Inicio / Enfermedades / La genómica del cáncer, territorio de la investigación en los próximos años

La genómica del cáncer, territorio de la investigación en los próximos años

¿Cuáles son las claves de la investigación en la lucha contra el cáncer en la próxima década? ¿Será una enfermedad crónica y se perderá el enorme temor que aún se le tiene? ¿Cómo estarán las cosas en 2050? El doctor Elmer Huerta, especialista en Oncología Médica, contesta éstas y otras preguntas en EFEsalud

Otras noticias

La genómica del cáncer, territorio de la investigación en los próximos años
Estructura de doble hélice del ADN del genoma humano. EPA PHOTO PA/ Matthew Fearn

“El mejor aliado del médico en la lucha contra el cáncer es un paciente motivado e informado”; este párrafo puede leerse en el libro del doctor Elmer Huerta “Confrontando el cáncer” (Ed. Celebra), publicado recientemente y que se presenta como guía para pacientes y familiares.

Este especialista en Oncología Médica, peruano, ha presidido la Sociedad Americana contra el Cáncer y fundó el Preventorio del Cáncer, que dirige, en el Instituto del Cáncer del MedStar Washington Hospital Center, en Washington, DC, donde vive.

Su guía sobre el cáncer se estructura en tres partes: Origen, historia y conceptos generales; Tratamiento y supervivencia del cáncer; y Prevención, detección…y un futuro prometedor.

El doctor Huerta es optimista y su mensaje es esperanzador. En el arranque del capítulo sobre el futuro del cáncer y la promesa de los tratamientos personalizados dice: “El progreso en la lucha contra el cáncer ha sido impresionante en los últimos 60 años. Durante este tiempo, el cáncer ha pasado de ser una enfermedad que era prácticamente una condena a muerte, a una enfermedad que puede ser manejada durante muchos años como una enfermedad crónica. Es más, se considera que en la actualidad, el cáncer es la enfermedad crónica más curable que existe”.

El doctor Elmer Huerta, especialista en oncología. Efesalud.com
El doctor Elmer Huerta/Foto facilitada por este oncólogo

Y al iniciar otro de sus capítulos, éste sobre la supervivencia del cáncer y la nueva vida que se abre tras superarlo, el doctor Huerta afirma: “El diagnóstico de cáncer es una de las experiencias psicológicas traumáticas más intensas que puede sufrir el ser humano. A pesar de los muchos avances que se han hecho durante los últimos cuarenta años, y que han permitido que os de cada tres personas tengan una larga vida después del diagnóstico, todavía la palabra ´cáncer´despierta intensos temores en la persona” a quien le anuncian que lo tiene.

Confrontando el cáncer

EFEsalud ha conversado con el doctor Elmer Huerta sobre el cáncer.

Doctor, ¿ cuáles son las principales líneas y estrategias de la investigación en los últimos años en la lucha contra el cáncer?

Creo que la investigación contra el cáncer se va a dar en los próximos años en el territorio de la genómica. El genoma humano es la composición genética que tenemos de nuestros padres, el sello personal.

De igual modo, el genoma de un tumor, de una célula cancerosa, está revelando los secretos de la diferencia entre los tumores, y estamos aprendiendo que el paradigma que tenemos de tratar de clasificar e identificar el cáncer por el órgano en el que nace, va a pasar a la historia.

Cuando hacemos análisis genómicos de los tumores, y empezamos a ver mutaciones genéticas que predisponen al cáncer, en diferentes órganos, nos damos cuenta que los tumores tienen mutaciones que están en diversos órganos; por ejemplo, un cáncer de ovario, tiene mutación parecida a un cáncer de la mama o de pulmón.

Esto nos va a llevar en los próximos años a clasificar los cánceres -y esto será importante para el diagnóstico precoz y para el tratamiento- no por el órgano afectado, sino por el tipo de marcadores genéticos que puedan tener, y así con distintos cánceres puede haber un mismo tratamiento, porque tienen las mismas mutaciones genéticas. Este será un área de investigación enorme y por ella llegaremos a la personalización de la medicina.

 ¿La epigénetica o la inmunoterapia que papel desempeñarán? 
Epigenética, el interruptor del gen
Células con distintas marcas epigenéticas/Imagen cedida por M. Esteller

En el diagnótico precoz y desarrollo de cáncer, la epigenética ya cumple un papel importante. Se pensaba que el genoma era invariable durante toda la vida, pero la epigenética estudia el efecto del medio ambiente en la composición genómica y creo que va a aportar luz en el desarrollo del cáncer, desde el útero de la madre. En la oncogénesis , la detección precoz y los marcadores tempranos.

