Inicio / Portada España / Humanización: formar al profesional y al paciente

Humanización: formar al profesional y al paciente

España es uno de los 10 países con mejor asistencia sanitaria y acceso a los sistemas de salud. Sin embargo, dentro de este pequeño ranking, no se habla de la parte afectiva y de la empatía necesaria dentro del modelo sanitario

Humanización: formar al profesional y al paciente
EFE/Ensar Ozdemir

“La masificación del sistema sanitario y la importante demanda de los ciudadanos con respecto a la atención de sus necesidades exige un cierto cambio de las organizaciones sanitarias para que estén más cercanas al ciudadano”. Lo cuenta, en los micrófonos de “El Bisturí” el doctor Julio Zarco, presidente de Fundación Humans, que promueve la humanización del sistema sanitario.

También afirma que esta idea no es nueva, sino que se trata de una reflexión profunda de hace unos años que se ha visto culminada con la creación de la fundación para, entre muchas otras cosas, tratar de potenciar la cercanía entre el sistema sanitario y el ciudadano para que cuando este se encuentre enfermo sienta que tiene un aliado cercano y que se ocupa de facetas no solamente médicas, sino también psicoafectivas, emocionales e incluso sociales.

Para lograr este objetivo queda camino por recorrer, y Julio Zarco considera que la formación debe centrarse en los tres pilares que intervienen en este aspecto: futuros médicos, pacientes y organizaciones.

“Soy profesor de la Universidad Complutense y es un tema que trabajo con los alumnos de Medicina: los alumnos de cualquier disciplina sanitaria tienen que ser grandes seres humanos, saber controlar sus emociones y aprender que el ser humano cuando está enfermo se siente vulnerable, y tenemos que tratar de garantizar la dignidad y el respeto de toda persona”, expone Zarco.

El doctor también destaca la necesidad de que el paciente se involucre en su enfermedad, algo que requiere formación. A esto se le denomina empoderamiento, y hace referencia al paciente informado y formado que tiene capacidades y competencias en su propio manejo. “Un paciente diabético sabe muchísimo sobre la diabetes, y realmente ese paciente experto, junto con el equipo médico y de enfermería, son quienes pueden resolver de manera compartida las soluciones de su día a día”.

Humanización: cultura de salud

No obstante, Zarco considera que es necesario dar un paso más y no solo informar al paciente, sino formar a toda la sociedad, en la línea del concepto de cultura de la salud, que se acuñó en la Conferencia de Otawa de 1978. “Hace referencia a sociedades abiertas, deliberativas, compartidas, democráticas y flexibles donde los ciudadanos tienen capacidad de tomar decisiones”.

El ciudadano se convierte, desde su infancia, en un “vector de salud”, algo que solo se consigue formando a la sociedad desde los colegios, pasando por los institutos y las universidades.

El tercer reto se sitúa en el tiempo y su gestión. “Nosotros presentamos en el Ministerio de Sanidad el 23 de octubre de 2017 un estudio sobre qué aspectos son los que se tendrían que resaltar y elaborar más, y el tema del tiempo es un tema continuo”.

(De izq. a derecha) El doctor Julio Ancochea; Begoña Barragán; el doctor Julio Zarco; el doctor Boi Ruiz; y Antonio Franco, patrono de la Fundación/ Foto facilitada por la Fundación HUMANS

Sin embargo, el doctor considera que, tan importante como el tiempo, es la organización, y destaca que la suma de tiempo, junto a una serie de cambios organizativos para centrar la atención en el paciente, y de un conjunto de actitudes y aptitudes adecuadas de los profesionales, lograrán de forma eficaz que la atención al paciente sea más satisfactoria. 

Opina Julio Zarco que han de ser los hospitales y centros de salud quienes tengan en cuenta las necesidades reales de la persona. “El paciente no debe adaptarse al hospital, sino que es el hospital el que debe de tratar de adaptarse a las necesidades del paciente y la familia. Ese es un reto muy importante”.

Además, la tecnología juega un papel fundamental en el proceso de humanización sanitaria. “Existe un cierto ahínco en separar la ciencia y la tecnología por un lado y lo humano por otro, cuando realmente es una moneda con dos caras: la tecnología tiene que venir a ayudar, tanto a ciudadanos o pacientes como a los profesionales, a mejorar y aumentar nuestro contacto y a facilitar la información y el acceso, aunque sin suplir el contacto del profesional”, añade este experto.

(No Ratings Yet)
Loading...
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies