Inicio / Actualidad / Gripe: “Toda la población debe vacunarse por prevención y responsabilidad”

Gripe: “Toda la población debe vacunarse por prevención y responsabilidad”

Para el doctor José María Eiros Bouza, catedrático de Microbiología en la Universidad, jefe de servicio en el Hospital Río Hortega y director del Centro Nacional de la Gripe, todas las instituciones en Valladolid (España), no hay lugar a la duda: “Hasta que llegue la vacuna universal contra la gripe, todos los años, sí o sí, hay que vacunarse contra este microorganismo vírico estacional; y no solo por la lógica prevención individual, máxime en grupos de riesgo, sino por responsabilidad social hacia los demás”

Las personas mayores de 65 años que viven en residencias comunitarias, las mujeres embarazadas, el personal sanitario, los adultos y niñ@s con enfermedades crónicas cardiovasculares, neurológicas, pulmonares o metabólicas, las personas con defensas inmunológicas deprimidas, como puedan ser los pacientes con cáncer y las que hayan sufrido algún trasplante de órgano, deben tener un mayor celo en el cumplimiento de todas las medidas de prevención contra el virus de la gripe.

También conviene que hagan lo propio otros grupos sociales o laborales, muy relacionados con los grupos de riesgo: adolescentes y jóvenes menores de 18 años que reciban tratamiento prolongado con ácido acetilsalicílico (AAS), trabajadores de centros geriátricos, cuidadoras domiciliarias, policías, bomberos, protección civil, emergencias, turistas internacionales, profesionales de instituciones penitenciarias o técnicos al cuidado y protección de las aves.

“Si nos vacunamos todos y todas, mucho mejor para el conjunto de la ciudadanía local, regional y mundial; así interrumpiremos la cadena de transmisión del virus”, subraya el profesor Eiros Bouza.

Desde el inicio de la temporada de gripe y hasta el momento, el 55,5% de las infecciones son de tipo A y el 44,5% de tipo B. Detalle de una diapositiva (y siguientes) cedida por el profesor Eiros Bouza.

La vacuna de la gripe, buena y eficiente

La gripe, enfermedad infecciosa causada por diferentes tipos y subtipos de virus, clasificados esencialmente como A, B, C y D, se transmite de persona a persona a través de las gotas de saliva que expulsamos por la boca o la nariz al hablar, estornudar o toser. “Este año cocirculan las variantes del virus A H1N1, la gran mayoría de casos, y H3N2, junto a la influenza tipo B”, informa.

Según los últimos datos, la tasa de incidencia semanal se sitúa en España en torno a los 55 casos por cada 100.000 habitantes, con lo que la “onda epidémica” de la enfermedad comienza a coger fuerza: aumentará progresivamente durante dos o tres meses hasta superar, en ciertos ciclos, los 200 casos por 100.000 habitantes, como ya ha ocurrido en años anteriores.

Según el informe, la temporada de gripe se caracteriza por una circulación predominante del virus A(H1N1) y, de las detecciones notificadas desde el inicio de la temporada hasta el momento, el 55,5 % son tipo A y el 44,5 % tipo B.

El colectivo de los niños y niñas menores de cuatro años sigue siendo el más afectado por la gripe en lo que va de temporada, con cerca de 100 casos por 100.000 habitantes.

Ha habido casos de personas hospitalizadas por gripe en 14 comunidades, con una tasa de 2,8 casos por 100.000 habitantes, especialmente mayores de 64 años y, en el caso de los pacientes graves, el 76 % presentaban factores de riesgo.

Las consecuencias de la gripe en 2018 y 2019 en España

El Sistema de Vigilancia de la Gripe (SVGE) estima que en las dos últimas temporadas la gripe se contabilizaron entre 500.000 y 700.000 casos de enfermedad leve atendidos en atención primaria; entre 35.000 y 52.000 hospitalizaciones y entre 2.500 y 3.000 admisiones en UCI.

