Inicio / Nutrición / Los huesos, mejor protegidos con el aceite de oliva

Los huesos, mejor protegidos con el aceite de oliva

La dieta mediterránea disfruta de una fama merecida por sus cualidades nutricionales. Ahora muestra otra ventaja, esta vez basada en el aceite de oliva, que beneficia, según un nuevo estudio, a la fortaleza de los huesos

Los huesos, mejor protegidos con el aceite de oliva
EFE/ Raúl Sanchidrián

Una dieta mediterránea rica en aceite de oliva puede tener un efecto protector en los huesos, según un estudio que asocia un aumento de la concentración de osteocalcina en los pacientes que consumen estos productos.

El estudio analizó durante dos años la relación entre el consumo de la productos mediterráneos y la salud ósea de los pacientes.

Según los expertos, la pérdida de masa ósea y la fortaleza de los huesos relacionada con la edad afecta por igual a hombres y mujeres y es un factor determinante en la osteoporosis y el riesgo de fractura.

La osteoporosis se aleja del Mediterráneo

Estudios anteriores detectaron que la incidencia de osteoporosis en Europa es menor en la cuenca mediterránea, cuya dieta tradicional, rica en frutas y verduras, con un alto consumo de aceitunas y aceite de oliva podría ser uno de los factores.

“La ingesta de aceite de oliva se ha relacionado con la prevención de la osteoporosis en la experimentación y en modelos in vitro”, señala José Manuel Fernández Real, médico en el Hospital Dr. Josep Trueta de Girona (España) y autor principal del estudio, en el artículo del Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism (JCEM).

Sin embargo, según Fernández Real, este es el primero “que demuestra que el aceite de oliva conserva el hueso, por lo menos tal como se deduce de los marcadores óseos que circulan en los seres humanos”.

Datos del estudio

Los investigadores seleccionaron al azar 127 hombres de 55 a 80 años seleccionados del programa Prevención con Dieta Mediterránea (PREDIMED), un proyecto de prevención primaria de enfermedades crónicas formado por investigadores de diversas universidades, hospitales y otros centros de España.

En este estudio, los investigadores escogieron a personas que no hubieran tenido una afección cardiovascular previa pero con un diagnóstico de diabetes tipo 2 o que tuvieran al menos tres factores de riesgo cardiovascular, como hipertensión, altos niveles de colesterol, o una historia familiar de enfermedad cardiovascular prematura.

Los participantes fueron asignados aleatoriamente a tres grupos de intervención: la dieta mediterránea con frutos secos, la dieta mediterránea con aceite de oliva virgen y una dieta baja en grasas.

Los investigadores tomaron muestras de sangre para analizar los niveles de la osteocalcina, la glucosa, el colesterol total, colesterol HDL (el “bueno”) y triglicéridos, antes y después de dos años de seguimiento.

  • Los resultados revelaron que los que consumieron una dieta mediterránea con aceite de oliva tuvieron un aumento significativo en las concentraciones de osteocalcina y otros marcadores de formación ósea.
  • Tampoco hubo cambios significativos en el suero cálcico en pacientes que tomaron la dieta rica en aceite de oliva, mientras que disminuyó significativamente en los otros dos grupos.

El artículo titulado “Una dieta mediterránea enriquecida con aceite de oliva se asocia con mayores niveles del suero total de osteocalcina en hombres de edad avanzada con alto riesgo cardiovascular” se publicará en el número de octubre de JCEM.

También participaron en el estudio Mónica Bullo, José María Moreno Navarrete, Wifredo Ricart, Emilio Ros, Ramón Estruch y Jordi Salas-Salvadó, del Instituto de Salud Carlos III de Madrid.

(No Ratings Yet)
Cargando…