Inicio / Sanidad / Los alumnos brillantes fuman menos

Los alumnos brillantes fuman menos

Los buenos estudiantes fuman menos; de hecho, el consumo de tabaco es tres o cuatro veces más frecuente en en los alumnos que tienen un rendimiento académico muy bajo en relación a los que sacan mejores calificaciones

Los alumnos brillantes fuman menos
EFE/Gustavo Amador

Son las conclusiones de un estudio que han realizado los científicos de la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M), en colaboración con el Servicio de Epidemiología de la Comunidad de Madrid, el Instituto de Salud Carlos III y la Universidad Autónoma de Madrid, donde se analizan cómo aumentan ciertos factores las probabilidades de que los adolescentes fumen.

Los investigadores han tratado de desvelar si factores como el rendimiento académico, el nivel de estudios de los padres, el estar matriculados en un centro público o privado o el hecho de tener o no permiso para fumar, hacen que los jóvenes consuman más tabaco, según ha informado en un comunicado la Universidad Carlos III.

Así, en el estudio que han elaborado a partir de 9.127 entrevistas a alumnos de la ESO de 203 centros de la Comunidad de Madrid, han descubierto, “una estrecha relación” entre el rendimiento escolar y el hábito de fumar y que cuanto menor es el primero, mayor es el segundo.

“Hemos encontrado que el consumo de tabaco es tres o cuatro veces más frecuente en los alumnos con un rendimiento muy bajo que en los que sacaban mejores notas”, ha revelado una de las autoras del estudio, María Durbán, del departamento de Estadística de la UC3M.

El estudio subraya la importancia que tiene la tolerancia de los padres, ya que en el caso de los alumnos que afirmaron no tener permiso para fumar, la probabilidad de consumir tabaco se reducía casi a la mitad.

Los investigadores no consideran que la titularidad del centro -público o privado- o el nivel de estudios de los progenitores constituyan factores que aumenten la probabilidad de fumar, sin embargo, sí destacan la importancia del ambiente familiar por su influencia directa en el desarrollo de los comportamientos de los adolescentes.

“En este sentido, la probabilidad de fumar es superior en aquellos hogares donde algún familiar consume tabaco”, apuntan los científicos, que han publicado algunos resultados del estudio en la revista Nicotine & Tobacco Research.

La investigación, según ha señalado la UC3M en el comunicado, forma parte de una aproximación más amplia que analiza los factores individuales y de contexto asociados al tabaquismo en los institutos de educación secundaria.

Otro trabajo publicado por los investigadores en la revista Prevention Science concluye que la prohibición de fumar y las políticas preventivas en los institutos contribuyen a reducir “significativamente” el riesgo de llegar a ser fumador, con independencia de las características personales del adolescente.

“Algunos centros escolares son más eficaces que otros porque destinan más recursos o dedican más medios a este tema”, según los investigadores.

Para la investigación, también entrevistaron a los directores de casi un centenar de centros escolares con el fin de ecabar información relacionada con las políticas del centro.

(No Ratings Yet)
Cargando…