Inicio / Enfermedades / Elastografía hepática, la opción indolora para detectar la hepatitis

Elastografía hepática, la opción indolora para detectar la hepatitis

La hepatitis causa la muerte de 1,4 millones de personas en el mundo. Todos estamos expuestos. En el marco del Día Mundial contra la Hepatitis, recordamos cómo prevenirla y presentamos una técnica de detección, la elastografía hepática, que podría ayudar a reducir esta cifra mortal gracias a la rapidez con la que ofrece resultados

Elastografía hepática, la opción indolora para detectar la hepatitis
EFE

Una de las características de la hepatitis en todos sus tipos es que genera fibra colágena en exceso, lo que provoca que el hígado se vaya poniendo duro. Por esa razón, una de las primeras claves para su detección es examinar el tejido, descubrir si está rígido y en qué fase de la fibrosis se encuentra.

Una de las opciones diagnósticas más comunes es la biopsia de hígado, que resulta molesta e invasiva para el paciente. Ahora también se utiliza la elastografía hepática, la nueva técnica que consiste en un escaneo a través de ondas y que se realiza con un aparato llamado Fibroscan.

El doctor Josep Vives Roura, jefe de Servicio Médico Radiólogo en el Centro de Diagnóstico por la Imagen ARVI-TEMESA, explica a EFEsalud cómo funciona esta técnica:

“Mediante un sistema de choque de ondas sobre el hígado, le damos golpecitos al órgano y él transmite una onda. Esta onda la sigue el aparato Fibroscan mediante una ecografía y se correlaciona la velocidad de la onda con el tipo de fibrosis que tiene el hígado”.

Este estudio se realiza en unos cinco minutos y se hace colocando una sonda en el costado derecho de la persona, justo  donde está el hígado. Esta sonda emite una pequeña vibración que no es agresiva con el paciente, por lo que no tiene ninguna contraindicación.

Los pros y los contras

El aparato Fibroscan tiene la ventaja de que puede seguir siendo una opción para el seguimiento de la enfermedad, pues es posible utilizarlo cuantas veces sea necesario.

Sin embargo, tiene dos limitaciones principales. Según el Servicio de Hepatología del Instituto de Enfermedades Digestivas y Metabólicas del Hospital Clínic de Barcelona, la elastografía presenta errores en los resultados de personas con obesidad, así como en las que padecen de ascitis, es decir, líquido libre intraabdominal.

Al respecto, el doctor Vives detalla que en el caso de las personas obesas “el exceso del grosor del tejido celular subcutáneo provoca también la amortiguación de la onda mecánica e impide asimismo la medición de la elasticidad hepática, este problema se subsana con la utilización de sondas XL de mayor potencia en la impulsión”

En el caso de los pacientes que presentan ascitis, la solución está en drenarlas antes de que se realicen la prueba con el Fibroscan, en caso de que no se pueda, es imposible hacer el estudio.

“Existe liquido interpuesto alrededor del hígado que amortigua dicha onda de choque y por lo tanto no podemos medir la transmisión de esta onda a través del hígado “, señala el experto.

La hepatitis hoy

En el marco del Día Mundial Contra la Hepatitis que se celebra el 28 de julio, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recuerda que todavía representa un problema global contra el que hay que seguir luchando.

Según la OMS, cada año mueren 1,4 millones de personas a causa de la hepatitis vírica, siendo más vulnerables aquellas que se inyectan drogas, las prostitutas y los que tienen relaciones sexuales sin protección.

La OMS recordó que la hepatitis en todos sus tipos (VHA, VHB, VHC,VHD Y VHE) puede generar infecciones crónicas al hígado provocando cirrosis e, incluso, cáncer hepático.

Por otra parte, la Federación Española del Aparato Digestivo (FEAD), informa de que en España se diagnostican 4.300 casos de cáncer de hígado al año provocados por la hepatitis.

Insisten, por tanto, en la importancia de detectar la enfermedad en el momento en el que puede ser curado para que no evolucione en cáncer o cirrosis.

Puntos clave de la enfermedad

De acuerdo con la Asociación Catalana de Enfermos de Hepatitis, estos son algunas de las cosas que debemos tener en cuenta sobre esta afección:

  • Los virus que causan la hepatitis más comunes son los A, B Y C, siendo los dos últimos los más mortales, pues se pueden volver crónicos si no se tratan a tiempo.
  • Mientras que para la hepatitis A y la B hay vacunas preventivas, para la C aún no existe nada más que estar informado.
  • El VHA se puede transmitir por ingerir alimentos o bebidas contaminadas.
  • Tanto el VHB, como el VHC, se adquieren principalmente por mantener relaciones sexuales sin protección, realizarse tatuajes, piercings o acupuntura bajo malas condiciones higiénicas, compartir jeringuillas al drogarse o utilizar utensilios de higiene personal infectados.
(No Ratings Yet)
Cargando…