En cuanto a la inmunoterapia, este año en ASCO se han presentado más trabajos de inmunoterapia que de quimioterapia, es el área más prometedor en materia de tratamientos, aprender a domesticar tu propio sistema de defensa y que tu cuerpo reconozca el tumor y sea capaz de inhibirlo para que siga creciendo. En 5/10 años tendrá la aplicación de la quimio o más.

¿Y las balas dirigidas a las células cancerosas? ¿las llamadas balas mágicas? 

Estas balas tratan sobre el desarrollo de medicamentos, anticuerpos monoclonales, que identifican marcadores en la superficie de las células cancerosas y se dirigen a ellas para realizar un cambio molecular, respetando el resto del cuerpo; estamos ante agentes biológicos que superarán el problema de la quimioterapia, que es inespecífica y barre el resto de las células del cuerpo.

¿Qué importancia tiene la prevención?

Conviene distinguir los conceptos de prevención primaria y secundaria o detección precoz.

La primaria es aquella que conocido el agente causante del cáncer lo evitamos, por ejemplo el tabaco, con 4.000 elementos químicos. Dejar de fumar es lo que ha salvado más vidas en EEUU, de un 52-54% en los años 60, a un 18 por ciento ahora. Otro ejemplo es protegerse del sol.

La prevención secundaria es distinta, el cáncer empezó, pero en su primera fase, y puede ser encontrado a tiempo con distintos tipos de pruebas, y al detectarlo temprano se puede curar, como el de cuello de útero, mama, colon y recto, o próstata.

El resto, piel, boca, garganta, testículo, son susceptibles de diagnóstico precoz, pero no se ha encontrado que disminuya la mortalidad la precocidad.

¿La alimentación tiene algo que aportar en la prevención del cáncer?
Detalle de varios alimentos. Efesalud.com
EFE/Andrés Cristaldo

El campo de la nutrición y su relación con el cáncer está en fase de observación o asociación desde el punto de vista científico y epidemiológico; se ha observado asociación entre obesidad y cáncer de mama o próstata, pero no tenemos el mecanismo íntimo, si bien son cuatro los conceptos básicos que se repiten para una vida sana:

  • Alimentación saludable, y esto significa probar todo tipo de alimentos, comer de todo, pero ser muy respetuosos con la cantidad, no comer en exceso, hacerlo en platillos pequeños, y preferir productos de colores, plantas, frutas, verduras, y restringir los alimentos animales.
  • La actividad física, unos 30 minutos diarios, para mantener un peso saludable.
  • No fumar ni dejar que fumen delante de ti.
  • Detección precoz, visitar al doctor de forma regular para identificar riesgos y hacer los exámenes pertinentes.
¿Cómo estará el cáncer en 2050? ¿Habrá más prevalencia, más supervivencia?

En 35 años, el cáncer se va a seguir presentando en los mismos números, no es más que una expresión de la actividad celular de un ser vivo.

No vamos a poder controlar su incidencia, pero en 2050 vamos a tener pruebas de sangre que van a detectar el cáncer cuando esté incipiente y con esa firma genética habrá medicamentos para que no siga creciendo.

Es probable que el cáncer sea como la artrosis o la artritis, una enfermedad crónica que puede recurrir, que puede volver, pero sin ser un asesino terrible, que se disemine por el cuerpo sin control, como ahora, sin tratamiento en la última etapa; esto será detectado temprano e identificado y manipulado con más certeza de forma terapéutica.

Tengo cáncer y me lo controlan desde hace 20 años.

El cáncer provoca un enorme temor. ¿Eso cambiará? ¿Se perderá el miedo a la palabra cáncer?

Va a cambiar, pero de forma lenta, y dependerá de que quienes tienen cáncer lo conviertan en una enfermedad crónica. Como ha pasado con el VIH, que es controlable con los antirretrovirales.

A medida que vayamos controlando el cáncer y se eviten las muertes tan terribles del imaginario va a cambiar, como ha pasado con con el VIH, o con la tuberculosis, mortífera hace 50 años. Si disminuye la mortalidad del cáncer entonces todo irá cambiando. Lo que sucede es que el cáncer son 200 enfermedades distintas, unas más agresivas que otras, y no existen dos cánceres iguales.

 

(No Ratings Yet)
Loading...
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies