Inicio / Sanidad / Los pacientes podrán recibir asistencia en otros países de la UE y pedir el reembolso

Los pacientes podrán recibir asistencia en otros países de la UE y pedir el reembolso

Los pacientes españoles podrán acudir a cualquier Estado de la UE para recibir asistencia sanitaria, adelantando el pago de los servicios que reciban y solicitando después el reembolso en su país aunque, en el caso de algunos tratamientos, se requerirá autorización previa

Los pacientes podrán recibir asistencia en otros países de la UE y pedir el reembolso
La ministra de Sanidad, Ana Mato. EFE/ Nacho Gallego

El Consejo de Ministros ha aprobado,  a propuesta de la ministra de Sanidad, Ana Mato, el real decreto con el que se incorpora al ordenamiento jurídico español la directiva de la UE relativa a la aplicación de los derechos de los pacientes en la asistencia sanitaria transfronteriza.

Hasta ahora, para regular la asistencia de pacientes europeos en un estado distinto al suyo se han aplicado diversos reglamentos que garantizaban este servicio a los ciudadanos cuando se movían por la organización comunitaria con la Tarjeta Sanitaria Europea.

La facturación, según ha precisado Sanidad en una nota de prensa, se realizaba entre las instituciones competentes de los Estados.

Sin embargo, no se había regulado el supuesto de desplazamiento a otro Estado con el “propósito expreso” de recibir asistencia sanitaria, que es lo que pretende el nuevo decreto.

Los objetivos de la normativa incorporada hoy son asegurar el acceso a una asistencia sanitaria transfronteriza “segura y de alta calidad”; garantizar la movilidad de los pacientes y favorecer la cooperación sanitaria entre España y el resto de la UE.

En virtud de esta norma, los pacientes podrán acudir a otro país para recibir asistencia, que podrá ser prestada por servicios públicos o privados.

Ellos adelantarán el pago, que les será devuelto por la administración sanitaria competente en su país, algo que harán en España las comunidades autónomas, INGESA y las Mutualidades de funcionarios.

“En nuestro país, se reembolsará el coste de las prestaciones contenidas en la Cartera Común de Servicios del Sistema Nacional de Salud o, en su caso, en la cartera complementaria de la comunidad autónoma”, puntualiza el departamento que dirige Mato.

La asistencia se entiende en su sentido más amplio, incluyendo medicamentos y productos sanitarios pero quedan excluidos los cuidados de larga duración, los trasplantes de órganos y los programas de vacunación públicos.

El reembolso se ajustará a las tarifas oficiales de cada servicio de salud, como si el tratamiento se hubiera prestado en España.

El decreto establece la necesidad de solicitar autorización previa a la comunidad autónoma, INGESA o mutualidad de funcionarios en dos casos: cuando la atención implique hospitalización al menos una noche y cuando los tratamientos exijan tecnología o equipos muy especializados y de elevado coste.

 

(No Ratings Yet)
Cargando…