Inicio / Actualidad / Las medidas de la nueva normalidad se mantendrán hasta la derrota total del virus

Las medidas de la nueva normalidad se mantendrán hasta la derrota total del virus

Las medidas de prevención, contención y coordinación que se aplicarán en la nueva normalidad se mantendrán hasta la derrota total del virus, cuando haya una vacuna o un tratamiento eficaz. Mascarillas, distancia física de 1,5 metros y lavado de manos, han llegado para seguir mucho tiempo con nosotros

repunte contagios coronavirus
Imagen de terrazas de bares en el madrileño barrio de Lavapies en el primer fin de semana en el que Madrid se encuentra en fase 1 de desescalada. EFE / Victor Lerena.

Tendremos que acostumbrarnos en la nueva normalidad a unas pautas de relación y comportamiento social similares a las de la desescalada.

La distancia de seguridad de 1,5 metros, el uso obligatorio de mascarilla cuando no se pueda garantizar esta distancia, el lavado de manos frecuente y la higiene en espacios públicos y privados no decaerán en los próximos meses, ni mucho menos.

Es más, seguirán vigentes mientras no haya una vacuna eficaz contra el virus o un tratamiento efectivo, y esto no se vislumbra en el horizonte, a pesar de las numerosas investigaciones científicas que se realizan para conseguirlo.

Hoy, el Consejo de Ministros ha aprobado el decreto ley que regula las medidas a aplicar en la llamada nueva normalidad, que en España comenzará, seguramente, a partir del 21 de junio, punto y final de más de tres meses de estado de alarma.

De ello ha informado en rueda de prensa, tras el Consejo, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, en una comparecencia con la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, y el vicepresidente segundo y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias, quien ha presentado el proyecto de ley de protección a la infancia y adolescencia.

gobierno nueva normalidad
La portavoz del Gobierno, María Jesús Montero; el vicepresidente tercero del Ejecutivo, Pablo Iglesias (i), y el ministro de Sanidad, Salvador Illa, durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros. EFE/J.J. Guillén

“Nos queda un recorrido corto para llegar a la nueva normalidad de forma segura, con cautela y prudencia. Mientras no tengamos una vacuna o un tratamiento eficaz, el virus será una amenaza para nuestra salud; y el papel de cada uno de nosotros será clave, sin bajar la guardia ni actuar de manera ligera”, ha resumido la portavoz y ministra de Hacienda.

Distancia física de 1,5 metros, mascarillas y lavado de manos seguirán siendo indispensables

El ministro Illa ha presentado el decreto de medidas de prevención, contención y coordinación de la nueva normalidad.

“Desde el 14 de marzo, España ha sufrido uno de los confinamientos más duros del mundo, por ello la desescalada puede ser más segura y rápida”, ha valorado.

“La vigencia del decreto será hasta que el Gobierno declare el final de la emergencia sanitaria” y haya una vacuna o un tratamiento contra la COVID-19, ha resaltado.

  • Entre las medidas de prevención e higiene que contempla el decreto, figuran el uso obligatorio de mascarilla si no se puede guardar la distancia física de 1,5 metros, el lavado de manos y la etiqueta higiénica en espacios públicos y privados.
  • El cuidado de estas normas de seguridad en centros de trabajo, docentes. hoteles, comercios, hospitales y todos los lugares públicos.ç
  • La coordinación para que las residencias de mayores cuenten con recursos sanitarios y planes de contingencia ante posibles rebrotes.
  • El Consejo Superior de Deportes decidirá sobre asistencia a partidos de fútbol y baloncesto, tras consulta con las CCAA, ministerio de Sanidad y los organizadores de las competiciones.
  • En los transportes con asiento preasignado, serán obligatorio mantener los datos de identificación de los viajeros un mes ante posibles casos de contagio.
  • Se mantendrán las medidas de detección precoz y de vigilancia epidemiológica, y se realizarán pruebas diagnósticas PCR tan pronto como sea posible ante casos sospechosos tanto en la red de atención primaria como de asistencia hospitalaria.

