Inicio / Mujer e infancia / Margarita Salas: vencer complejos, perseguir sueños

Margarita Salas: vencer complejos, perseguir sueños

Vencer complejos y perseguir sueños es el consejo de la científica y bioquímica Margarita Salas a todas las niñas que quieren abrazar una carrera de ciencias porque la mujer puede. “Cuando yo empecé todo el mundo pensaba que las mujeres no podíamos, pero la mujer puede”, subraya esta prestigiosa investigadora

Margarita Salas: vencer complejos, perseguir sueños
Margarita Salas, en el centro de la segunda fila, con mujeres profesionales de la ciencia y un grupo de escolares/EFE/PILAR GONZÁLEZ MORENO

Margarita Salas: la mujer de Eladio

Pionera en el campo de la biotecnología, Margarita Salas (Canero, Asturias 1938) ha contado como durante muchos años, cuando investigaba junto a su marido Eladio Viñuela, era conocida como la mujer de Eladio.

“Pero tuve mucha suerte, trabajé mucho y salí adelante, y pasé de ser la mujer de a convertirme finalmente y sólo en Margarita Salas”.

Para la investigación hace falta “paciencia y mucho tesón y entusiasmo” porque hay “muchos momentos de desánimo” pero cuando llegan los frutos “se tiene la emoción de descubrir”.

La que fuera discípula destacada del Nobel Severo Ochoa ha relatado sus inicios como investigadora a un grupo de escolares durante el acto “Niñas sin límite, la Sanidad del Futuro”, organizado por Inspiringirls (Inspiremos a la niñas) y patrocinado por la farmacéutica Pfizer.

Jaquear estereotipos

El objetivo: mostrar a las niñas profesiones y modelos de vida que están a su alcance, siempre que se fijen metas altas y se esfuercen en conseguirlas, huyendo de estereotipos.

Se trata de “aumentar la autoestima y la ambición profesional” de las niñas en edad escolar, así como sus expectativas laborales, ayudándolas a visibilizar la amplia variedad de profesiones y trabajos que existen.

El método es sencillo pero eficaz, mujeres de todos los sectores y profesiones (bomberas, científicas, médicas, paracaidistas, electricistas, boxeadoras, jefas de cocina …) vuelven al colegio a compartir con alumnas pre adolescentes su experiencia profesional.

Porque esta menor autoestima, coinciden los especialistas, afecta a la elección de estudios y a su rendimiento.

Margarita salas
EFE TV

Científicas invisibles

Asimismo, las chicas carecen de roles femeninos en el ámbito de la ciencia y la tecnología, y además el material educativo y los medios de comunicación cooperan a invisibilizar las contribuciones de las mujeres de forma general, pero más en ciencias y tecnología.

Las mujeres voluntarias que acuden a los colegios explican qué les apasiona de su trabajo, qué problemas encontraron en el desarrollo de su carrera y cómo los solucionaron… y contestan a sus preguntas para que confíen en que pueden perseguir sus sueños.

En esta ocasión, la niñas, del colegio Fuente La Reina, se han reunido con Ana María Iglesias, doctora en ingeniería informática; Encarna Cruz, coordinadora de terapias avanzadas de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid; Amaya Saez, presidenta de Menudos Corazones; Angela Ribeiro, vicepresidenta adjunta de Transferencia del Conocimiento del CSIC.

También de Isabel Colomina, presidenta de la Asociación Pacientes con Cefalea; Beatriz Faro, presidenta regional de mercados desarrollados de Pfizer; y Susana Gómez, directora del departamento médico de inflamación de la citada farmacéutica.

La intervención especial de este acto fue la de Margarita Salas.

 

Infravalorar capacidades

Diferentes estudios muestran que cuando son más pequeños, en las guarderías, los niños y las niñas se perciben como iguales y cuando se les preguntan que levanten la mano los que son buenos en matemáticas, niños y niñas las levantan en el mismo porcentaje.

Cuando ya tienen entre 10 y 12 años, las niñas dejan de levantar la mano. A partir de esta edad las niñas tienen una tendencia a infravalorar su capacidad para las ciencias y la tecnología.

Inspiringirls con este tipo de actos pretende luchar contra las etiquetas y los estereotipos, la falta de autoestima y la falta de referentes de mujeres que destacan en muchos campos, pero no salen en los medios.

Son muchos, por ejemplo,  los que desconocen que  los cálculos que hizo un grupo de matemáticas afroamericanas de la NASA están detrás del éxito de la llegada de Neil Amstrong a la Luna, o que la española Ángela Ruiz Robles  inventó una enciclopedia mecánica, precursora del hoy sí muy conocido libro electrónico.

Así lo ha explicado Marta Pérez Dorao, la presidenta en España de esta organización que nació en el Reino Unido de la mano de la abogada española Miriam González Durántez.

Sobre la mesa y como conclusión del encuentro ha quedado el dato de que las mujeres están infrarrepresentadas en las disciplinadas de Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas (STEM). Solo el 29 por ciento de los investigadores a nivel mundial son mujeres (UNESCO, 2014).

Los datos

Otras cifras indican que seis de cada 10 niñas abandonan lo que realmente les gusta porque no están satisfechas con su apariencia (GirlGuiding 2012).

A nivel global, las mujeres están sobrerrepresentadas en posiciones relacionadas con el soporte y el secretariado (63 %), administración y ventas (55 %) frente a una baja representación en los puestos de alta dirección (33 %) (UN, 2015).

En el período 2000-2010, la cuota de la mujer en posiciones tradicionalmente masculinas se redujo 2 puntos (UN, 2015).

(1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…