Inicio / Coronavirus / Hospital de Ourense: Hay que valorar la resiliencia del sistema sanitario ante la pandemia

Hospital de Ourense: Hay que valorar la resiliencia del sistema sanitario ante la pandemia

De la pandemia hemos sacado varias lecciones: que sería conveniente reforzar los sistemas de salud pública y vigilancia epidemiológica ante nuevas amenazas y poner en valor “la resiliencia que tiene el sistema sanitario para dar respuesta a situaciones de enorme estrés”. Así lo considera el gerente del área sanitaria de la provincia gallega de Ourense, Félix Rubial, quien relata cómo funcionó el Complejo Hospitalario Universitario de Ourense durante la primera ola

Hospital Universitario de Ourense
Interior del Hospital Universitario de Ourense/Foto cedida

Rubial ha hecho estas declaraciones al programa de radio de EFEsalud, “El Bisturí”, dentro del proyecto de este canal para 2021, en el que semanalmente habla con el hospital de una provincia española sobre cómo han vivido y viven la pandemia, en esta ocasión sobre el hospital de Ourense:

¿Cómo fue la llegada de la pandemia en 2020 con los primeros pacientes?

Fue enormemente intenso, preocupante y muy desconcertante por la escasa información que teníamos de la pandemia y lo que llevaba implícito este virus. Pero también, visto desde la distancia, con el componente positivo de la implicación profesional, de la dedicación y del esfuerzo del colectivo sanitario del hospital y de atención primaria, con ese empuje que podíamos ver en la actitud de todos los profesionales dedicados en cuerpo y alma a intentar mejorar las condiciones de los pacientes que nos llegaban sin parar.

¿Sufrieron falta de equipos de protección, de respiradores, al inicio de la pandemia?

No, nosotros no. De respiradores estuvimos siempre suficientemente dotados. Es cierto que el Servizio Galego de Saúde hizo una compra de última hora, en el mes de febrero, y los teníamos disponibles cuando fueron necesarios. Sí que sufrimos en algún caso la escasez de algún equipo de protección individual, no estuvimos boyantes, pero nunca faltaron allí donde fueron necesarios.

¿Y cómo atendieron en el hospital de Ourense a pacientes con otras patologías?

Percibimos una reducción muy importante, especialmente asociada a la reducción de la movilidad por el confinamiento, pero también a una especial cautela o a un temor de los pacientes a acudir a los centros sanitarios. Lo que siempre garantizamos fue la atención al paciente urgente, fuese médico o quirúrgico, de tal manera que, la actividad quirúrgica, oncológica y preferente se mantuvo en todo momento y en aquellos pacientes con patologías agudas más prevalentes también se realizaron, con las debidas cautelas, pero sin ningún tipo de retraso, ni demora.

hospital ourense
Una trabajadora sanitaria atiende a un paciente con coronavirus en una planta de hospitalización del Complejo Universitario de Ourense. EFE/ Brais Lorenzo

De esa reorganización…¿Qué hemos aprendido para el futuro?

El principal aprendizaje que hemos extraído es que una sociedad como la nuestra no está libre de que, en un momento dado, una enfermedad causada por un agente infeccioso pueda generar una situación de caos como esta. Habíamos recibido muchos avisos… el SARS, el MERS, la gripe A en el 2009… pero al final el SARS-CoV-2 ha generado una pandemia mundial de la que probablemente tengamos que reforzar nuestros servicios de salud pública y de vigilancia epidemiológica.

Otro gran aprendizaje es la capacidad, la resiliencia que tiene el sistema sanitario para dar respuesta a situaciones de enorme estrés y creo que hay que ponerlo en valor. No creo que seamos héroes, no creo que los aplausos sean una necesidad, ni mucho menos. Hacemos nuestro trabajo, los sanitarios atendemos a los pacientes que necesitan esa asistencia pero tenemos una capacidad de reinvención y de poder dar respuesta adecuada, incluso en las peores circunstancias, que es digna de elogio, de encomio y de agradecimiento.

¿Qué seguimiento se hizo a los pacientes covid que estaban en casa con la plataforma Telea?

Ha supuesto un cambio absoluto en la atención a este tipo de pacientes. Telea es una plataforma corporativa del SERGAS que se utiliza en todas las áreas sanitarias, lo que permite una interacción entre el profesional sanitario y el paciente de carácter no presencial.

