Inicio / Profesionales / La enfermería, a favor de votar en referéndum el pago de servicios sanitarios

La enfermería, a favor de votar en referéndum el pago de servicios sanitarios

El presidente del Consejo General de Enfermería, Máximo González Jurado, está a favor de que los ciudadanos puedan decidir en referéndum qué servicios y prestaciones sanitarias del Sistema Nacional de Salud están dispuestos a pagar y de qué forma: a través de impuestos o de copago

La enfermería, a favor de votar en referéndum el pago de servicios sanitarios
El presidente del Consejo General de Enfermería, Máximo González Jurado. EFE/Juan M. Espinosa

Antes sería necesario llegar a un Pacto de Estado entre todos los partidos políticos y los profesionales, señala González Jurado en una entrevista con Efe, en la que analiza el modelo sanitario y sus necesidades y hace balance de los cuatro años de gobierno del PP.

Denuncia que la exministra de Sanidad, Ana Mato, no cumplió ninguno de los compromisos a los que llegó con la profesión. Sin embargo, el actual titular del Departamento, Alfonso Alonso, ha cumplido varios de los acuerdos adoptados y en “los próximos meses vendrán algunos muy importantes”.

Entre ellos, la creación del Foro de las profesiones médicas, las unidades de gestión clínica o el decreto de la conocida como “prescripción enfermera“, que ya ha sido avalado por el Consejo de Estado y que González Jurado confía en que pueda ser aprobado en Consejo de Ministros en la primera quincena de septiembre.

Por ello, da una puntuación de 7 sobre 10 a la gestión de Alonso en los meses que lleva en el cargo.

Respecto al Sistema Nacional de Salud, considera que “se ha perdido una legislatura” sin hacer las reformas sanitarias que “de verdad” se requieren, porque “no se ha tenido la valentía de hacerlo”.

Una reforma en profundidad que el sistema sanitario “está pidiendo a gritos”, porque “no es sostenible ahora mismo. Mantener el mismo modelo y las mismas prestaciones, es técnicamente imposible”, advierte.

Es “la crónica de una muerte anunciada” si no se toman decisiones políticas”, insiste González Jurado. Y ello pasa por un Pacto de Estado.

A partir de ahí, “hay que decirles a los ciudadanos la verdad: esto es lo que puede dar la sanidad con lo que están pagando. ¿Ustedes quieren más?. Y si es así, ¿cómo quieren que lo paguemos, con impuestos o cada uno de su bolsillo (copago)?”.

Los partidos políticos tienen que pactar con los profesionales una cartera básica de prestaciones que sea gratuita y otra complementaria, sobre la que los ciudadanos podrán decidir en referéndum.

“No se puede seguir engañando a la gente diciéndole que tiene derecho a todo y mientras tanto no hacer las reformas estructurales necesarias”, subraya.

Unas reformas que, a su juicio, deben plantearse en dos sentidos. Por una parte, en cuanto a “la gobernanza, para que cada comunidad no pueda gastar lo que le de la gana” y para que todos los ciudadanos, independientemente de donde vivan, tengan el mismo acceso a la sanidad.

“No se trata de recentralizar competencias”, precisa el presidente de los enfermeros, quien propone la creación, a través de una ley orgánica, de un Consejo de Administración del SNS, en el que participen las autonomías y cuyos acuerdos sean vinculantes, al contrario de lo que ocurre con el Consejo Interterritorial.

El segundo aspecto que, en su opinión, habría que abordar, es un “cambio de modelo” centrado en el enfermo crónico y no en el agudo como pasa ahora, lo que lleva a ingresos permanentes o falta de adherencia a los tratamientos, entre otras consecuencias.

Y en este nuevo escenario, González Jurado cree que el personal de enfermería debe jugar un papel de enlace y de gestor de casos para garantizar la continuidad de la atención sanitaria de los pacientes crónicos.

“La cronicidad -explica- va a poner negro sobre blanco las necesidades que hay en el sistema para que se pueda hacer una planificación de recursos humanos seria y va a ser la puerta de motivación para el futuro de las enfermeras”.

Para ello, el Consejo de Enfermería está elaborando un macroestudio, que podría ver la luz en ocho meses, y que puede servir de hoja de ruta en esa planificación.

Una planificación que González Jurado considera que hay que hacer a diez o veinte años y que deberá reequilibrar las necesidades de personal, porque “faltan enfermeras y sobran médicos“.

En este sentido, denuncia que los médicos “están asumiendo, en algunos casos, tareas que les corresponden a las enfermeras” para justificar el exceso que hay de estos profesionales.

(No Ratings Yet)
Loading...