Inicio / Salud sexual / Más disfunción eréctil y menos tratamientos

Más disfunción eréctil y menos tratamientos

Casi el 30% de los varones que se someten a tratamientos farmacológicos por disfunción eréctil no obtiene un resultado favorable para combatir este trastorno.Nos acercamos a este problema en el Día Europeo de la Salud Sexual con la ayuda de un especialista en urología

Más disfunción eréctil y menos tratamientos
EFE/Antonio Lacerda

La disfunción eréctil es un problema para muchos hombres y la solución está al alcance si los que la padecen se ponen en manos del médico. EFEsalud ha tratado este tema con el doctor Enrique Lledó, responsable de la Unidad de Andrología y Cirugía Reconstructiva Uretro-Genital del Hospital Universitario Gregorio Marañón y Jefe de la Unidad de Urología del Hospital Vithas Nuestra Señora de América, de Madrid.

Según el Atlas de la disfunción eréctil en España, más de dos millones y medio de hombres padecen este trastorno, y se estima que el 18,9% de los españoles entre 25 y 70 años sufre esta enfermedad. Del total de estas cifras, solo el 23,4% de los pacientes está bajo diagnóstico y es la mitad de ellos la que se somete a algún tratamiento.

¿Qué es? Se trata de la incapacidad repetida de lograr o mantener una erección lo suficientemente firme como para tener una relación sexual satisfactoria.

¿Sus causas?

Fundamentalmente son de tipo orgánico, es decir, todas aquellas causas que actúan como factores de riesgo vascular, que son la vida sedentaria, una dieta poco equilibrada, el tabaquismo, un consumo elevado de alcohol, así como enfermedades que producen alteraciones vasculares como son la hipertensión, la diabetes y el alto nivel de colesterol.

“En algunos casos, sobre todo en pacientes mayores de 50 años con factores de riesgo vascular y que tienen disfunción eréctil, es recomendable hacerse un chequeo general que implique el estudio de las demás zonas del organismo para descartar otras enfermedades”, recomienda el urólogo.

Su aparición puede ser un síntoma centinela, avisando de la existencia de ciertos trastornos graves como las enfermedades cardiovasculares.

El implante hidráulico, ¿la solución?

Disfunción eréctil
Dr. Enrique Lledó/Foto cedida por Marco de Comunicación

Casi el 30% de los hombres que se someten a tratamientos con fármacos no responden a ellos. En estos casos, la solución que se plantea es la prótesis de pene.

“Es un dispositivo con unos cilindros que se llenan de líquido y que cuentan con una cavidad colocada en el abdomen en la que se reserva ese líquido y cuyo llenado y vaciado se regula a través de un sistema de bombeo ubicado en el escroto”, explica Lledó.

“Cuando el paciente y su pareja quieren tener relaciones sexuales, se debe activar la prótesis y, cuando ambos deseen, lo único que hay que hacer es desactivarla para que el pene vuelva a su estado de flacidez”, añade el doctor.

Con esta técnica, el paciente consigue una mejor calidad de vida, tanto para él como para su pareja. “Hemos hecho un estudio y hemos comprobado que el grado de satisfacción de las relaciones sexuales que se obtiene con la prótesis supera el 80%”, afirma el experto en urología.

Problemas psicológicos

– ¿Por qué no ir al urólogo? “La mayoría de los hombres que se dan cuenta de que padecen disfunción no acuden al médico por timidez”, afirma el experto.

Es cierto que aún existe un concepto de que no hay ningún tratamiento para estos pacientes y hay una falta de disposición a comunicar este tipo de problemas, pero, al acudir a un especialista, se da la posibilidad de mejorar la calidad de vida del paciente y de su pareja.

– Es una patología que perturba el bienestar psicológico de los varones que la sufren, ya que experimentan una pérdida de seguridad y de autoestima en sí mismos. 

– Surge una ansiedad asociada al miedo al fracaso en la relación sexual.

– El nivel de estrés aumenta en el paciente.

“Una relación sexual no es más que el reflejo de cuál es nuestro estado de ánimo. Si estás tranquilo, el rendimiento es adecuado, pero si la situación personal es mala, probablemente la respuesta sexual será peor. El aspecto psicológico siempre tiene influencia”, explica el doctor Lledó. 

(No Ratings Yet)
Cargando…