Inicio / Sanidad / Hospital Virtual Valdecilla: se opera como se entrena

Hospital Virtual Valdecilla: se opera como se entrena

Aplicar el dicho “se juega como se entrena” a la práctica quirúrgica es lo que hacen en el Hospital Virtual Valdecilla de Santander; pioneros en España en el desarrollo de técnicas que permitan a los profesionales sanitarios entrenarse, con el mayor realismo posible, antes de afrontar intervenciones con pacientes de carne y hueso

Hospital Virtual Valdecilla: se opera como se entrena
De izquierda a derecha Jeffrey Cooper, fundador del CMS e Ignacio del Moral, director ejecutivo del HVV/EFE/Esteban Cobo

El Hospital Virtual Valdecilla es el resultado de la unión de tres centros especializados en formación y simulación que existían en el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla de Santander: El Centro de Estudios en Medicina de Urgencias, el Centro de Formación en Cirugía Endoscópica y el Centro de Entrenamiento en Situaciones Críticas. Como resultado de esta fusión surgió el HVV, una institución docente en la que trabajan más de 70 profesionales de todas las áreas clínicas y quirúrgicas y dirigido por Ignacio Del Moral.

Una de las claves que convierten al HVV en un centro de investigación y formación de referencia es el acuerdo de colaboración que mantiene, desde 2009, con el Center of Medical Simulation (CMS), en Boston, Massachusetts (EE.UU.); fundado en 1993 por Jeffrey Cooper, es un líder mundial en este campo.

Hay otros lugares en España donde se utiliza esta simulación clínica, pero el enfoque multidisciplinar, con la idea es recrear un hospital donde lo único que no es real es el paciente, es la singularidad del HVV.

Alta tecnología en simuladores

Desde su puesta en marcha, en el HVV se han desarrollado diversos programas de entrenamiento de equipos clínicos y quirúrgicos de alto rendimiento en los que, en los dos últimos años, han participado más de 400 profesionales del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla.

Este hospital virtual cuenta con simuladores de paciente de alta tecnología que reproducen todo tipo de situaciones clínicas y enfermedades de los pacientes. También posee sistemas relacionados con cirugía laparoscópica y microcirugía. Además, en sus instalaciones destaca la presencia del robot quirúrgico Da Vinci que permite hacer cirugía robótica.

Ignacio Del Moral considera que la misión de un hospital virtual es “generar espacios clínicos para que los profesionales sanitarios puedan entrenarse” antes de empezar a realizar técnicas con pacientes reales.

Entrenamiento y reflexión

Según el director ejecutivo del HVV, la variedad de escenarios clínicos que se pueden simular es “infinito” y, generalmente, se intentan diseñar retos clínicos que consigan “poner al límite” a los participantes “para ayudarles a crecer profesionalmente y también para que reflexionen sobre qué decisiones toman en situaciones de crisis y emergencia”.

Una de las peculiaridades de la simulación clínica es que se hace especial hincapié en la formación de equipos clínicos completos, es decir, se pretende que se entrenen al mismo tiempo anestesiólogos, cirujanos, enfermeras y auxiliares, para crear equipos clínicos de alto rendimiento.

El método que se utiliza en el HVV es una técnica estudiada y aprendida por el CMS de Boston, que ha investigado y desarrollado esta teoría con el objetivo de que los propios profesionales reflexionen sobre cómo tomar decisiones, cuáles son los modelos que adoptan a la hora de tomar decisiones y, si no son acertados, ser capaces de modificarlos y adaptarlos para ser más eficientes cuando vayan a tratar a pacientes reales.

“La simulación es una excusa para poder reunir a este equipo en torno a la mesa y poder discutir y ver los errores, porque en la medicina real raramente ocurre que los médicos se junten para mantener un debate honesto de cómo trabajar juntos y por qué y cómo se cometen errores”, añade Cooper.

Formación e intercambio de profesionales

En el HVV, además de aprender los aspectos pedagógicos de lo que es la herramienta de la simulación clínica, también se facilita el intercambio de profesionales y se desarrollan proyectos de formación de instructores en España y Latinoamérica con la idea de expandir e inspirar a otros centros en esta metodología.

Por una parte, desde Boston, ayudan y dan soporte a que avance el proyecto en Santander y, por otro lado, a través del HVV se han formado instructores que han traducido el programa para toda España y Latinoamérica.

“El equipo del HVV es entusiasta, con grandes profesores, que entienden perfectamente el concepto, no solo entrenan y comparten unas habilidades sino que entienden que están cambiando una forma de pensar en la sanidad. Yo creo que, Santander, Cantabria y España tienen mucha suerte de tener el Hospital Virtual Valdecilla”, destaca Cooper.

(No Ratings Yet)
Cargando…