Inicio / Cáncer 360 / Informe ASISTO: un nuevo modelo asistencial para el largo superviviente oncológico

Informe ASISTO: un nuevo modelo asistencial para el largo superviviente oncológico

Empoderar al paciente, potenciar el papel de la Atención Primaria, cambiar el modelo de financiación actual o impulsar la figura del gestor de casos son solo algunas de las necesidades específicas que tienen los largos supervivientes oncológicos (LSO). Con el objetivo de identificarlas y analizarlas, la farmacéutica AstraZeneca junto al Institute for Healthcare Management de Esade han impulsado el informe ASISTO

Resonancia-magnética
La resonancia magnética ayuda a detectar un sarcoma. EFE

Los avances en la prevención, diagnóstico y tratamiento del cáncer han aumentado la supervivencia de los pacientes oncológicos.

Según los datos de la Red Española de Registros de Cáncer (REDECAN), la supervivencia a cinco años de los pacientes diagnosticados de cáncer en España, entre 2008 y 2013, fue del 55,3 % en hombres y del 61,7 % en mujeres.

Este hecho ha puesto de manifiesto la necesidad de reorganizar la planificación asistencial y la gestión de la atención a estos pacientes.

En este contexto, más de 200 expertos, con más de diez años de experiencia en la materiahan participado en el informe ASISTO (el futuro ASISTencial Oncológico en largos supervivientes).

Se trata de un proyecto de la empresa farmacéutica AstraZeneca y el Institute for Healthcare Management de Esade para recoger información que permita la adaptación del actual modelo asistencial a las demandas de los Largos Supervivientes Oncológicos (LSO) en los diez próximos años.

El informe se elaboró bajo la metodología Delphi, una técnica cualitativa y prospectiva que recoge la percepción futura de los expertos sobre un tema concreto y expresa el nivel de acuerdo alcanzado por los mismos.

En la presentación del documento, vía telemática, participaron Guillem Bruch, jefe de Oncología de AstraZeneca; Manel Peiró, director del Institute for Healthcare Management Esade; Enriqueta Felip, jefa de Oncología Médica del Hospital Universitario Vall d’Hebron; y Carlos Mur, representante de la Sociedad Española de Directivos de la Salud (SEDISA).

“Creemos que es el momento de evolucionar hacia un nuevo enfoque del cáncer no como enfermedad única y aislada, sino con un abordaje multidisciplinar con objetivos a medio y largo plazo”, expresó Bruch.

Cáncer de pulmón
La oncóloga especialista en tumores torácicos Enriqueta Felip. Foto cedida por Hospital Vall d’Hebrón.

¿Qué necesitan los largos supervivientes oncológicos?

Hay que tener en cuenta que estos pacientes son aquellos que han incrementado su supervivencia esperada, bien libre de enfermedad o de progresión, y que tienen unas necesidades específicas.

La doctora Felip y Carlos Mur fueron los encargados de presentar un decálogo que recoge estas necesidades:

  1. Debido a la amplia variabilidad de tipologías de pacientes LSO, será necesario para la toma de decisiones tener en cuenta los distintos tipos de cáncer y las características de cada paciente, así como sus comorbilidades.
  2. La cartera de servicios deberá reorientarse y necesitará una atención multidisciplinar. El diseño de procesos asistenciales integrados (PAI) tiene que promover la colaboración entre profesionales sanitarios y pacientes.
  3. Deberá potenciarse el papel de la Atención Primaria en la gestión clínica de los largos pacientes oncológicos en los próximos diez años.
  4. Será imprescindible la figura del gestor de casos para la coordinación asistencial.
  5. Para una buena evaluación de resultados en salud en el LSO debe disponerse de indicadores transparentes, consensuados e integrados.
  6. Debe fomentarse el empoderamiento del paciente oncológico, ya que pueden colaborar en la definición de los procesos asistenciales.
  7. También debe fomentarse el uso de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) pata facilitar la comunicación entre sanitarios y pacientes.
  8. El modelo de financiación actual debería adaptarse al nuevo escenario epidemiológico y a la aprobación de nuevos fármacos y tecnologías. Además, los expertos señalaron que deberá estar influenciado por los resultados clínicos y asistenciales.
  9. La investigación en este campo deberá estar orientada a la seguridad de los tratamientos, la calidad de vida o el coste-efectividad de las intervenciones.
  10. Las desigualdades territoriales en esta materia deberán corregirse mediante una correcta asignación de los recursos sanitarios y una evaluación de resultados común.

Barreras y desafíos

Aunque no hay datos sobre el gasto sanitario derivado de la asistencia a los LSO, es previsible que la implantación de estas medidas conlleve un fuerte impacto económico en el Sistema Nacional de Salud.

En este momento, el gasto en medicamentos oncológicos supone un 2,7 % del gasto sanitario y un 10 % del gasto farmacéutico total.

“La falta de recursos económicos también supone un problema a la hora de incorporar innovación a los procesos asistenciales”, apuntó Carlos Mur.

largos supervivientes oncológicos
La falta de recursos sanitarios supone un problema a la hora de incorporar la innovación al campo oncológico/EFE/J.M. García

El representante de SEDISA identificó la financiación por procesos y por coste-efectividad junto con la centralización como posibles barreras.

“Podría impedir que todos los largos supervivientes oncológicos tengan las mismas oportunidades terapéuticas”, sostuvo.

Enriqueta Felip destacó como principal desafío la resistencia al cambio que presentan algunos profesionales sanitarios.

“También tenemos que lidiar con la falta de coordinación y especialidad. Esto es una brillante oportunidad para trabajar conjuntamente”, añadió la oncóloga.

Finalmente, ambos coincidieron en apuntar la falta de apoyo político institucional en la materia como uno de los grandes problemas a tener en cuenta.

(No Ratings Yet)
Cargando…