Inicio / Sanidad / La ley de Salud de los republicanos desmantela el Obamacare

La ley de Salud de los republicanos desmantela el Obamacare

El liderazgo republicano del Senado de Estados Unidos ha divulgado un plan para desmantelar el Obamacare que elimina la mayoría de impuestos y mandatos de esa ley sanitaria del expresidente Barack Obama, además de recortar un programa para los pobres, pero mantiene un sistema de subsidios para comprar seguros

Otras noticias

La ley de Salud de los republicanos desmantela el Obamacare
Fotografía de la Entrada Norte de la Casa Blanca/EFE/Michael Reynolds

Tras semanas de negociaciones y reuniones secretas del grupo de trece legisladores que ha diseñado el plan, encabezados por el líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, el borrador, de 142 páginas, se ha publicado en la página web del Comité Presupuestario de la Cámara Alta.

Aunque el objetivo de McConnell es someter el proyecto a votación a finales de la semana próxima, las primeras reacciones de algunos senadores republicanos dejan muchas dudas sobre las opciones de que salga adelante.

Con los demócratas unidos en bloque contra los intentos de derogar y reemplazar el Obamacare, al menos cuatro senadores republicanos, entre ellos Rand Paul (Kentucky), han expresado su oposición al borrador de McConnell tras su divulgación.

La propuesta del Senado se parece mucho, con algunos pequeños ajustes, a la ley para desmantelar la reforma promulgada por Obama en 2010 aprobada por la Cámara de Representantes en mayo.

El plan de los republicanos del Senado incluye fuertes recortes al programa Medicaid (para personas de bajos ingresos) y da a los estados flexibilidad para dejar de ofrecer coberturas garantizadas por el Obamacare, como la maternidad o tratamientos relacionados con la salud mental.

Además, elimina impuestos y mandatos del Obamacare, entre ellos la obligatoriedad de adquirir cobertura médica, pero contiene un sistema de subsidios para ayudar a los ciudadanos a hacerse con un seguro al estilo de la reforma de 2010, pero menos generoso y menos costoso para el Gobierno federal.

Trump confía en un buen resultado final

Donald Trump/EFE/Albin Lohr-Jones

Durante una reunión en la Casa Blanca con empresarios y líderes del sector tecnológico, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, comentó sobre la propuesta de los republicanos del Senado que será necesario “un poco de negociación”, pero el resultado final será “muy bueno”.

“Obamacare está muerto y estamos sacando un plan que va a ser negociado. Nos encantaría tener el apoyo de algunos demócratas, pero ellos son obstruccionistas”, afirmó Trump.

En línea con lo que comentó el miércoles en un discurso en Cedar Rapids, en Iowa, Trump subrayó que quiere una nueva ley de salud “con corazón”.

Reacción demócrata y del propio Obama

Los líderes demócratas del Congreso calificaron de “cruel y sin corazón” la propuesta de los republicanos del Senado, al aventurar que “millones” de personas perderán la atención médica que actualmente reciben gracias al Obamacare, que ha beneficiado a más de 20 millones de estadounidenses.

El expresidente Obama arremetió contra el plan desvelado por los republicanos en el Senado para sustituir la reforma sanitaria que él impulsó y firmó en 2010, al considerar que es pura “mezquindad” y que “millones de estadounidenses” podrían perder su cobertura médica.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, participa en una cumbre sobre medicina de precisión en la Casa Blanca de Washington, Estados Unidos, en 2016. EFE/Shawn Thew

En un mensaje de casi 1.000 palabras publicado en su cuenta en Facebook, Obama salió en defensa de la ley llamada Obamacare y criticó el plan recién desvelado por los líderes republicanos del Senado para desmantelar y reemplazar esa reforma.

“El proyecto de ley del Senado, desvelado ahora, no es un proyecto de ley de salud. Es una transferencia masiva de riqueza de las familias pobres y de clase media a la gente más rica de Estados Unidos“, sentenció el expresidente (2009-2017).

(No Ratings Yet)
Cargando…