Inicio / Profesionales / Médicos a la espera de plaza en propiedad en la sanidad pública

Médicos a la espera de plaza en propiedad en la sanidad pública

El 46,7 por ciento de los médicos que trabajan en el Sistema Nacional de Salud no tienen una plaza en propiedad y, de ellos, un 26 por ciento lleva más de diez años en esta situación y el 6,27 por ciento más de veinte años, “renovando contratos” por guardias, por horas o por bajas

Médicos a la espera de plaza en propiedad en la sanidad pública
EFE/Pedro Puente Hoyos

Esta es una de las principales conclusiones de una encuesta realizada a más de 10.000 médicos de 49 provincias, promovida por las Vocalías Nacionales de Médicos en Empleo Precario y de Formación y/o posgrado de la Organización Médica Colegial (OMC), presentada hoy en rueda de prensa.

El estudio revela que del total de médicos que no tienen plaza en propiedad, un 41,3 % trabajan con un contrato de duración inferior a seis meses. La media de contratos firmados en último año por estos profesionales es de 3,78, una cifra que sube hasta los 5,3 en el caso de aquellos que se encuentra en desempleo actualmente.

Estos datos demuestran, según el doctor Fernando Rivas, coordinador de la Oficina de Promoción de Empleo Médico (OPEM), que se está abocando a los médicos a “una desincentivación que puede acarrear un empeoramiento de la calidad asistencial”, aunque ha precisado que este aspecto no se puede demostrar.

En el mismo sentido, el presidente de la OMC, Juan José Rodríguez Sendín, ha puesto el acento en “los altos niveles de explotación laboral” que están sufriendo los médicos, así como del aumento del ‘mobbing’, y ha advertido de que el sistema sanitario “puede estar en peligro”.

“A un profesional médico no lo podemos meter en una despensa y recuperarlo a los cinco años para trabajar”, ha dicho Sendín, quien ha alertado de que “dentro de muy poquito tiempo no vamos a tener médicos de familia para reponer las bajas que se vayan produciendo y tendremos que sacarlos de otras partes del mundo”.

Además, ha alertado de que “el profesional que pasa un tiempo sin trabajar tiene que actualizarse, porque puede ser un peligro”.

El presidente de la OMC ha insistido en que la precariedad y la inestabilidad laboral tienen consecuencias en la calidad asistencial y en el aumento de las listas de espera, aunque las administraciones sanitarias están tratando de disimularlas “al precio que sea”.

“Si los médicos están bailando de un sitio para otro, no tienen estabilidad y no conocen a sus pacientes no pueden ejercer con la misma calidad”, ha subrayado.

No obstante, ha precisado no disponer de datos concretos sobre ese empeoramiento de la calidad más allá de la percepción del sector. “Si los tuviéramos, iríamos a los tribunales”.

Paro sumergido

La encuesta revela también, según ha detallado el doctor Oscar Gorría, coordinador del estudio, que existe “un gran paro sumergido” no reflejado en los datos oficiales, ya que un 22,4 % de los médicos desempleados no están apuntados en las oficinas del Inem.

A juicio del doctor Sendín, “se está abusando con absoluta claridad” y “se está intentando aumentar la productividad a cualquier precio”.

El doctor Rivas ha incidido en que las administraciones están aprovechando la crisis para “de una manera encubierta empujar a los médicos” hacia la sanidad privada o al extranjero.

De hecho, desde 2010 casi 10.000 médicos se han ido a trabajar fuera de España.

A este respecto, Sendín ha considerado que existe “una especie de contubernio: abrir una senda para que el que pueda se vaya fuera”.

Entre los profesionales se está percibiendo “un desmantelamiento del sistema de trabajo que hemos tenido en el Sistema Nacional de Salud”, ha dicho el doctor Rivas, quien lo ha justificado en el hecho de que no se convoquen concursos de plazas mientras aumentan los contratos eventuales.

“Estamos certificando una falta de apuesta por la consolidación del sistema sanitario en cuanto a recursos se refiere”, ha recalcado este médico.

El presidente de los médicos ha incidido también en que la disminución de la calidad asistencial y el aumento de las listas de espera están propiciando que los ciudadanos con recursos acudan a la sanidad privada.

Y ello hace que “tengamos dos medicinas, una para ricos y otra para pobres”. “Es lamentable”, ha dicho Sendín.

(No Ratings Yet)
Loading...
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies