Inicio / Psicología y bienestar / Guía para vencer a la ola de calor y no morir en el intento

Guía para vencer a la ola de calor y no morir en el intento

Sed intensa, sudoración excesiva, mareo, jaqueca… son algunos de los síntomas de quienes ahora abarrotan las urgencias de los hospitales. El verano intenso ya está aquí y con esta guía podrás sortear los efectos del calor. Especial atención a los niños y ancianos

Otras noticias

Guía para vencer a la ola de calor y no morir en el intento
EFE/Patrick Pleul

Las enfermedades más directamente derivadas del calor son los llamados “golpes de calor” y las insolaciones y se producen cuando el cuerpo no es capaz de mantenerse a una temperatura baja. Es decir, cuando la temperatura del aire sube, el cuerpo se mantiene fresco gracias a la evaporación del sudor.

No obstante, en los días más calurosos y húmedos, la evaporación del sudor se produce a un ritmo mucho más lento debido a la humedad existente en el ambiente. En definitiva, cuando el sudor no resulta eficaz a la hora de reducir el calor, la temperatura corporal aumenta y puedes caer enfermo.

EFEsalud ha entrevistado a la responsable de Nutrición y Salud de la empresa de helados Frigo, Diana Roig, y al especialista en Medicina General, José Antonio Romero para elaborar una guía básica de supervivencia al calor del verano.

No te olvides de los 2 litros de agua

La experta en nutrición de Frigo recomienda beber, incluso sin tener sed, porque el agua resulta esencial para “recuperar esas sales minerales que pierde el cuerpo a través del sudor”.

Sugiere evitar las bebidas alcohólicas y aquellas que contengan mucha cafeína e incluir zumos naturales, aunque la bebida por excelencia es el agua. No te olvides de tomar esos 2 litros diarios y si hace mucho calor hay que incrementar esa dosis.

El doctor Romero señala que beber esos dos litros de agua es la mejor manera de prevenir que alguien sufra una ola de calor.

¿Cómo nos debemos alimentar?

La nutricionista recomienda hacer cinco comidas al día, especialmente en verano: “Esto evita que nos atiborremos en la comida y la cena y repartir las calorías a lo largo del día”.

Una mujer joven pasa ante un expositor de frutas y verduras. Efesalud.com
EFE/Juan Carlos Cárdenas

Roig aconseja que las comidas sean frías y poco calóricas:

  • Aliméntate, sobre todo, a base de ensaladas frescas.
  • Toma frutas y verduras de temporada como la sandía o el melón (dos frutas que destacan por su cantidad de agua).
  • Come cremas con verduras de temporada como el calabacín.
  • Gazpacho a base de tomates y pepinos.
  • Evita las salsas hechas de forma casera como la mayonesa. En esta época es mejor comprarlas por seguridad alimentaria.
  • Tómate un helado en buena compañía; los de hielo siempre hidratan más. Un reciente estudio presentado por Frigo explica que el 70% de los españoles suele tomar un helado al menos una vez a la semana. De hecho, si realizas una alimentación variada y equilibrada puedes llegar a incorporar un helado al día.

Si viajas, cuida algunos detalles

Con la operación salida en marcha y con la nueva ola de calor que se avecina debes organizar tus viajes teniendo siempre en cuenta las temperaturas más suaves del día y para ello hay que evitar las horas centrales.

Carretera y Semana Santa...¡aliméntese bien!
EFE/STR

Sobre este aspecto, el doctor Romero insiste en que en España las horas de más calor pueden extenderse hasta las 7 de la tarde en el sur peninsular.

Según el médico de familia, emprender tu viaje a primera hora de la mañana es lo más adecuado, justo cuando has hecho un buen descanso nocturno.

Además, debes vestirte con ropa confortable para facilitar la comodidad en tu viaje.

¡Y por supuesto! “Ventila bien el coche, lleva siempre botellitas de agua y haz un descanso cada dos horas sin olvidarte de beber”, según el médico.

Si eres de los que te toca trabajar en verano, deberás realizar la mayor carga durante las primeras horas de la mañana.

Romero insiste en utilizar protector solar y en cubrirte con sombreros o gorras si además trabajas al aire libre.

El verano no puede obligarte a ser sedentario por lo que no olvides el deporte. Practica actividades físicas que no conlleven una sudoración excesiva. Una buena opción es acudir a un gimnasio bien acondicionado.

No obstante, tanto la nutricionista como el doctor sugieren la natación, caminar rápidamente o montar en bicicleta.

Trucos para mantenerte fresco en casa

Cada maestrillo tiene su librillo pero siempre hay que partir de una serie de pautas generales para conseguir conciliar bien el sueño o para no sudar la gota gorda en el sofá mientras ves tu programa favorito. Estas son las recomendaciones de los dos especialistas:

  1. Abre las ventanas a primera hora de la mañana y a última de la tarde para ventilar la casa.
  2. Evita la entrada de la luz solar y apaga las luces siempre que puedas.
  3. Utiliza el aire acondicionado de forma moderada. La temperatura ideal se sitúa entre los 20-22 grados. Si la temperatura es especialmente fría puede dar lugar a sensaciones de catarro y aumento de la mucosidad.
  4. Date un chapuzón siempre que puedas.
  5. Refréscate con una ducha.

Este es el mensaje final que lanza el doctor José Antonio Romero, el especialista de “Doctoralia.es”, para bajar el nivel de alarma para los más vulnerables: “Calor ha hecho siempre, por lo que no tenemos que asustarnos particularmente”.

Aprovechad las vacaciones para relajaros y para desconectar de la rutina laboral de todos los días porque la clave está en prevenir el calor tanto desde el punto de vista físico como psíquico.

(No Ratings Yet)
Cargando…