Inicio / EFE Salud recomienda / Meningitis, el “coco” de los pediatras

Meningitis, el “coco” de los pediatras

Se puede contraer a cualquier edad pero los grupos de mayor riesgo son los niños de hasta cinco años y los jóvenes de entre 15 y 24. Es especialmente frecuente en niños lactantes, en donde la mortalidad es mucho mayor

La meningitis es una inflamación de las meninges, las membranas que cubren el cerebro y la médula espinal. Una enfermedad poco frecuente pero potencialmente letal.

La causa es una infección. Los principales responsables son los virus y las bacterias, aunque en raras ocasiones se debe a otros organismos como los hongos tipo Cándida.

  • La meningitis viral representa alrededor del 80% de los casos de meningitis. Casi siempre es benigna y no hay tratamiento; tienden a curarse solas sin dejar secuelas.
  • La meningitis bacteriana tiene una incidencia de entre 20 y 100 casos por cada cien mil nacidos vivos. El organismo principal que la causa es el Meningococo, entre ellos el del tipo B, el único para el que no existe vacuna.
  • El 25% de los adolescentes y alrededor de un 10% de los adultos somos portadores del meningococo en la garganta sin tener ningún síntoma. Al hablar, toser, estornudar lo eliminamos al medio ambiente por lo que se contagia vía aérea.

El problema es que los síntomas no son exclusivos de estas enfermedades, por lo que se pueden confundir con infecciones menos graves. Los síntomas se desarrollan entre 1 ó 2 días, incluso pueden aparecer en pocas horas. Son parecidos a los de la gripe: vómitos, cansancio y fiebre. También son muy frecuentes los dolores de cabeza y la rigidez en la nuca.

En los recién nacidos y los niños, los síntomas son difíciles de detectar ya que son poco fiables: inactividad, fiebre alta, dolor intenso de cabeza, destemplamiento, sarpullido, molestia ante luces intensas, confusión o dificultad para despertar.

Un síntoma físico evidente de esta enfermedad son las llamadas petequias, pequeñas manchas en la piel de color rojo que si al presionar con un vaso de cristal o con la mano no se diluyen, suponen un mal diagnóstico y condicionan una negativa evolución.

Es imprescindible recalcar la importancia del tiempo. La meningitis bacteriana puede llevar a la muerte en horas, por ello el diagnóstico y el tratamiento a tiempo son vitales. Llegar antes es imprescindible. El 75% de los fallecimientos actuales se podrían evitar llegando antes al hospital. Cuando el tratamiento es inmediato, más del 90% de las personas que padecen meningitis bacteriana sobrevive. Ainhoa tuvo la suerte de llegar a tiempo, sin embargo no se pudo evitar que la enfermedad le dejara secuelas neurológicas.

Existen vacunas contra el meningococo tipo A y C. El problema está en que hoy en día no existe vacuna contra los meningococos del grupo B. Este meningococo es el más letal de todos.

Es la meningitis más difícil de atacar ya que la bacteria no responde al tratamiento. Actualmente existen laboratorios que están desarrollando la vacuna por lo que próximamente estará disponible. Con esta vacuna no se terminará con este tipo de meningitis pero sí que se podrán evitar hasta un 70% de los casos.

 

(No Ratings Yet)
Loading...
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies