relación laboral con el amianto, según datos de la Asociación Española contra el Cáncer (AECC).

Actualmente, en España la tasa de incidencia se sitúa en torno a los 0,35 casos por cada 100.000 habitantes-año y es responsable del fallecimiento de cinco personas por cada millón de habitantes, apunta la citada asociación en su página web.

(1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…