Inicio / Enfermedades / Inmunoterapia contra el cáncer y mejora de la supervivencia, una realidad

Inmunoterapia contra el cáncer y mejora de la supervivencia, una realidad

Que la inmunoterapia o estimulación del sistema inmunológico para luchar contra el cáncer es uno de los tratamientos más esperanzadores no es una novedad, pero sí es una realidad que tanto los fármacos aprobados como los ensayos clínicos reflejan una mejora sustancial de la supervivencia, en especial en melanoma y pulmón

Otras noticias

Inmunoterapia contra el cáncer y mejora de la supervivencia, una realidad
Foto cedida por Bristol-Myers.

Y son estudios realizados con el fármaco nivolumab (Bristol-Myers), un anticuerpo que desbloquea la proteína PD-1 para que deje de poner freno al sistema inmunológico y le permita luchar con el cáncer.

Las datos más cerrados sobre nivolumab se refieren al melanoma metastásico donde se ha pasado de una supervivencia de un 8% a cinco años a un 35% en el mismo periodo, ha apuntado el doctor Alfonso Berrocal del Servicio de Oncología del Hospital General Universitario de Valencia.

También un estudio en fase III ha evaluado la supervivencia global en pacientes con carcinoma de células escamosas de cabeza y cuello recurrente o metastásico. La tasa de supervivencia a un año con nivolumab fue del 36% en comparación con el 16,6% con el tratamiento con quimioterapia convencional.

En el caso del cáncer de pulmón no microcítico o de células no pequeñas, los datos “reflejan alrededor de un 20% de supervivencia a largo plazo en una situación en la que el tratamiento con quimioterapia ofrecía alrededor de un 5% de posibilidades de supervivencia”, ha indicado el doctor Berrocal en una jornada celebrada en Valencia sobre “Nuevos horizontes en el tratamiento del cáncer”.

“Consideramos -ha afirmado- que la supervivencia a largo plazo es una de las características de la inmunoterapia”.

Cáncer de pulmón, el gran avance

Radiografía de unos pulmones. Efesalud.com
Radiografía de unos pulmones. . EPA/EFE

La inmunoterapia aplicada al cáncer de pulmón localmente avanzado o metastásico está dando resultados en un tumor que supone la causa principal de muerte a nivel mundial con más de 1,5 millones de fallecimientos cada año, según la Organización Mundial de la Salud.

En el caso del cáncer no microcítico o de células no pequeñas, un subtipo que representa el 85% de todos los cánceres de pulmón, el inhibidor nivolumab es ya una realidad en España para aquellos de histología “escamosa” y acaba de recibir la autorización europea para la ampliación a los “no escamosa”, siempre en el caso de tumores localmente avanzados o metastásicos después de quimioterapia previa.

El jefe del Servicio de Oncología del Hospital 12 de Octubre de Madrid, Luis Paz-Ares, ha explicado a EFEsalud que cuando se aplica inmunoterapia como segunda linea de tratamiento se refiere a pacientes con enfermedad avanzada que antes han recibido quimioterapia y ésta ha fracasado.

Pero ya existe un estudio clínico en fase III que demuestra la eficacia de la inmunoterapia como primera línea de tratamiento frente a la quimioterapia. Un trabajo internacional liderado por Paz-Ares que fue presentado el año pasado en la reunión anual de Chicago de la Sociedad Americana de Oncología (ASCO, por sus siglas en inglés).

“También se están haciendo estudios que tratan de averiguar el efecto aditivo sinérgico, es decir, que en vez de reemplazar la quimioterapia se pueda sumar a ella. Pero esa es otra estrategia porque, obviamente, tiene que ser más efectivo pero también más tóxico, con más efectos secundarios”, ha explicado el oncólogo.

El estudio reflejó que la inmunoterapia con nivolumab alargó en tres meses la supervivencia global frente a la quimioterapia en segunda línea. Una mejoría que puede parecer ahora relativa pero que supone un cambio de paradigma en el tratamiento.

En general, la inmunoterapia, que no ataca al tumor sino que quita el freno que el cáncer pone al sistema inmunológico, tiene unos efectos secundarios menos agresivos que la quimioterapia.

“Si bien la quimioterapia trata de algún modo de inhibir las células que están en división, aunque afecta también a las que no se dividen, la inmunoterapia ensalza las defensas naturales del individuo por lo que los efectos secundarios son, en general, debido a un exceso en la acción del sistema inmune normal, son efectos secundarios inmunológicos”, ha indicado el doctor Paz-Ares.

¿Y en el cáncer de pulmón microcítico?

Hasta ahora, el fármaco con el inhibidor nivolumab es ya una realidad en el caso de los cánceres de pulmón no microcíticos, tanto en los de histología escamosa como no escamosa. Pero…¿Qué ocurre con el tipo microcítico o de células pequeñas? Un cáncer que por lo general es difícil de detectar hasta que ya se ha diseminado.

El oncólogo del 12 de Octubre ha explicado que existen datos iniciales de fase II que muestran que un 20% de pacientes con microcítico responde a nivolumab en inmunoterapia. “Y es posible que este porcentaje fuera mayor, incluso, cercano al 40% cuando se utiliza una combinación de nivolumab más ipilinumab (fármaco inmunoterápico pionero), siempre estos datos, tanto en monoterapia como en combinación, en pacientes con tumores avanzados y ya previamente tratados con tres o más regímenes de quimioterapia”.

(No Ratings Yet)
Loading...
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies