Inicio / Coronavirus / Hospital de Cuenca: La primera ola de la covid la vivimos como una bomba atómica

Hospital de Cuenca: La primera ola de la covid la vivimos como una bomba atómica

El gerente del área integrada de Cuenca y del Hospital Virgen de la Luz de esta provincia castellanomanchega, el doctor Juan Luis Bardají Mayor, afirma que la primera ola del coronavirus, en marzo de 2020, fue como una bomba atómica

Hospital Virgen de la Luz de Cuenca
Fachada del Hospital Virgen de la Luz de Cuenca/Foto cedida

El Bisturí, de la mano de Henar Fernández, llega a Cuenca para conocer como se ha vivido y se vive la pandemia en el Hospital de esta provincia, el Virgen de la Luz, y para ello entrevista al doctor Juan Luis Bardají, cardiólogo, quien ha accedido a la gerencia del centro y del área integrada de Cuenca en el pasado mes de abril.

Una bomba atómica

El doctor Bardají vivió el estallido de la pandemia, en marzo de 2020, como cardiólogo en este centro sanitario, en el que lleva trabajando más de 30 años.

“La primera ola la vivimos como en todas partes, como una bomba atómica, fue algo increíble que no entraba en nuestros planes, la realidad superó a la ficción, fue terrorífico, pero aprendimos muy rápido”, recuerda.

“Tuvimos que poner camas, 60 en el policlínico, que es un centro de consultas, ya que se superó la capacidad de las ucis”, añade.

El gerente destaca en buen funcionamiento de las unidades intermedias entre los enfermos en planta y en las ucis, las llamadas ucris, así como la complicidad y el apoyo de todos los profesionales sanitarios.

“Todo el mundo era voluntario, se hizo un gran trabajo, con sistemas coordinados, protocolos covid, logramos impedir que se colapsaran las unidades de cuidados intensivos”, señala.

“El hospital no colapsó y mantuvimos la asistencia en todos los servicios”, ratifica.

¿Cómo se atendió a pacientes con patologías no covid?

“En la primera ola -explica- hubo consultas telefónicas para atender a los pacientes, pero en mayo se normalizaron las consultas y la asistencia, aunque mucha gente tenía miedo a venir al hospital“.

Bardají hace una mención expresa a la atención primaria y su enorme importancia en la lucha contra la covid. “Se les ha multiplicado el trabajo”, remarca.

¿Qué ha supuesto la vacunación?

“La vacunación es un antes y un después, pero tras el fin del estado de alarma y las vacaciones ha habido relajación“.

“Ha habido una percepción exageradamente optimista de que el virus con la vacunación estaba completamente curado, pero en los hospitales sigue muriendo gente, menos, pero sigue muriendo; y siguen personas infectándose del coronavirus, aunque cambió el perfil a los jóvenes y a vacunados con circunstancias especiales como inmunodepresión, patologías severas y de alto riesgo”, advierte.

De cara al futuro, y tras haber accedido hace tan solo unos meses al puesto de gerente, Juan Luis Bardají pone el acento de los retos de futuro en recuperar la normalidad total y gestionar bien la covid.

“Esperemos que el coronavirus sea como otros virus y tan solo un nuevo compañero de viaje”, desea.

El gran reto es contar con un nuevo hospital, proyecto en marcha, con más dotación de medios y recursos para atender a la población, ya que Cuenca tiene un solo hospital.

Hospital Virgen de la Luz de Cuenca
Imagen general del Hospital Virgen de la Luz de Cuenca

 

(No Ratings Yet)
Cargando…