Inicio / Sanidad / Los médicos piden “blindar” frente al copago fármacos para algunas patologías

Los médicos piden “blindar” frente al copago fármacos para algunas patologías

La Organización Médica Colegial (OMC) ha propuesto que los fármacos para determinadas enfermedades estén “blindados” frente al copago y, por tanto, sean gratuitos, para que nadie quede excluido de ningún tratamiento por falta de medios económicos

Los médicos piden “blindar” frente al copago fármacos para algunas patologías
Juan Jose Rodríguez Sendín/EFE/Fernando Alvarado

“Estamos en ello”, ha reconocido hoy el presidente de la OMC, Juan José Rodríguez Sendín, al ser preguntado sobre si su organización está trabajando en esta propuesta.

Se trata, ha explicado, de discriminar enfermedades y familias del copago, a las que hay que “garantizar que tienen sí o sí medicamentos gratuitos”.

Sendín ha subrayado que hay determinados fármacos sobre los que “no se puede tener ninguna duda, por lo que lo mejor es darlos gratis”.

El presidente de la OMC ha precisado que se trata de “clasificar la imprescindible necesidad de determinados medicamentos” que deberían ser gratuitos y ha insistido en que se pueden adoptar “medidas razonables” para garantizar que nadie queda excluido.

“No nos podemos permitir que una familia no tome medicamentos básicos para sus enfermedades porque no tenga dinero”, ha recalcado.

Sendín ha hecho estas declaraciones después de participar en una jornada sobre el presente y futuro del modelo sanitario, organizada por el Consejo Social de la OMC.

Unidad frente al copago

En el acto, la Confederación Española de Organizaciones de Mayores (CEOMA), el Foro Español de Pacientes (FEP), el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) y la Federación de Usuarios y Consumidores Independientes (FUCI) han coincidido en denunciar que el copago es injusto, especialmente para los colectivos a los que representan.

El presidente de los médicos les ha invitado a “conjurarse” para elaborar una propuesta conjunta, “formal y seria”, de cara a la viabilidad del sistema sanitario, que recoja soluciones “en las que digamos que es lo que creemos que es mejor para nuestra gente”.

Rodríguez Sendín ha incidido en que el SNS es “la seña de identidad” de España y se ha preguntado qué otro modelo es más justo y tiene mejores resultados con idénticos costes.

“¿Dónde está el modelo alternativo?”, ha preguntado Sendín, quien ha subrayado que la salud no es una mercancía que se compra y se vende, por lo que es imposible someter el sistema al ánimo de lucro.

El presidente de la OMC ha vuelto a reafirmarse en su propuesta de cobrar a los ciudadanos por el mal uso de los servicios sanitarios y ha asegurado que entre el 20 y el 30 por ciento de los pacientes no acuden a su cita con el especialista a pesar de no haberla anulado previamente.

Un mal uso del sistema “consciente”, ha explicado Sendín, quien ha insistido en que no se trata de cobrar a aquellas personas que van al médico, aunque sea con mucha frecuencia, porque tienen miedo.

Y esta propuesta, ha dicho, la hace en un momento en que “los tambores del copago” sanitario (cobrar por cada acto médico) “están ahí”, después de que el informe de expertos sobre la reforma fiscal lo hayan planteado, lo que, a su juicio es un “profundo disparate”.

Las organizaciones se han mostrado en contra de que los pacientes paguen por ese mal uso, que han admitido que se puede dar en algunos casos, y han abogado por la formación más que por medidas coercitivas.

Así, Begoña Barragán, del Foro de Pacientes, ha señalado que “hay que pensarse castigar a los pacientes”, cuando en España el fraude fiscal alcanza 67.000 millones de euros frente a los 55.000 millones del gasto sanitario.

Los representantes de estas entidades han coincidido también en denunciar la inequidad del sistema, no sólo por las diferencias en la atención sanitaria entre las diferentes comunidades autónomas, sino las que se dan también en una misma provincia y ciudad.

Según Barragán, “estamos asistiendo a las mayores locuras y pasando líneas rojas”, de tal forma que “ahora el paciente que está mejor tratado es el más listo, el que sabe moverse y dónde ir”.

El residente del CEOMA, José Luis Meler, ha considerado que la sanidad no debería haber sido transferida a las comunidades autónomas, algo que, según ha señalado, el vicepresidente de FUCI, Miguel García Pérez, piensan muchos españoles, según las quejas que llegan a la organización.

El vicepresidente del CERMI, José María Sánchez Monge, ha denunciado que los recortes están haciendo que muchas personas pasen de una situación de discapacidad a una de dependencia.

(No Ratings Yet)
Cargando…