Inicio / Sanidad / La principal preocupación de la OMS es el potencial de expansión del coronavirus

La principal preocupación de la OMS es el potencial de expansión del coronavirus

La Organización Mundial de la Salud, cuya Asamblea General se celebra estos días en Ginebra, admite que su principal preocupación es la capacidad y rapidez de transmitirse y expandirse del nuevo coronavirus; la OMS ha puesto nombre al coronavirus y lo ha denominado Síndrome Respiratorio Coronavirus de Oriente Medio (MERS-CoV)

La principal preocupación de la OMS es el potencial de expansión del coronavirus
La directora general de la OMS, Margaret Chan/EFE/Jean-Christophe Bott

“Nuestro nivel de preocupación sobre el potencial de este virus es muy alto”, afirmó el director general adjunto para la Salud, Seguridad y Medio Ambiente de la OMS, Keiji Fukuda.

Este nuevo virus fue detectado en septiembre y clasificado como coronavirus.

Los coronavirus constituyen una familia de virus que pueden causar enfermedades en los seres humanos que van del resfriado común al síndrome respiratorio agudo severo, conocido como SARS.

El coronavirus ya tiene nombre

La OMS le ha puesto hoy nombre al coronavirus,  Síndrome Respiratorio Coronavirus de Oriente Medio, elegido por un comité internacional de expertos en virus.

Aunque esta organización ha dicho públicamente que no considera esta designación adecuada por hacer referencia a una región del mundo específica, en concreto, donde el virus surgió, la ha aceptado y adoptado.

El experto de la OMS explicó que algunas de las claves sin resolver son la dispersión geográfica del virus, cuáles son las causas principales y las condiciones para infectarse, además del grado de transmisión entre las personas.

Situación urgente y compleja

“Estamos ante una situación urgente y compleja que muda constantemente. Aún quedan muchísimas dudas muy importantes por resolver”, reconoció Fukuda.

Fukuda explicó que algunas de las claves sin resolver son la dispersión geográfica del virus; cuáles son las causas principales para infectarse; el grado de transmisión entre las personas; y la posibilidad de que existan elementos con alto potencial de contagio.

“No sabemos dónde y cómo los pacientes se infectaron. No sabemos cuál es la condición para la transmisión. A qué distancia debe estar el contacto para que exista la infección”, explicó el experto.

Keiji Fukuda participó junto al viceministro de Sanidad de Arabia Saudí, Ziad Memish, en un acto organizado por este país, dado que fue allí donde el virus, que hasta la fecha ha infectado a 44 personas y matado a 22 de ellas, surgió por primera vez en 2012.

El acto fue un evento paralelo a la Asamblea Mundial de la Salud, un foro que durante esta semana y principios de la siguiente reúne en Ginebra a altos representantes de sus 192 países miembros para decidir las directrices mundiales en el área de la sanidad.

Memish también compartió con los presentes las preocupaciones de su país y citó algunas de la dudas que rodean al virus:  “¿Cuál es la fuente de infección? ¿Cómo es el mecanismo de adquisición? ¿Cuál es el periodo de incubación?”.

“Creemos que el periodo de incubación oscila entre 2 días y medio a 14 días”, explicó Memish, quien apuntó que, no obstante, persisten “otras dudas enormes, como el hecho de que en una familia de 29 personas, todas en contacto, sólo dos se hayan infectado”.

Ante todas estas incertidumbres, Fukuda asumió que la OMS no está segura de poder dar las respuestas correctas a cómo prevenir, cómo tratar, y cuáles son las medidas de control de salud pública que los países deberían adoptar.

 

(No Ratings Yet)
Cargando…