Inicio / Blog / Mako, precisión humanoide en artroplastia de rodilla

Mako, precisión humanoide en artroplastia de rodilla

El cerebro de l@s cirujan@s y la precisión robótica de Mako se fusionan en los quirófanos de la Clínica CEMTRO de Madrid para generar la artroplastia mejor planificada, exacta y equilibrada que se pueda ofrecer hoy en día a los pacientes que sufren artrosis de rodilla y tengan la necesidad de un implante protésico total en la cápsula articular más importante del cuerpo humano

play Mako, precisión humanoide en artroplastia de rodilla

La articulación de la rodilla, compuesta a grandes pinceladas por tres huesos (fémur, tibia y rótula), ligamentos y tendones, es “la que más y con mayor gravedad se lesiona al formar parte de la zona intermedia de un segmento músculo esquelético largo como es la pierna”, describe el Dr. Pedro Guillén García, traumatólogo jefe del madrileño centro hospitalario.

“Cuando la lesión es por artrosis -pérdida del cartílago que envuelve las articulaciones-, el deslizamiento entre las estructuras óseas, naturalmente suave, se transforma poco a poco, por desgaste, en un suplicio de dolor provocado por el choque constante de los huesos; patología de la rodilla que condiciona el movimiento”, explica.

La artrosis es la primera causa de incapacidad permanente: solo en España se calcula que siete millones de personas sufren artrosis, el 75% mujeres. Además, alrededor del 13% de la población adulta presenta artrosis sintomática de rodilla, según un estudio de prevalencia de las enfermedades reumáticas de la Sociedad Española de Reumatología.

Artrosis de rodilla-efe
Artrosis de rodilla: el cartílago penas cubre los extremos del fémur y la tibia.

Esta enfermedad suele empezar a dar la cara hacia los 45 años de edad y aumenta de forma exponencial cuando se cumplen los cincuenta. En España, el 50% de la población mayor de 65 años padece de artrosis según datos de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG). En 2019 se realizaron en nuestro país más de 60.000 artroplastias de rodilla.

Cuando fracasa el tratamiento conservador, la prótesis total de rodilla es la solución definitiva en pacientes que sufren artrosis de rodilla. Según el registro de artroplastias en Suecia, el número de este tipo de cirugías se ha multiplicado por cinco en los  últimos 20 años.

A nivel mundial, en torno al 20% de los pacientes afirma no estar satisfecho con el resultado de la operación de su rodilla; por lo tanto, uno de los retos de la cirugía tiene como objetivo aminorar sustancialmente el riesgo de daño inadvertido en el hueso, ligamentos y demás partes blandas que forman parte de la articulación.

El Dr. Sanz Zapata, el Dr. Pedro Guillén y la Dra. Isabel Guillén.

La compenetración del robot MAKO y la cirugía virtuosa de la CEMTRO genera paseos tridimensionales en la vida diaria de los pacientes

La Cemtro Team, con sus anestesistas, enfermer@s, técnic@s y tres de sus cirujan@s traumatológic@s a la cabeza, la doctora Isabel Guillén Vicente y los doctores Pedro Guillén y Fernando Sanz Zapata, junto a la sabiduría rabiosamente tecnológica de Mako, resuelven “a la perfección” una cirugía muy compleja en la rodilla derecha de una mujer de 77 años de edad; quien padecía una artrosis invalidante y, consecuentemente, una pérdida llamativa de su calidad de vida.

“Con el robot Mako obtenemos mejores resultados en la artroplastia total de rodilla, ya que la cirugía manual, por muy bien que se ejecute, no consigue alcanzar la exactitud que logra el robot con su instrumental de precisión milimétrica”, destaca la Dra. Isabel Guillén.

“De hecho, cuando el paciente acude a la clínica con sus dos muletas para recibir la primera cura, ya ha alcanzado una flexión de 90 grados en su pierna operada y se encuentra cómodo. Sin Mako, la recuperación es posterior: dos o tres semanas más en esta fase postoperatoria”, apunta el Dr. Sanz Zapata, jefe de la Unidad de Rodilla.

