Inicio / Enfermedades / La mitad de los pacientes con daño cerebral puede recuperarse

La mitad de los pacientes con daño cerebral puede recuperarse

Entre el 50 y el 60 por ciento de los pacientes con daño cerebral pueden alcanzar un cierto nivel de recuperación, según el doctor Juan Carlos Arango, experto en neuropsicología, algo impensable hace veinte años cuando se creía que el cerebro no se podía reparar

La mitad de los pacientes con daño cerebral puede recuperarse
Imagen del neuropsicólogo colombiano Juan Carlos Arango. EFE/Luis Tejido

El doctor Arango, colombiano, ha sido fichado por la Fundación Vasca para la Ciencia Ikerbasque y trabaja desde hace medio año en la Universidad de Deusto con un equipo especializado en rehabilitación de personas con daño cerebral.

Arango, premio mundial al mejor joven investigador en el área del trauma de cráneo el año pasado, otorgado por la Asociación Internacional de Daño Cerebral, se dedicó a este campo tras tener que cuidar de su hermano, que sufrió un daño cerebral severo en un accidente de motocicleta.

Hoy ha expuesto en Bilbao los programas que desarrolla para recuperar los pacientes con daño cerebral, muy variados debido a que el origen del daño es diverso: ictus, traumatismos craneoencefálicos consecuencia de accidentes de tráfico o enfermedades como el Alzheimer, y las consecuencias del daño, también.

Puede fallar la memoria, el lenguaje o, si sufre el lado derecho del cerebro, la parte izquierda del cuerpo no reaccionará: “te afeitarás sólo media cara”.

Entre las técnicas que utiliza destacan los programas de realidad virtual para que los pacientes vuelvan a saber qué hacer. Así, por ejemplo, nos podemos olvidar de cocinar y echar el pollo crudo a la paella. El programa le lleva paso a paso y le enseña qué hace bien y qué mal, cuándo debe echar el arroz y el pollo.

También se emplean avisadores electrónicos para la falta de memoria, le dicen al paciente qué hacer: “tienes que ir al baño, ir a una entrevista…”. Este programa lo desarrolló el doctor Arango en Estados Unidos con un paciente que logró reincorporarse al trabajo.

El neuropsicólogo trabaja con los familiares que cuidan a los enfermos y les enseñando técnicas para tratarlos. Algo muy habitual es un enfermo de alzhéimer que reclama la comida a los dos minutos de haber cenado, porque se le ha olvidado que ya ha comido. Les muestran cómo distraer la atención del paciente de manera que piensen en otra cosa y dejen de reclamar la comida.

El doctor ha hecho hincapié en la atención a los cuidadores, porque son personas sometidas a mucho estrés que acaban desarrollando un alto grado de culpabilidad: si van al cine piensan que si la persona que cuidan se cae o se quema puede ser por culpa suya por no haber estado allí.

Arango ha enviado un mensaje de optimismo para los pacientes con daño cerebral, unos enfermos, ha avisado, que “parece que hay pocos, porque no los ves, no van al cine ni están por la calle, están en sus casas sin que nadie sepa de ellos”.

El cerebro se puede recuperar, ha explicado el doctor, algo que se veía imposible hace quince o veinte años. “Es como un coche: si tiene un accidente, depende del grado de gravedad y no será el mismo coche que antes, pero puede seguir funcionando”.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies