Inicio / Cáncer 360 / La importancia de la reconstrucción mamaria

La importancia de la reconstrucción mamaria

En el marco del Día Mundial del Cáncer de Mama, 19 de octubre, la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética ha elaborado un documento en el que tres cirujanos plásticos exponen y explican la importancia de la reconstrucción mamaria

La importancia de la reconstrucción mamaria
Reconstrucción mamaria integral en una única intervención./ Imagen cedida por el Hospital de Bellvitge

Los doctores José Ramón Castelló, Pablo Benito y Jaume Estrada Cuxart, jefes de Servicio de Cirugía Plástica, respectivamente, de los hospitales universitarios Puerta de Hierro (Madrid); Ramón y Cajal (Madrid); y Son Espases (Palma de Mallorca) valoran la reconstrucción mamaria en el Día Mundial del Cáncer de Mama, 19 de octubre.

Cuándo reconstruir

reconstrucción mamaria
El doctor José Ramón Castelló, jefe de Servicio de Cirugía Plástica del hospital universitario Puerta de Hierro de Madrid/Foto facilitada por la SECPRE

El tratamiento del cáncer de mama implica en muchos casos la realización de una mastectomía, con el consiguiente impacto psicológico que esto tendrá en las mujeres recién diagnosticadas de un cáncer. La reconstrucción mamaria permite a estas pacientes recuperar su calidad de vida, minimizar el impacto de la cirugía, y volver más rápido a la normalidad.

“La reconstrucción del pecho permite, con las técnicas actuales, restaurar un pecho similar al de la paciente, en forma y textura, en el mismo tiempo en el que se realiza la mastectomía. De esta manera la paciente no precisará una segunda intervención. Existen pocos casos en los que no se recomiende reconstruir la mama de manera inmediata, dado que está demostrado que no sólo no perjudica la detección de la enfermedad ni su evolución, sino que supone un beneficio psicológico claro para estas mujeres, además de proporcionar resultados muy superiores a las reconstrucciones diferidas”, explica el doctor Castelló.

Técnicas de reconstrucción

Además de la reconstrucción mediante prótesis, hay otro grupo de técnicas que utilizan los tejidos propios del paciente para la creación de una nueva mama.

“La más frecuente es la que toma el tejido dermograso (piel y grasa) de la parte inferior del abdomen, y con él se da forma a la nueva mama. Conlleva una cicatriz en la parte inferior del abdomen, bastante similar a la de las abdominoplastias estéticas. Una tercera vía de reconstrucción sería la que combina tejidos propios y prótesis”, expone el doctor Benito, jefe de Servicio de Cirugía Plástica del Ramón y Cajal.

reconstrucción mamaria
El doctor Pablo Benito, jefe de Servicio de Cirugía Plástica del hospital universitario Ramón y Cajal de Madrid/Foto facilitada por la SECPRE

El jefe del Servicio de Cirugía Plástica del Puerta de Hierro, José Ramón Castelló, señala: “Hoy en día, la reconstrucción mamaria es considerada parte integral del tratamiento del cáncer de mama, siendo una técnica incorporada a todas las Unidades de Mama modernas. Estas técnicas son realizadas por especialistas en Cirugía Plástica, dado que la variedad y complejidad de técnicas reconstructivas exige conocimientos específicos, generalmente microquirúrgicos, para obtener resultados óptimos. La incompresible falta de especialistas en Cirugía Plástica en algunos hospitales o en algunas provincias sigue condenando, todavía hoy en día, a algunas pacientes a verse mastectomizadas o a obtener resultados subóptimos”.

“La Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE) -apunta este especialista- sigue luchando para que todas las Unidades que tratan pacientes con cáncer de mama dispongan de Cirujanos Plásticos y que todas las mujeres gocen de las mismas oportunidades terapéuticas, con independencia de su lugar de residencia o procedencia”.

El caso de la mastectomía reductora

La reconstrucción también se vuelve imprescindible en aquellos casos donde se hallan presentes mutaciones de genes que aumentan considerablemente la probabilidad de padecer este tipo de cáncer. Se trata fundamentalmente de mutaciones en los genes BRCA1 y BRCA2.

El cáncer hereditario supone entre un 5 y un 10 por ciento del total de casos de cáncer de mama. La generalización de los test genéticos en pacientes de riesgo y el efecto que ha provocado algún caso reciente de pacientes con una gran repercusión mediática han colocado el tema en un plano de máxima actualidad.

El jefe de Servicio de Cirugía Plástica de Son Espases, Jaume Estrada, señala: “Es fundamental proporcionar a las pacientes con riesgo genético de padecer cáncer de mama una información veraz y objetiva tanto a nivel de riesgo oncológico como de posibilidades de reconstrucción. De este modo la paciente podrá tomar una decisión serena y objetiva en el momento vital adecuado para ello”.

reconstrucción mamaria
El doctor Jaume Estrada, jefe de Servicio de Cirugía Plástica del hospital universitario Son Espases de Palma de Mallorca/Foto facilitada por la SECPRE

“El tipo de mastectomía practicado puede ser una mastectomía simple (sin preservación de la piel de la mama), mastectomía preservadora de piel y surco submamario o bien mastectomía preservadora de piel y complejo areola pezón. Las dos últimas facilitan un resultado reconstructivo de mayor calidad. En el mismo acto quirúrgico debe ser practicada una reconstrucción mamaria por parte de un cirujano plástico”, añade este cirujano.

Hablamos de una reducción de riesgo real en pacientes con mutaciones en los genes BRCA1 y BRCA2, “si bien el riesgo de tener un cáncer de mama disminuye en este grupo de pacientes no implica en ningún caso una protección del 100%”, insiste el doctor Estrada.

SECPRE considera imprescindible que la valoración y tratamiento de una reconstrucción mamaria sean realizados por un especialista en Cirugía Plástica, el cual domina la totalidad de las técnicas mencionadas y puede seleccionar el mejor procedimiento para un resultado satisfactorio.

(No Ratings Yet)
Cargando…