El decreto, ha dicho Illa, se ha tratado con las CCAA y las fuerzas políticas; el ministro ha insistido en que en la nueva normalidad “es más necesaria que nunca” la responsabilidad individual y social.

21 de junio, nueva normalidad

“Creo que el 21 de junio toda España estará en condiciones de acceder a la nueva normalidad y se levantará el estado de alarma. Esperemos que no se revierta ninguna situación. No nos temblará el pulso para tomar decisiones en defensa de la protección de la salud de los ciudadanos”, ha resaltado el  ministro de Sanidad.

Illa ha recordado que en la fase 3, los presidentes autonómicos tienen pleno gobierno de sus territorios y pueden decidir sobre movilidad y fin del estado de alarma. “Si se levanta el estado de alarma podrá haber movilidad sin restricción”, ha dicho, y ha insistido en la responsabilidad de los ciudadanos para cumplir las normas de seguridad y protección.

Sobre la reapertura de fronteras, el ministro ha afirmado: “Cuando España abra sus fronteras será en condiciones de seguridad máxima, para los de fuera y para los de dentro, sin improvisación ni precipitación”.

Preguntado por cuantos ´rastreadores´ hay en España para controlar el virus, el ministro ha señalado que no sabe el número exacto, pero ha asegurado que la detección precoz “ha sido un elemento clave en la desescalada” y ha añadido que el tiempo medio desde que una persona tiene síntomas sospechosos hasta que se hace el diagnóstico es de uno o dos días.

atención primaria
Sanitarios de Atención Primaria en un Centro de Salud practican un test de detección del COVID-19. EFE/Cati Cladera

Illa ha señalado que el grado de resultados positivos en el virus de los casos sospechosos a quienes se realiza una PCR es muy bajo.

Residencias de mayores

La presencia de Pablo Iglesias y su responsabilidad sobre las residencias de mayores, aunque las competencias de estos centros corresponden a las comunidades autónomas, ha sido motivo de diversas preguntas en la rueda de prensa.

Iglesias ha repetido en varias ocasiones que la orden del gobierno de la Comunidad de Madrid de no aceptar ancianos procedentes de residencias en hospitales es “inmoral e ilegal“, recogiendo palabras del propio consejero de Derechos Sociales de la Comunidad en comunicaciones por correo, lo que ha calificado como “un escándalo evidente y un hecho grave, que puede tener consecuencias legales por parte de los familiares”.

“La vicepresidencia social trabaja con las CCAA para elaborar protocolos sensatos en las residencias. Hemos visto la debilidad de un modelo altamente privatizado y precarizado”,  ha dicho Iglesias, quien ha apostado por un sistema donde prime la asistencia domiciliaria, al estilo de los países nórdicos.

No tuvimos un mando único sobre las residencias -ha contestado Iglesias a preguntas de los periodistas-. Aumentamos las competencias de las Comunidades y suministramos 300 millones de euros para esta gestión, así como la capacidad para intervenir en centros privados, y declaramos las residencias servicios esenciales, como los sanitarios, con idénticas prestaciones en los equipos de protección. Cumplimos con nuestro deber y responsabilidad en el marco de nuestras competencias”.

La manifestación del 8 de marzo

Una pregunta sobre la información que tenía el director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, para decidir sobre la conveniencia o no de la manifestación del 8 de marzo por el Día de la Mujer ha sido planteada a Salvador Illa.

“Tengo plena confianza en el doctor Simón, ha hecho un trabajo magnífico. En esas fechas, estábamos en la fase de contención del virus, no de mitigación, no había evidencias de transmisión comunitaria sostenida, sino localizada. Actuamos de forma acorde con las recomendaciones internacionales”, ha acentuado el ministro de Sanidad.

 

(No Ratings Yet)
Cargando…