Inicio / Sanidad / La deshidratación, las heridas y la sarna, amenazas para la salud de los refugiados

La deshidratación, las heridas y la sarna, amenazas para la salud de los refugiados

Hace ya cuatro años que en Siria comenzó la guerra y desde hace unos meses miles y miles de refugiados llegan a tierras europeas desde el Mediterráneo. Esta crisis humanitaria se ha convertido en un reto gigantesco para Europa. EFEsalud profundiza en su salud en unas circunstancias tan adversas. Cruz Roja y Médicos Sin Fronteras nos explican cómo se encuentran las personas que atienden

Otras noticias

La deshidratación, las heridas y la sarna, amenazas para la salud de los refugiados
Varios refugiados sirios llegan en una lancha neumática a la costa de Mitilene en la isla de Lesbos, Grecia. EFE/Orestis Panagiotou

En lo que va de año ya han llegado a través del Mediterráneo más de 225.000 refugiados e inmigrantes y se estima que más de 2.000 han fallecido o desaparecido en el intento.

Grecia se ha convertido en una de las puertas de entrada más frecuentadas a lo largo de todo el verano. Justo allí se encuentra Fátima Cabello, delegada de Cruz Roja Española quien explica a EFEsalud que muchos de los refugiados que llegan a las islas con las barcas “vienen deshidratados, muy cansados, con dolor de cabeza y, en algunos casos, con pequeñas heridas”.

Además, “ahora que por la noche empieza a refrescar un poco, también llegan con síntomas de tipo gripal”, subraya.

Fátima Cabello también trabaja para Cruz Roja Internacional y detalla que de momento no ha habido ningún caso de tipo infecto contagioso: “Todas las enfermedades son derivadas de la travesía y de las condiciones del mar así como del cansancio acumulado”.

A bordo del barco

Un inmigrante subsahariano se cubre con sus manos la cabeza tras asistir a la asamblea del Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes de Melilla (CETI). Efesalud.com
EFE/Chema Moya

También hemos contactado con Noelia García, una de las enfermeras con las que cuenta Médicos Sin Fronteras, justo cuando se encuentra en el Dignity 1, uno de los tres barcos con los que trabaja la organización médico-humanitaria.

La enfermera detalla que esa misma noche habían llevado a puerto a más de 239 personas, más de la mitad rescatadas por ellos mismos. Según García, el estado de salud que presentaban era bueno: “La mayoría de los diagnósticos estaban relacionados con las dolencias del propio viaje”.

Las más comunes son la deshidratación , los mareos y los vómitos aunque también hay algunos refugiados que llegan con contusiones, heridas o quemaduras debido a la gasolina de las embarcaciones.

También es destacable la sarna; “muchos suelen adquirirla en el viaje porque dejaron sus países hace mucho tiempo y, mientras tanto, han vivido en condiciones muy duras de hacinamiento y apenas han tenido acceso al agua corriente”.

Los niños, los más vulnerables

Según apunta la delegada de Cruz Roja Española en Grecia la gran parte de la población que se traslada son varones aunque también hay presentes familias con hijos. “Los más vulnerables siempre son los niños, las mujeres, las personas mayores y aquellos que tienen alguna discapacidad”.

La enfermera de Médicos Sin Fronteras también sitúa a los niños -menores de 5 años- y a las mujeres, especialmente a las embarazadas como los perfiles más vulnerables.

Según detalla, de las 3.872 personas que ya han rescatado, 53 eran mujeres que estaban esperando un bebé.

Además , se calcula que desde que se inició el conflicto, de Siria ya han huido alrededor de un millón y medio de niños.

Ante esta situación, la Asociación Española de Pediatría (AEP) a través de su Grupo de Cooperación Internacional y la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap) aporta su granito de arena participando de forma activa en la atención sanitaria directa a la población infantil.

Actualmente están trabajando en el diseño y en la puesta en marcha de un programa de acogida para las personas necesitadas de protección internacional.

Estas asociaciones científicas que reúnen a más de 9.000 pediatras advierten de que los niños corren riesgos innumerables en los viajes, “desde la deshidratación y malnutrición hasta los relacionados con secuestros, detención y extorsiones, tortura, esclavitud infantil, tráfico de personas y abuso sexual”.

La ayuda humanitaria

El proyecto de Médicos Sin Fronteras, se centra en el rescate de las personas para evitar que mueran en el mar y en determinar una estrategia para que se cambien políticas y se establezcan vías legales para que todas estas personas no pongan en riesgo su vida.

EFE/ORESTIS PANAGIOTOU

Asimismo, la atención sanitaria siempre está presente. “En cada barco hay un médico, una comadrona y una enfermera”, especifica Noelia García.

La enfermera añade que les ofrecen agua de manera constante para evitar que se deshidraten así como galletas terapéuticas.

En el caso de que pasen la noche a bordo también reparten a los refugiados “kits con mantas, calcetines, toallas, pañuelos y comida (pollo, lentejas, bizcocho, queso, chocolate…)”.

En el caso de la Cruz Roja Helénica y Cruz Roja Internacional las actividades de apoyo son similares. Según explica Fátima Cabello “repaten kits de comida y de higiene” y les atienden sanitariamente al embarcar y al llegar a sus destinos.

¿Y ahora, qué?

Una vez se les acoge, Fátima Cabello resalta que los refugiados deben tener las necesidades básicas cubiertas: “En el mejor de los casos llegan de las barcas solamente con una mochila por lo que hay que cubrir su alimentación, su higiene, el refugio y la atención sanitaria”.

Noelia García insiste en que para solventar esta gran crisis humanitaria hay que dar una solución a los problemas en los países de origen.

La enfermera tiene en su mente la imagen de los “papás que viajan con sus niños”: “Siempre pienso que si deciden emprender este viaje tan peligroso es porque lo que dejan atrás es mucho más terrible”.

(No Ratings Yet)
Loading...
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies