Inicio / Enfermedades / El ictus, una carrera contrarreloj

El ictus, una carrera contrarreloj

Este domingo, 29 de octubre, es el Día Mundial del Ictus. Se trata de la segunda causa de muerte en España (la primera en mujeres), y la primera causa de discapacidad adquirida en el adulto y la segunda de demencia. En estos días se llevan a cabo distintos actos sociales que comparten un mismo objetivo: Concienciar sobre el impacto y la prevención del ictus

El ictus, una carrera contrarreloj

El ictus afecta en torno a 120.000 españoles al año y consiste en una alteración de la circulación cerebral que compromete la llegada de sangre al cerebro provocando el consiguiente daño neuronal.

Una de cada 6 personas tendrá un ictus a lo largo de su vida. En los últimos años, el ictus ha experimentado un gran crecimiento gente joven y adultos jóvenes. De hecho, la cuarta parte de los afectados son menores de 65 años y el 15% tienen menos de 45.

Cada minuto que perdemos en ictus cuenta y es crucial para disminuir las posibles secuelas. La buena noticia es que el 90% de los ictus son prevenibles y sus factores de riesgo modificables.

Para ello, es fundamental el control de factores de riesgo como la hipertensión, diabetes, hipercolesterolemia, tabaquismo y la Fibrilación Auricular (FA).

Comprometidos contra el Ictus

Bajo la consigna “Comprometidos contra el Ictus”, el Grupo de Estudio de Enfermedades Cerebrovasculares de la Sociedad Española de Neurología (GEECV) ha organizado diversos actos con motivo del Día Mundial del Ictus.

El encuentro tiene por objeto poner de manifiesto la importancia “del efecto multiplicador” para prevenir y actuar frente al ictus. Esto es, la implicación conjunta de profesionales sanitarios, expertos, colectivo asociativo y social e industria farmacéutica.

En declaraciones a EFEsalud, la coordinadora del GEECV, la doctora María Alonso de Leciñana, nos comenta que lo que se pretende enfatizar en este día es “la necesidad del trabajo colaborativo entre los distintos eslabones que componen la cadena asistencial para conseguir que todos los avances científico-técnicos que existen en el diagnóstico y manejo de ictus, sean una realidad en la práctica cotidiana”.

Según resalta, la conmemoración de este día es vital para “mejorar el conocimiento de la población sobre cuáles son los síntomas de alarma y la importancia de la solicitud de atención urgente llamando a los servicios de urgencia (1-1-2), así como para dar a conocer cuáles son los factores de riesgo que permitan prevenir eficazmente esta enfermedad”.

5 ejercicios para prevenir el ictus

ictus
La actriz y modelo Laura Sánchez, durante la realización de los 5 ejercicios cardiosaludables.

Hasta el 80% de los casos de ictus en nuestro país se podrían evitar si se controlaran los factores de riesgo modificables, como la hipercolesterolemia, la hiperstensión o el tabaquismo, siguiendo hábitos de vida cardiosaludables.

En esta línea, Boehringer Ingelheim, la Federación Española del Ictus (FEI), la Federación Española de las Asociaciones de Anticoagulados (FEASAN) y Mimocardio han presentado en un acto en conmemoración de este día mundial, el Top5 de ejercicios para prevenir el ictus.

  1. Natación: Los estilos de natación más adecuados son braza, crol y espalda, recomendando la mariposa únicamente para expertos y personas con alta resistencia.
  2. Yoga: Gracias a la combinación física, espiritual y mental, ayuda a controlar el peso, la presión sanguínea y los niveles de colesterol. Los beneficios cardivasculares del yoga pueden deberse a la reducción del estrés. Además, es un tipo de ejercicio de bajo o nulo impacto aeróbico que las personas mayores o con enfermedades cardíacas previas pueden realizar sin riesgo.
  3. Estiramientos: Son un tipo de ejercicio físico de actividad moderada que permiten mantener el cuerpo activo y mejorar la circulación de la sangre. Del mismo modo, los estiramientos regalan minutos que ayudan a centrarse en uno mismo y rebajan los niveles de estrés.
  4. Caminar: Es el ejercicio más sencillo y natural. En caso de llevar una vida sedentaria y necesitar un cambio de hábitos para llevar una vida más cardiosaludable, caminar es la mejor opción para empezar a incluir el ejercicio en la rutina diaria. Activa el flujo sanguíneo y se puede ir adaptando el ritmo según las necesidades.
  5. Bicicleta: No solo aporta beneficios físicos, sino también mentales. A nivel físico, es una actividad de impacto cardíaco que activa la circulación, reduce el colesterol y ayuda a mejorar la movilidad de las articulaciones. A nivel mental, suele ser una actividad que nos permite estar al aire libre por lo que puede contribuir a reducir el estrés, y también puede realizarse en compañía de amigos y familiares, aunque también puede realizarse en centros deportivos. Basta con pedalear de 5 a 10 minutos al día.

La importancia de la detección precoz

Por su parte, el Instituto de Neurociencias Avanzadas de Madrid (INEAMAD) del Hospital Nuestra Señora del Rosario, organiza una iniciativa para concienciar a la población de la importancia de identificar los primeros síntomas de un ictus y cómo reaccionar para recibir la mejor atención en el menor tiempo.

Bajo el lema “Tiempo es cerebro ¡gánale al ictus!”, un grupo de profesionales invitará a los viandantes a participar en una sencilla encuesta para tomar conciencia del alcance del ictus, sus factores de riesgo y sus consecuencias.

Asimismo, los participantes también podrán someterse a un test rápido de riesgo personal (de no más de 15 minutos) que incluye una historia personal de antecedentes familiares y hábitos de vida, toma de la tensión, prueba de la glucosa y, en función del riesgo EcoDoppler de troncos supraórticos.

Héroes en casa

ictus

Otra de las iniciativas impulsadas desde la asociación Freno al Ictus y la SEN es “Héroes en casa“, un proyecto que persigue educar a los menores sobre la importancia de adquirir hábitos saludables y mantener una vida activa.

El presidente de la asociación Freno al Ictus, Julio Agredano, sostiene que para una buena prevención de la enfermedad, esta tiene que conocerse más y el proyecto quiere que sean los niños los que ‘cambien la situación’ concienciando a los adultos sobre ella.

Si los menores conocen los síntomas del ictus contribuirán a salvar vidas, porque el tiempo es “vital” para salvar vidas.

Así, los colegios e institutos que se adhieran al programa ‘Héroes en casa’, contarán con charlas y material didáctico que les permitirán conocer las claves para prevenir y actuar en situaciones de emergencia.

(No Ratings Yet)
Cargando…