Y utilizando modelos poblacionales, se ha valorado que la gripe pudo haber sido responsable de hasta 15.000 muertes (6.300 el año pasado) en las dos últimas epidemias estacionales.

gripe

El doctor Eiros Bouza, director del Centro Nacional de la Gripe, insiste, en declaraciones a EFEsalud, después de impartir el seminario “BeNeumoBeYou” sobre actualización de la gripe en el Hospital Universitario de La Princesa de Madrid, en la importancia de la vacunación para evitar los casos más graves de la enfermedad en el año en curso y en los siguientes.

“Aunque la vacuna, en muchas ocasiones, no proteja al 100 %, y a veces haya discordancia entre la cepa vírica circulante de la temporada y la incluida en la composición final de la vacuna, su nivel de protección es altísimo. Es decir, es mejor una actividad baja que nada, y, sin lugar a la duda, siempre es una práctica segura y saludable”.

“Solo la vacunación, la investigación, el control de los detonantes y la higiene previenen contra las enfermedades infecciosas. Es la fortaleza de la Ciencia, que rebosa argumentos sólidos para arrinconar a las patologías de todo tipo y condición que afligen a la sociedad mundial”, señala el microbiólogo nacido en el municipio lucense de Mondoñedo.

gripe

Por eso, cree que habría que hacer un mayor esfuerzo de comunicación, “como esta entrevista de EFEsalud”, para mejorar el conocimiento de las medidas de prevención contra la gripe y las tasas de vacunación en España que el año pasado fueron del 54 % en los mayores de 65 años, una de las poblaciones de riesgo, mientras que el objetivo es llegar al 65 %.

Se calcula que en el 2019 la vacuna previno hasta un 38 % de las muertes atribuibles a la gripe, el 40 % de los ingresos en la UCI y un 11 % de las hospitalizaciones en mayores de 64 años.

Aún así, los expertos, como el Dr. Eiros, miembro de Asomega, consideran que una de las causas por las que las personas “no sienten la utilidad de las vacunas” podría estar relacionada con la confusión que causan los síntomas de la gripe y el resfriado o catarro, leve o severo.

Síntomas de la gripe para descartar un resfriado

  • Fiebre: superior a 38 ºC durante 3 a 4 días.
  • Dolor de cabeza bastante fuerte.
  • Dolor muscular debilitante.
  • Tos recurrente.
  • Nula secreción nasal y estornudos esporádicos.
  • La garganta no suele molestar o doler, al igual que es rara la irritación ocular.
  • Mucho cansancio.
  • La duración media de la crisis gripal se sitúa entre 5 y 10 días.

Síntomas del resfriado común

  • Sin fiebre o quizá febrícula.
  • No suele doler la cabeza.
  • Tendremos dolores musculares muy leves.
  • La tos será ligera o moderada.
  • La secreción nasal será muy abundante, con estornudos frecuentes.
  • La garganta se reseca y nos dolerá.
  • Irritación ocular frecuente.

¿Qué debemos hacer si padecemos gripe?

  • No hay que automedicarse, especialmente con antibióticos. La gripe está causada por un virus, por lo que estos fármacos no son efectivos.
  • Guardar reposo.
  • Beber muchos líquidos, especialmente agua y zumos naturales. También infusiones, caldos o sopas.
  • Cuidar la dieta y aumentar la ingesta de frutas y verduras.
  • Tomar medicamentos antipiréticos como el paracetamol para disminuir la fiebre y el dolor muscular, pero solo si los síntomas son realmente molestos.
  • No fumar. El tabaco irrita aún más la mucosa, con lo que puede agravar los síntomas.
  • Chupar un caramelo sin azúcar o beber líquidos templados para calmar posibles picores de garganta.
  • No toser demasiado fuerte para no empeorar la irritación.
  • Evitar el contagio de la gripe a otras personas con estos consejos.
  • No dejar de lado otros medicamentos o tratamientos sin pasar por la consulta del médico.
(No Ratings Yet)
Cargando…