Exige un control básico por parte del paciente de los mecanismos de comunicación e información básicos, la capacidad de manejar un teléfono inteligente y manejar una serie de datos, en nuestro caso exclusivamente dos, temperatura y saturación, y con eso, de manera telemática, un equipo de profesionales conectados a estos informes nos permiten detecta pequeñas alteraciones en la salud de las personas que puedan ser un anuncio de que algo no está yendo bien. Nos ha permitido mantener en el radar del sistema sanitario a un gran número de personas sin necesidad de tenerlos hospitalizados.

¿Cómo calificaría la llegada de las vacunas?

Ha sido un antes y un después. El impacto ha sido tan brutal que a día de hoy es residual el número de personas vacunadas que tenemos infectadas y los casos activos que tenemos son prácticamente asintomáticos. En una población como la nuestra donde el 33% es mayor de 65 años o el 12% es mayor de 80, esto es clave.

Y quiero resaltar la enorme adherencia poblacional que hemos conseguido con cifras absolutamente inimaginables con cualquier otra vacuna a edad adulta que han permitido que esas personas hayan adquirido no solo la protección individual , sino también la colectiva para aquellos con los que conviven y comparten su tiempo y espacio.

El hospital de Ourense es el único centro español en el programa pionero europeo “Persist” de seguimiento de pacientes oncológicos.

Es un proyecto liderado por un centro tecnológico gallego, Gradiant, y en el que nosotros aportamos los pacientes una vez seleccionados, que tengan ciertas competencias básicas de carácter digital y que van a estar permanentemente monitorizados en distintos parámetros de su vida diaria para evaluar realmente el impacto de la enfermedad y del tratamiento durante un periodo de tiempo sobre parámetros de la vida diaria.

Nuestro Servicio de Oncología Médica va a hacer el reclutamiento de estos pacientes junto con los servicios de oncología de distintos países de la Unión Europea y ver si la herramienta, este sistema de monitorización, es útil para los pacientes y si lo es para el sistema reduciendo no solo el nivel de estrés en las personas sino también reduciendo los contactos físicos en el sistema sanitario y evitando las descompensaciones que puedan producirse en el transcurso de la enfermedad.

Hospital de Ourense
Fachada del Hospital Universitario de Ourense/Foto cedida

El hospital también es referente en enfermedad inflamatoria intestinal

Se trata de una unidad certificada por GETECCU, el grupo español de trabajo de enfermedad inflamatoria intestinal. Funciona desde hace tiempo en nuestro hospital de Ourense y hace un seguimiento permanente, continuado y accesible de estos pacientes crónicos, más jóvenes.

La enfermedad inflamatoria intestinal, que cursa por brotes, tiene que tener un paradigma de abordaje distinto al de cualquier otra enfermedad ya que exige una actuación inmediata en el momento en el que el brote comienza, no con medidas pautadas o establecidas en el tiempo con carácter estático. A un paciente con una enfermedad que curse con brotes de nada le sirve que le demos una revisión en seis meses si va a estar entonces perfectamente. Lo que le sirve es que en el momento que tenga los primeros síntomas de una descompensación pueda acceder al recurso sanitario.

Cuenta con un equipo interdisciplinar de profesionales que hacen de su capacidad médica y formativa una clarísima labor de educación para la salud para pacientes y familias.

¿Qué es un living lab?

Es un espacio físico y conceptual en el cual se dan las condiciones para probar tecnología o probar cambios organizativos en nuestro hospital y permite que cualquier producto que pueda existir en el mercado y requiera demostración de su efectividad en un entorno controlado pero con pacientes reales se pueda desarrollar. Forma parte del living lab del Servicio Galego de Saude y es punta de lanza y aporta al tejido empresarial y al tejido académico.

¿Qué actividades desarrollan en la azotea terapéutica del hospital?

En un edificio de ocho plantas, la cubierta es un espacio acondicionado para la práctica de ejercicio físico controlado y como huerta terapéutica, para laborterapia, dirigida a pacientes de salud mental, pacientes del hospital de día que realizan allí actividades para mejorar sus competencias. Es un espacio cómodo y accesible y los pacientes pueden disfrutar, algo que en otro hospital convencional no harían.

(No Ratings Yet)
Cargando…