Inicio / Sanidad / Los médicos de Madrid, unidos contra la externalización al año de su anuncio

Los médicos de Madrid, unidos contra la externalización al año de su anuncio

Un año después de que el Gobierno regional anunciara la privatización de la gestión de 6 hospitales, el Colegio de Médicos de Madrid y las asociaciones y sindicatos de facultativos han ratificado en una carta su rechazo al plan que, aseguran, acarreará una “disminución de la calidad de la asistencia”

Los médicos de Madrid, unidos contra la externalización al año de su anuncio
Una de las movilizaciones que este año se han convocado contra la externalización de la gestión de los algunos hospitales madrileños. EFE/J.J Guillén

Hoy se cumple el primer aniversario de la presentación del Plan de medidas para la Sostenibilidad de la sanidad pública, que desencadenó el mayor conflicto sanitario en la región en décadas, con 22 días de huelga entre noviembre y junio, además de numerosas manifestaciones de la “marea blanca” que recorre cada mes el centro de Madrid.

En la misiva, que ha sido enviada a todos los médicos de la región, los profesionales mantienen su “unánime oposición” al plan del gobierno de Ignacio González, así como su oferta de “colaboración sincera a los gobernantes madrileños” para abordar la reforma sanitaria de “manera seria y profesional”.

Entre los firmantes figuran el Colegio Oficial de Médicos, los sindicatos AMYTS, AFEM y SIME, además de las plataformas de jefes de servicio de hospitales y directores de centros de salud.

“Durante el último año, hemos sido capaces de demostrar que tras nuestro rechazo al plan no hay ideología política alguna y sí evidencia científica sobre cómo el intento de privatización de la gestión sanitaria, lejos de generar el pretendido ahorro económico, puede acarrear un encarecimiento del sistema sanitario”, reza la carta.

Tras expresar su “orgullo” por integrar “uno de los movimientos profesionales sanitarios más importantes de la sociedad española en los últimos años”, los firmantes afirman que el nuevo modelo provocará “una creciente discriminación en la atención a los ciudadanos”, además de consecuencias “sociales y sanitarias irreversibles” para más de un millón de madrileños.

“Afortunadamente, el sistema judicial madrileño ha respaldado nuestros argumentos en varios autos que, de manera contundente, han dejado claros los peligros del plan, así como la irreversibilidad de los cambios” que contiene, señalan refiriéndose a la suspensión cautelar del proceso, dictada el 11 de septiembre el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM).

“Un año después, seguimos manteniendo las mismas ideas, que no han sido rebatidas con argumento alguno” por parte de la Consejería de Sanidad, añaden los colectivos de este movimiento que se define como “un referente nacional de cómo es posible generar un cambio en el modelo desde la crítica profesional constructiva”.

A su juicio, durante este año la sanidad madrileña “ha sufrido enormemente”, tanto por la “descapitalización”, disminución de plantillas y la externalización de pruebas diagnósticas y cirugías, como por “la falta de diálogo” con los gestores de los centros sanitarios.

“Desgraciadamente, nuestros gobernantes han rechazado cualquier ofrecimiento de colaboración, aprovechando además cualquier ocasión para desprestigiar a los profesionales”, lamentan en la misiva en la que reiteran que seguirán trabajando por “un sistema cuyo mantenimiento pueda garantizarse de otra manera”.

El 31 de octubre de 2012, el Gobierno autonómico anunció su decisión de externalizar la gestión de los hospitales Infanta Sofía (San Sebastián de los Reyes), Infanta Cristina (Parla), del Tajo (Aranjuez), del Henares (Coslada), del Sureste (Arganda) e Infanta Leonor (Vallecas).

El consejero de Sanidad, Javier Fernández-Lasquetty, ha cifrado en 169 millones de euros el ahorro anual que la Comunidad de Madrid obtendrá con la externalización, y ha destacado la “máxima transparencia” del proceso, así como la garantía de mantenimiento de los 5.200 empleos contenida en los pliegos.

El concurso público, por el que los seis hospitales fueron adjudicados en agosto a las empresas Ribera Salud, Sanitas e HIMA-San Pablo, está paralizado por orden judicial tras los numerosos recursos interpuestos por sindicatos y partidos.

El pasado día 16, el presidente de la Sala de lo contencioso-administrativo del TSJM, Gerardo Martínez, dictó un auto por el que unifica todos los recursos en una misma sala, que también ha sido recurrido.

(No Ratings Yet)
Cargando…