Inicio / Sanidad / Los pacientes, satisfechos con la atención, eligen la sanidad pública

Los pacientes, satisfechos con la atención, eligen la sanidad pública

Ocho de cada diez ciudadanos que usaron la sanidad pública en 2012 afirman que la atención fue buena o muy buena, según el último Barómetro Sanitario, que muestra la preferencia de la mayoría de los pacientes por ser atendidos en centros sanitarios públicos

Los pacientes, satisfechos con la atención, eligen la sanidad pública
Fachada del hospital público Gregorio Marañón de Madrid. EFE/Juanjo Martín

Los usuarios otorgan esa valoración a las consultas del médico de familia -el 87,6 por ciento-, a la atención recibida por los médicos especialista -el 83,4 %- y en los hospitales -el 86,7 %-.

Entre los aspectos mejorables, los entrevistados destacan el tiempo de demora para el ingreso no urgente en el hospital, el que tardan los médicos especialistas en ver a los pacientes desde que piden cita y el que se tarda en hacer las pruebas diagnósticas en atención especializada.

Además, el 82,5 por ciento reclama a las comunidades autónomas que se deben poner de acuerdo a la hora de ofrecer nuevos servicios a los ciudadanos.

Respecto a la frecuencia de las consultas, siete de cada diez han consultado en el último año al médico de atención primaria, el 45,6 al especialista y el 9,4 ha ingresado en un hospital.

En general, los españoles tienen una buena opinión del sistema sanitario español -el 70,6 %-, un poco mejor los hombres -el 72,6 %- que las mujeres -68,7 %-, explica este sondeo realizado por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, en colaboración con el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

De los pacientes que acudieron al servicio de urgencias, los jóvenes de entre 18 y 34 años son los que usan más este servicio, el 66,8 por ciento de los pacientes manifiestan que se les atendió con rapidez y el 79 por ciento quedó satisfecho.

En una escala de puntuación del 1 al 10, la satisfacción general de los ciudadanos con el sistema sanitario público se sitúa en 6,57 puntos y la mayoría se declara partidario del uso de la sanidad pública en todos los niveles asistenciales (atención primaria, especializada, hospitales y urgencias).

La preferencia por centros sanitarios públicos se justifica por la tecnología y los medios disponibles que disponen los centros y por la capacitación de sus profesionales médicos y de enfermería.

Para los centros privados, la rapidez en la atención y el confort de las instalaciones son los aspectos que decidirían su elección.

Respecto a la venta de medicamentos por internet, casi ocho de diez personas creen que no son seguros.

El estudio también pregunta por el sistema de receta electrónica, que es conocido por más de mitad de los usuarios y 3 de cada 10 personas entrevistadas dicen que lo han usado. Destacan que la principal ventaja de este sistema es que evita visitas a los médicos sólo para que les expidan recetas.

Como consecuencia de las medidas antitabaco en vigor, de los encuestados que eran fumadores, el 11,7 por ciento manifestó que había dejado de fumar a lo largo de 2012 y un 20,7 por ciento que fumaban menos que antes.

Sobre el copago farmacéutico establecido por Sanidad en función de la renta, el barómetro refleja que cuatro de cada diez pacientes están de acuerdo con esta medida, mientras que el 81 por ciento se manifiesta en contra de que las visitas al médico de cabecera y a urgencias tengan algún coste.

Respecto a la atención primaria en la sanidad pública, los pacientes valoran la cercanía de los centros (le otorgan un 8,09), la confianza y seguridad que transmite el médico (7,80) y el trato recibido por el personal sanitario (7,74).

En las consultas de atención especializada, dan una puntuación superior a un 7 al equipamiento y los medios tecnológicos, al trato recibido por los profesionales y al número de especialidades al que se tiene acceso.

En los hospitales valoran con cerca de un 8 el equipamiento y la tecnología de los hospitales, los cuidados del personal de enfermería y médicos, la información recibida sobre la evolución del problema de salud.

Las personas entrevistadas consideran que la repercusión que tiene el problema de salud sobre la autonomía del paciente para su propio cuidado debe ser el principal criterio para establecer el orden de las listas de espera para intervenciones quirúrgicas -el 53,8 por ciento de las respuestas).

(No Ratings Yet)
Cargando…