Inicio / Enfermedades / Implante coclear: también para las personas mayores

Implante coclear: también para las personas mayores

Han pasado 30 años desde la primera intervención quirúrgica de un implante coclear multicanal para combatir la sordera. Se trata de una técnica especialmente indicada para niños recién nacidos, pero en la actualidad se presenta también como una solución para los mayores que pierden audición

Implante coclear: también para las personas mayores
FOTO EFE/Brett Weston/Sotheby's/

A día de hoy, esta intervención ha hecho posible que en España más de 15.000 personas hayan recuperado la capacidad auditiva.

Todas ellas pueden hablar con más claridad y comprenden el lenguaje más fácilmente gracias al dispositivo que se coloca conectado a la coclea, que es una estructura en forma de tubo enrollado en espiral situada en el oído interno responsable directa de la audición, también conocido como caracol.

Las personas que han recibido un implante coclear también han ganado en calidad de vida al  impedir que sus problemas auditivos se impusieran en su día a día.

Para el doctor Jaime Marco, presidente de la Sociedad Española de Otorrinolaringología, se trata de una “revolución que difícilmente podíamos imaginar” si se piensa en la situación de la sordera en 1988.

(En 2011 en España existían 8.500 personas implantadas y se estima que en 2023 habrá en nuestro país cerca de 20.000).

Actualmente, ha referido este especialista a EFEsalud, la tecnología permite que el 99 por ciento de los niños que nacen sordos puedan ser implantados.

El futuro

El futuro de este dispositivo electrónico que transforma las señales acústicas en impulsos eléctricos que estimulan el nervio auditivo es “extenderlo más a la población”.

En España tiene una tasa de aplicación muy baja si se compara con otros países como Inglaterra o Alemania, pero más alta que Francia o Italia.

En definitiva, afirma el doctor Marco, el objetivo son también las personas mayores que por la edad u otras circunstancias han ido perdiendo audición poco a poco, y no consiguen solucionar su sordera con el clásico “sonotone”.

“Cada vez más estos aparatos son capaces de llevar más información al oido interno, y tienen mejores resultados cuando hay ruido de fondo”.

Totalmente subcutáneo

No está muy lejos el momento en el que todo el implante coclear esté debajo de la piel y sea totalmente subcutáneo:

“Creo que de aquí a 5 o 10 años como mucho; y ya hay grupos experimentales que lo están llevando, pero son muy pocos pacientes”.

Cuando se habla de ampliar a la población “estamos pensando fundamentalmente en adultos, pero en los adultos que llevan prótesis auditivas, y que no obtienen beneficio con ellas”.

“Hoy estamos demostrando que sí mejoran con implantes cocleares, de hecho cada vez son más las personas mayores de 70 años que se implantan”.

implante coclear
Parte interna de una unidad de implante coclear/Ángel Medina G.

De hecho este año en el hospital Clínico Universitario de Valencia “hemos implantado dos personas mayores de 80 años”, señala el doctor.

En su opinión esta es la máxima punta de lanza de los implantes: la ampliación a las personas mayores que se van quedando sordas por la edad o muchas veces por enfermedades previas del oído, por infecciones, por tratamientos médicos.

“Y en muchos casos son causas genéticas, pero que se empiezan a expresar a partir de los 50/60 años”.

En la actualidad se trata de una cirugía simple que se lleva a cabo en centros donde hay una cierta especialización y “se tarda alrededor de una hora con un resultado magnífico”.

“De hecho yo digo que es el primero de los sentidos del ser humano que ha sido sustituido por la tecnología”

En España actualmente se realizan unos 800 implantes al año.

Implante coclear: las neuronas

El implante actúa sobre las neuronas del oído interno y el beneficio que se obtiene depende del número de neuronas que tenemos “y ese es el problema que no sabemos cuántas neuronas han sobrevivido”.

Si una persona dejó de oír hace un mes, va a tener el 99 por ciento de sus neuronas vivas, pero si dejó de oír hace años “pues posiblemente no queden neuronas y aunque procedamos  a un implante coclear, el resultado no será el mismo”, explica el presidente de la Sociedad Española de Otorrinolaringología.

Una vez implantando, el cerebro oye distinto, como metálico, “pero el cerebro se adapta a las personas que han oído y vuelve a transformarlo en la audición normal”.

En cuanto a los niños que nacen sordos se les enseña una forma de oír nueva.

“En este caso necesitan toda clase de estímulos, pero al final el cerebro transforma esa audición que les llega en algo natural para ellos”.

Cerebro especializado

El cerebro humano, explica este médico,  está muy especializado, de tal forma que la corteza cerebral que se encarga de la audición esta capacitada para recibir y aprender un código de lenguaje, y así es como aprenden los niños a base de oír y repetir”.

Pero conforme el niño se va alejando del año de vida van mermando las posibilidades del resultado.

Por ejemplo, un niño con 12 años que nunca antes ha oído, con el implante coclear no va a poder desarrollar un lenguaje, “porque ese espacio de la corteza cerebral ha sido ocupado por otra forma de lenguaje de código”.

En cuanto a los riegos que puede acarrear, asegura que están “absolutamente controlados” y los protocolos para llevar la cirugía a cabo son “muy rígidos”.

(1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…