Inicio / Actualidad / Fuster renuncia a presidir el Consejo Asesor de Sanidad por su inactividad

Fuster renuncia a presidir el Consejo Asesor de Sanidad por su inactividad

El director general del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC), Valentín Fuster, ha renunciado a la presidencia del Consejo Asesor de Sanidad, debido a “la falta de operatividad” de este órgano consultivo, aunque ha dejado la puerta abierta a su regreso si se reanuda su actividad

Fuster renuncia a presidir el Consejo Asesor de Sanidad por su inactividad
Imagen del doctor Valentín Fuster cedida por el CNIC

Así lo han manifestado a Efe fuentes del CNIC, que han confirmado que a la salida de Fuster se une también la del vicepresidente del Consejo, Francisco de Paula, y la secretaria, Ofelia de Lorenzo.

“Forman el equipo que se nombró para empezar a trabajar. Se han hecho los grupos de trabajo, pero no ha generado ningún contenido desde el cambio de ministerio”, han señalado las fuentes.

Han añadido que Fuster, que en estos momentos participa en el Congreso de la American Heart Association de Chicago, comunicó por carta esta renuncia el pasado 8 de noviembre a la ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, y al resto de miembros del Consejo.

La renuncia del prestigioso cardiólogo, han insistido, no se debe a “motivos políticos o de ningún otro tipo” sino simplemente a que “no quiere ser presidente de un organismo que no funciona”.

Fuster asumió la presidencia del Consejo el pasado mes de febrero cuando se renovó este órgano consultivo y de asistencia a la ministra de Sanidad, cuyo objetivo es evaluar lo que funciona y lo que no, y especialmente los recursos humanos, por lo que uno de sus objetivos es analizar si hay suficientes médicos y enfermeros.

Así lo explicó Fuster al tomar posesión del cargo, quien se mostró partidario de promover la salud y empezar con los niños, las mujeres y los ancianos, y prevenir la enfermedad en sus estadios tempranos, detectar el cáncer lo antes posible, las infecciones y los virus.

Nueva entrega de Acreditaciones QH

Precisamente el pasado martes, 6 de noviembre, el vicepresidente del Consejo, Francisco de Paula, pronunció una conferencia sobre liderazgo y gestión de calidad en salud en el acto de entrega de las Acreditaciones QH (Quality Healthcare- Excelencia en calidad asistencial), que entrega anualmente el Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS), para reconocer la calidad asistencial tanto de los centros sanitarios públicos como privados.

Liderazgo y calidad asistencial

En este acto, Francisco de Paula fijó cinco puntos definidores del liderazgo y la gestión de calidad en salud: ¿Influyen los líderes en la calidad asistencial?; ¿de qué depende y cuáles son las variables?; Necesidad de trascender un nuevo modelo mental; Papel de liderazgo en distintos niveles; y ¿qué hacen los líderes que tiene éxito y mejoran la calidad?

“Cuando no hay liderazgo, las consecuencias son negativas en los aspectos clínicos y de gestión. Perjudica no tenerlo”,  expuso De Paula, quien completó lo relativo a este punto al añadir: “No hay evidencia solvente de que el liderazgo mejora la gestión en calidad de salud, pero sí hay evidencia de que el liderazgo es necesario, aunque no es suficiente”.

El vicepresidente del Consejo Asesor de Sanidad (un organismo que preside el cardiólogo Valentín Fuster) enumeró varios niveles de liderazgo: directivo, clínico y operativo.

Subrayó que los gestores y los profesionales de la salud tienen que ver a los pacientes y sus familias como socios en el proceso de asistencia sanitaria.

Resaltó que hay que competir en valor y no en volumen o cantidad. Y añadió que en este sentido hay que reorganizar para producir, incentivar, remunerar, reconocer y comprar valor.

En la alta dirección de las organizaciones, situó la calidad como prioridad estratégica, estimulando, motivando y distribuyendo capilaridad en todas las esferas de la organización.

En el apartado clínico, mencionó el compromiso activo de los médicos y la enfermería, desde el trabajo en equipo, la dotación de recursos, la formación y su empoderamiento.

Y en el área económico-financiero abogó por el paso de lo puramente comercial a compartir riesgos y trabajas juntos por la calidad con los proveedores y las alianzas que se establezcan.

Otros de los planteamientos expuestos en su conferencia en relación con el liderazgo por Francisco de Paula fueron centrar el objetivo del sistema en la personas, más allá del paciente; facilitar educación al paciente; discutir los resultados obtenidos en salud desde la perspectiva personal y no desde la económica o la propia enfermedad; evitar el daño al paciente como prioridad; y bajar al terreno donde suceden las cosas para conocerlas de manera directa, con firmeza en el mantenimiento de la estrategia diseñada.

Los datos como indicador esencial, la transparencia con los resultados, la búsqueda de nuevas ideas sin límites ni fronteras, y la identificación de alianzas y oportunidades fueron otros de los aspectos citados.

Complementariedad sanidad pública y privada

En este evento, el director general de Ordenación Profesional del Ministerio de Sanidad, Rodrigo Gutiérrez, defendió la “complementariedad y congruencia” del sector sanitario privado y del público.

Rodrigo Gutiérrez se refirió a la “incertidumbre” de la época actual, pero destacó el papel central del paciente como factor imprescindible, al tiempo que valoró los mayores conocimientos y responsabilidades que éstos tienen en relación con otros tiempos.

“Todo el personal sanitario debe estar implicado en la calidad desde el objetivo de atender al paciente de manera respetuosa y humana; hay que desterrar la cultura del miedo al cambio y al fracaso. La no calidad es muy cara”, añadió.

En la apertura de este acto, Luis Mayero, presidente del IDIS insistió en que el núcleo central de la calidad asistencial es el paciente y defendió la importancia que tiene la capacidad de los profesionales de la salud para empatizar con ellos.

Mayero recordó que entre el 40 y el 80 por ciento de la información que se da al paciente en una cita médica, se olvida al salir de la consulta.

Tras cinco años de acreditaciones QH, 126 centros asistenciales sanitarios públicos y privados cuentan ya con esta calificación que reconoce los esfuerzos y resultados en la mejora de la calidad asistencial.

 

(No Ratings Yet)
Cargando…