Inicio / Enfermedades / La solidaridad de las mujeres en la investigación del cáncer de mama

La solidaridad de las mujeres en la investigación del cáncer de mama

“Muchas de las mujeres con cáncer de mama estamos vivas porque, antes, otras mujeres participaron en ensayos clínicos”. Quien realiza esta afirmación es Maite Valle, una guipuzcoana que ha superado un cáncer de mama y que no dudó en formar parte de un ensayo, junto a otras pacientes, que testaba un medicamento.

Vídeo: Nuria Muñoz

Ante el Día Mundial del Cáncer de Mama, que se celebra el 19 de octubre, el Grupo Español de Investigación en Cáncer de Mama (GEICAM) quiere apelar a la solidaridad de las mujeres afectadas por este tumor para que participen en los ensayos clínicos que ayuden a avanzar contra una enfermedad que afectará a 1 de cada 8 mujeres a lo largo de su vida.

Pero también ha querido mostrar el nivel de conocimiento de los españoles respecto a los ensayos clínicos y por eso ha promovido una encuesta a 452 personas (mitad mujeres y mitad hombres con una media de 45 años) de seis comunidades autónomas (Madrid, País Vasco, Galicia, Andalucía, Comunidad Valenciana y Cataluña).

Una de las primeras conclusiones refleja que ocho de cada diez españoles aseguran que estarían dispuestos a participar en un ensayo clínico si el oncólogo se lo recomendara especialmente, frente a un 6% que dice tener miedo y 13% que lo consultaría a otros pacientes antes de decidirse.

Este sondeo coincide con la campaña #AyúdameaInvestigar que GEICAM, en colaboración con la Federación Española de Cáncer de Mama (FECMA), ha lanzado con los objetivos de fomentar la participación de las mujeres con cáncer de mama en ensayos clínicos y solicitar el respaldo de instituciones públicas y privadas.

investigación
Imagen de la campaña #AyúdameaInvestigar de GEICAM para fomentar la participación de mujeres en ensayos clínicos.

“Gracias a los ensayos clínicos hemos logrado reducir la tasa de mortalidad en cáncer de mama, algo que tiene una repercusión positiva no solo en las pacientes, sino en sus familias y en la sociedad”, señala a EFE el presidente de GEICAM, Miguel Martín.

Y este es el caso de Maite Valle, una ex paciente de Vergara (Guipúzcoa) que hace años superó un cáncer de mama y que vivió la experiencia de participar en un ensayo clínico.

“Muchas mujeres estamos vivas porque antes, otras mujeres, han formado parte de ensayos. Tenemos que devolver a la ciencia lo que nosotras hemos recibido”, afirma.

investigación
Maite Valle, paciente de cáncer de mama y protagonista de la campaña #AyúdameaInvestigar.

Otra de las conclusiones del estudio, en el que colabora la empresa farmacéutica Pfizer, refleja que el 40% de los encuestados considera, erróneamente, que todas las pacientes con cáncer de mama acaban superando la enfermedad, mientras que un 78% cree que lo hacen todas aquellas que han tenido un diagnóstico precoz.

Sin embargo, todavía un 30% de las pacientes diagnosticadas en una fase temprana de la enfermedad sufre una recaída, apunta el doctor Martín, también jefe del Servicio de Oncología del Hospital Universitario Gregorio Marañón de Madrid, una razón más para motivar a las mujeres para aliarse con la ciencia.

Cómo acceder a la investigación

El 90% de los encuestados opina que una mujer con cáncer de mama puede participar en un ensayo clínico siempre que su oncólogo se lo proponga y ella esté conforme, y así es como funciona el procedimiento.

Pero un 33% piensa que podrá acceder si se entera por internet y hay plazas y un 22% considera que tienen la obligación de aceptarlo, dos consideraciones que no responden a la realidad.

También, erróneamente, un 19% cree que para poder participar hay que pagar bastante (la participación es altruista) y que hay veces que pueden incluirte en el grupo de pacientes a los que dan placebo con el riesgo de que la enfermedad empeore, otra percepción falsa.

“Hoy, las mujeres ya no se consideran conejitos de indias. Ya saben que los fármacos están desarrollados, que los conocemos bien y que servirán para mejorar el tratamiento estándar”, explica a Efe la oncóloga Ana Lluch, jefa del Servicio de Oncología y Hematología del Hospital Clínico de Valencia.

investigación
La oncóloga Ana Lluch, de frente, en su consulta con una paciente. EFE

De hecho, la gran mayoría, el 83%, opina que los ensayos clínicos sirven para investigar nuevas opciones de tratamiento para una enfermedad y un 56% que se trata de una prueba para evaluar la seguridad y eficacia de un tratamiento, dos consideraciones ajustadas a la realidad.

Respecto a la investigación en España, el 92% estima que es buena, pero que los investigadores no cuentan con el apoyo suficiente y un 58% piensa que todos tienen que salir fuera del país para realizar su carrera.

Para el presidente de GEICAM, en España apenas existen opciones para la financiación pública de la investigación clínica independiente: “La investigación clínica está financiada en un 90% por la industria farmacéutica y está restringida a estudios que satisfacen sus intereses comerciales”, ha asegurado el especialista.

Martín propone que se cambie la actual Ley de Mecenazgo para que empresas no relacionadas con la investigación médica puedan tener el estímulo de deducciones fiscales relevantes cuando hagan donaciones para financiar la investigación clínica independiente.

El estudio también recoge que un 76% de los españoles considera que las investigaciones realizadas en España han servido para desarrollar fármacos y tratamientos más precisos y el 58% sitúa a este país entre los líderes en investigación. Pero todavía un tercio piensa que en España no se investiga sobre cáncer.

La encuesta de GEICAM muestra que el 68% de los encuestas (un 77% de ellos son mujeres) conocen a alguien cercano que ha padecido un cáncer de mama y que el 71% busca información sobre este tumor preguntando al especialista, un 16% en internet y redes sociales y un 10% en las asociaciones de pacientes.

(1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…