Puntero háptico de robótica Mako-efe
Puntero háptico de Mako para elaborar imagen 3D durante la cirugía, siempre en combinación con el TAC realizado para la planificación previa a la intervención quirúrgica: artroplastia total de rodilla.

Las características diferenciales del robot Mako: 

Mako ayuda a realizar una planificación preoperatoria en 3D basada en un TAC (Tomografía Axial Computerizada), por lo que siempre sabremos de antemano cómo es la anatomía específica de cada paciente antes de entrar al quirófano (quistes, osteofitos, deformidades, etc.). 

“Esta planificación detallada también se basa en la forma de los huesos y las características físicas de la pierna de la paciente”, añade la doctora.

Mako utiliza tecnología háptica.

“Nos ofrece una imagen muy real, casi perfecta, durante la intervención quirúrgica. Fusiona las imágenes del TAC previas a la cirugía y las nuevas imágenes que se obtienen a través de un puntero táctil que posicionamos sobre diferentes zonas del hueso del paciente en la mesa de operaciones, cuando la articulación está a la vista de los cirujanos”, expone.

Mako ayuda ejecutar con precisión el plan del cirujano en la artroplastia, preservando más hueso y protegiendo más si cabe las partes blandas de la zona articular.

“Llega incluso a detenerse, si fuera necesario, mientras la cirujana secciona diferentes partes óseas, evitando así producir cortes no intencionados. Es más, nos hace repetir una acción antes de cometer un error”, aclara.

“Mako no sustituye al cirujano o cirujana, pero aporta una fiabilidad y exactitud impagables. Nuestros ojos, por mucha experiencia quirúrgica que demostremos, no tienen la misma precisión que un ojo robotizado, capaz de la perfección humana”, subraya la traumatóloga, especialista en miembro inferior.

SECUENCIA QUIRÚRGICA GENERAL DE LA ARTROPLASTIA TOTAL DE RODILLA CON LA AYUDA DEL ROBOT MAKO

Rodilla abierta con antenas Mako-efe
El equipo de cirugía de artroplastia de rodilla orienta dos antenas ancladas en el fémur y la tibia para enviar datos constantes y esenciales al procesador de imágenes en 3D del robot Mako: los datos aportan información tanto de la estructura ósea como de la alineación de la pierna en tiempo real. Para conseguir el corte óptimo se analiza “el equilibrio de las partes blandas de la cápsula articular -señala el Dr. Sanz Zapata-. Se corrige así la deformidad causada por esta patología artrósica en la rodilla con el fin de que la prótesis quede perfectamente alineada”.
Corte del extremo del fémur con Mako
Se procede a seccionar la cabeza del fémur con Mako: el robot diseña el corte con la información 3D que se ha elaborado en la mesa de operaciones y guía al especialista en todo momento, quien solo tiene que ejecutar el planteamiento que se muestra en la pantalla de datos de robot. La sierra que se utiliza en la operación es de alta eficacia y seguridad, siempre controlada por el robot y el cirujano. “El margen de error del robot es de 0,5 milímetros. Esta precisión no la puede ofrecer nunca el brazo humano… cuanto más exacto sea el corte del hueso, mejor será el resultado de la artroplastia”, dice la cirujana traumatológica.
Corte del extremo tibial con Mako
Se secciona el extremo tibial con Mako. “No existen los fallos. Si Mako detecta algún tipo de acción que conduce al error detiene la sierra y debemos comenzar de nuevo. Cada corte exige, además, una nueva calibración del robot con la zona específica a tratar”, explica la doctora Isabel Guillén.
Corte de la rótula en cirugía de artroplastia total de rodilla
Sección de la rótula para acoplar su correspondiente implante. Mako no interviene en esta fase. La cirujana introduce la sierra a través de una rendija milimetrada del instrumental de sujeción ósea. El implante “almohadillado”, que hace las veces de cartílago, se coloca sobre el corte de la cara interna de la rótula que hace contacto con la tibia y el fémur, dúo protagonista de la articulación de la rodilla.
Administración de fármacos en la cápsula articular-efe
Para el Dr. Pedro Guillén “una cirugía de artroplastia que no sustituya la rótula siempre será parcial, no total. Si dejamos la rótula en su lugar natural sin tratar dará problemas posteriores al chocar contra los implantes metálicos del fémur y la tibia”, dice mientras inyecta medicación en toda la cápsula articular con el fin de que la paciente sufra menos dolor postoperatorio y la recuperación sea más rápida y eficaz.
Implantes de rodilla de prueba-efe
El robot Mako se retira de la operación quirúrgica, pero solo de forma aparente, puesto que sigue recibiendo y analizando los datos que le llegan vía antenas. Ahora, toca colocar los implantes y primero se insertan los de prueba, réplicas de los definitivos de tibia y fémur, que harán el juego articular. Ajustan como un guante. También se troquela la rótula para colocar un plástico especial.
Implantes de fémur, tibia y rótula colocados en la cápsula articular-efe
Se colocan los implantes definitivos en la cabeza del fémur, la cabeza de la tibia y en la rótula. Ninguno de estos elementos se podrá tocar hasta su inserción en el hueso correspondiente. Para que la unión de estos elementos sea firme y duradera se utiliza “un cemento especial” que fija cada implante al hueso seccionado. El conjunto de piezas y su funcionamiento deben cumplir una misión importantísima: permitir andar sin dolor y sin cojear. “Integrarse en la vida de la persona con las mínimas molestias posibles”, opina la Dra. Isabel Guillén.
Fin de la cirugía de artroplastia de rodilla-efe
La cápsula articular de la rodilla se cierra tras la fase quirúrgica de implantación de los elementos metálicos y plásticos. “Este robot inteligente consigue una menor pérdida de sangre intraoperatoria, menor dolor postquirúrgico y una recuperación más rápida”, afirma el Dr. Fernando Sanz Zapata, quien valora muy positivamente la operativa de Mako: “Después de 18 o 19 años de experiencia en cirugía de rodilla me cuesta reconocer que el robot es mejor que los cirujanos en la ‘fhoto finish’ del quirófano. Nos gana por poco más de medio milímetro, pero nos gana”.
Resultado artroplastia de rodilla con Mako-efe
Antes de proceder a coser las heridas de la parte interna y externa de la rodilla, cirujan@s y Mako contrastan los objetivos de la planificación con el resultado definitivo de la operación quirúrgica: “Éxito absoluto de la cirugía en todos los parámetros previstos”, resalta el doctor Pedro Guillén.
El Dr. Pedro Guillén explica la técnica de artroplastia total de rodilla con asistencia de robot Mako-efe
“Que nuestros conocimientos crezcan basándonos en la ciencia, la investigación y la innovación, y estemos a la altura de lo que nos exige la vida moderna, es nuestro gran reto diario: aumentar la esperanza de bienestar articular de nuestras rodillas”, argumenta el veterano traumatólogo “Jefe” de la CEMTRO; quien, para admiración del periodista, no deja de aprender con estos “videojuegos” de realidad virtual “diseñados por la inteligencia humana”, concluye.

Mirada de la Dra. Isabel Guillén-efe

Para la doctora, cirujana, traumatóloga y médica Isabel Guillén Vicente, con la misma mirada emprendedora y curiosa que su padre, l@s cirujan@s tienen que aprovecharse de la robótica, como ya hacen con el robot Da Vinci, “para ser mucho mejores y ofrecer más y mejor calidad médica a cada un@ de nuestr@s pacientes”.

La Clínica CEMTRO ha realizado ya una veintena de artroplastias de rodilla con la asistencia robótica de Mako, el primer hospital que lo hace en la península Ibérica.

Aunque este tipo de cirugía robotizada sea “una más”, la Unidad de Rodilla coloca más de 500 prótesis de esta articulación cada año. Además, Clínica CEMTRO es el hospital que más prótesis personalizadas ha colocado en España.

Mako SmartRobotics está avalado por más de 14 años de experiencia clínica y más de 175 estudios revisados por expertos.

“Se trata de la única plataforma robótica que ha demostrado, frente a la cirugía manual articular, no solo una mejoría temprana de la función en  la articulación del paciente, sino que demuestra un menor dolor postoperatorio, una menor necesidad de analgésicos y la necesidad de menos sesiones de fisioterapia”, nos comunican desde la Clínica CEMTRO.

(No Ratings Yet)
Cargando…