Inicio / Psicología y bienestar / FDA: nuevas normas para las etiquetas de las cremas solares

FDA: nuevas normas para las etiquetas de las cremas solares

Sí, queremos correr a una paradisíaca playa después del largo invierno a gozar de las olas, pero antes es crucial revisar con cuidado la letra menuda de las etiquetas de las cremas solares. La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) afirma que contienen información que puede salvar tu vida. Hoy, Día Mundial del Cáncer de Piel, sigue leyendo

FDA: nuevas normas para las etiquetas de las cremas solares
EFE/Elvira Urquijo A.

La Asociación de Afectados de Melanoma de España (aAMelanoma) es clara: “El cáncer de piel representa en torno al 50% de todos los cánceres diagnosticados en el mundo y su incidencia va en aumento debido, principalmente, a una mayor exposición al sol”.

La FDA, por su parte, ha puesto recientemente nuevas normas para que se reescriban las etiquetas de los protectores solares porque no bloquean completamente la radiación ultravioleta (UV), no todos frenan el alcance de los rayos solares ultravioleta A y B (UVA y UVB) y, aunque parezca difícil de creer, tampoco son a prueba de agua.

Primero, es necesario iluminar un punto: los protectores solares no son cremas milagrosas que te hacen inmune al sol.

Aunque juegan un papel fundamental para prevenir sus efectos dañinos y no deben faltar en tu casa ni en tu equipaje, es muy importante saber escogerlos y usarlos para que se conviertan en un aliado en la prevención de bronceados exagerados, envejecimiento prematuro, quemaduras o del siempre amenazante cáncer de piel.

La teoría

Las nuevas normas de la FDA, establecidas el año pasado y que comienzan a regir este verano, se basan en requisitos que obedecen a los avances científicos más recientes.

Una de estas condiciones es que las etiquetas identifiquen claramente los productos que son de “amplio espectro”, es decir, los que protegen la piel de los rayos UVB, que causan las quemaduras solares, y UVA, culpables del envejecimiento prematuro.

“Estos dos tipos de radiación afectan también el sistema inmunológico y contribuyen al riesgo de cáncer cutáneo”, explica la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) en un listado de consejos sobre protección solar publicado en su sitio web.

En consecuencia, los protectores solares que no son de “amplio espectro” deben adornar sus etiquetas con un grito que es necesario escuchar: “alerta de cáncer de piel/envejecimiento de la piel: Pasar tiempo al sol aumenta el riesgo de cáncer de piel y de envejecimiento prematuro de la piel. Este producto ha demostrado que sólo previene las quemaduras por el sol, no el cáncer de piel ni el envejecimiento prematuro de la piel”. Más enfático, imposible.

Otros rótulos que los fabricantes no podrán usar en sus envases, según la FDA, son “a prueba de agua” o “a prueba de transpiración”.

En los productos que quieran comercializar como “resistentes al agua” deberán especificar si protegen durante 40 u 80 minutos mientras se está nadando o al transpirar.

De igual forma, las frases célebres: “bloqueadores solares”, “protección instantánea” o “protección durante más de dos horas sin volver a aplicarse” caerán en desuso porque ningún protector solar podrá volver a imprimirlas en sus etiquetas.

La práctica

Con las cifras de melanoma en aumento, un 7% al año en jóvenes y adolescentes según la aAMelanoma, y con el verano encima, lo mejor es estar atentos a las recomendaciones. Pon en práctica los siguientes consejos de la FDA y la AEMPS:

-Elige el protector solar indicado para ti. Ten en cuenta factores como el fototipo, o la capacidad de la piel para asimilar la radiación solar, la edad y la actividad que quieres realizar.

-Aplica el protector solar, como mínimo, 15 minutos antes de exhibir tus encantos en la playa o en un parque o donde sea. No es broma.

-Como todo el cuerpo no se quema igual, trata con cuidado las zonas sensibles: cara, cuello, calva, hombros, escote, orejas, manos y empeines. Los labios y el cabello necesitan productos especiales.

-Morenos, no se confíen: todos los tonos de piel son susceptibles de quemarse por el sol y de sufrir cáncer de piel.

-Cuida especialmente a los niños. Los bebés menores de seis meses deben mantenerse lejos del sol. Protege a los más grandes con ropa, sombreros y gafas. Recuerda que hay productos diseñados para ellos. Trata de que tomen agua.

-Recuerda que las cremas solares no hacen milagros, lo mejor es que busques la sombra, especialmente entre las 10 a.m. y las 2 p.m.

-Los rayos UV no se esconden ni en los días grises, porque atraviesan las nubes y se reflejan en el agua, la arena, la hierba y la nieve: en ningún lugar estamos seguros, así que lo mejor es usar protector solar siempre, sin importar cómo se vea el cielo.

-Renueva tu capa de protector solar cada dos horas como mínimo, uniformemente y sobre la piel seca. Aumenta la frecuencia si estás sudando o nadando, así que mejor compra la botella más grande.

-Todas las actividades al aire libre necesitan capas de protector solar. Este ya no es un tema de vacaciones. No uses los productos que están abiertos desde el año anterior.

-No olvides tus ojos: usa gafas que absorban el 100% de las radiaciones UV.

(No Ratings Yet)
Cargando…