Inicio / Nutrición / Hambre y obesidad, los desafíos alimentarios en América Latina y el Caribe

Hambre y obesidad, los desafíos alimentarios en América Latina y el Caribe

Reducir el número de personas en situación de inseguridad alimentaria y disminuir la obesidad y el sobrepeso son dos de los principales objetivos que enfrenta América Latina y el Caribe en materia alimentaria, según el representante de la oficina regional de la FAO, Ricardo Rapallo

Otras noticias

Hambre y obesidad, los desafíos alimentarios en América Latina y el Caribe
El representante de la oficina regional de la FAO para América Latina y el Caribe, Ricardo Rapallo. EFE/Javier Roibás Veiga

Rapallo participa en Montevideo en un taller organizado por la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en colaboración con la Cooperación Española en Uruguay y en el que representantes de 10 países suramericanos intercambian experiencias para abordar estos retos.

Según explica, en la región hay 34 millones de personas en situación de inseguridad alimentaria -aquellas que no tienen garantizada la ingesta diaria de alimentos inocuos para tener una vida sana- y es una de las que mayor proporción de obesos tiene.

Esta aparente contrariedad se suma al hecho de que América Latina y el Caribe, sobre todo Sudamérica, es una de las zonas del mundo que mayor cantidad de alimentos produce, algo que Rapallo ejemplifica al señalar que la región “podría alimentar a otros 130 millones de Latinoamericanos y Caribeños con lo que produce ya”.

Relación entre obesidad e inseguridad alimentaria

A pesar de que la obesidad y la inseguridad alimentaria pueden parecer conceptos contradictorios, el representante regional de la FAO asegura que ambos pueden estar ligados.

Vista general del congreso “Pobreza, Seguridad Alimentaria y Sistemas Inclusivos de Protección Social en Sudamérica”. EFE/Javier Roibás Veiga

“Está todo muy relacionado. Hay familias en las que hay sobrepeso y malnutrición a la vez. Sobrepeso por la ingesta de ‘comida chatarra’ con alto valor calórico y malnutrición debido a que hay un déficit en la ingesta de proteínas o micronutrientes”, explica.

Otro aspecto destacado por Rapallo acerca del sobrepeso en la región es el hecho de que se da con mayor asiduidad entre las poblaciones de menor poder adquisitivo, ya que “acceden a dietas más pobres en nutrientes y comen para llenarse la panza, pero en el fondo tienen un problema de malnutrición”.

Sobre los logros de América Latina y el Caribe para reducir la inseguridad alimentaria, valora que la región es un “referente mundial” dado que fue una de las primeras que alcanzó la meta de los Objetivos de Desarrollo del Milenio de la ONU para la reducción de la proporción de las personas que sufren hambre.

Acerca de estas últimas, indicó que la población más golpeada por este fenómeno es la que vive en el medio rural, en las zonas aisladas, las comunidades indígenas y las mujeres.

Los nuevos desafíos

Sobre los desafíos que todavía existen en este campo, señala que la FAO es “optimista” debido a las políticas públicas que se están desarrollando en esa parte del mundo, ya que abordan la problemática con una mirada multidisciplinar en la que participan sectores como los de la salud, la agricultura y el social.

En ese sentido, uno de los principales objetivos para América Latina y el Caribe, principalmente para América del Sur -el mayor productor de alimentos dentro de la región-, es el de la sostenibilidad agropecuaria y medioambiental.

Para 2050 se estima que la población mundial llegue a 9.000 millones de personas, lo que supone un incremento de unos 1.500 millones de habitantes, por lo que la demanda de alimentos aumentará y eso exigirá mayor producción.

“América Latina tiene la ventaja de que es de las pocas regiones del mundo que todavía tiene un cierto margen de suelo y agua disponible pero, por otra parte, no se puede producir como hasta ahora”, señala Rapallo.

“Lo que se ha visto es que se produce mucho pero que hay problemas de sostenibilidad, biodiversidad, manejo de agua… hay que innovar tecnológicamente en ello para que sea más inclusiva y para que los pequeños productores también aprovechen la situación, de la que en muchas ocasiones se han visto excluidos”, añade.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies