Inicio / Coronavirus / Fibromialgia: ¿cómo puede la Covid-19 afectar a estos pacientes?

Fibromialgia: ¿cómo puede la Covid-19 afectar a estos pacientes?

Hoy, 12 de mayo, se conmemora el Día Mundial de la Fibromialgia, el síndrome de fatiga crónica y de la sensibilidad química múltiple; enfermedades incluidas en el síndrome de sensibilización central. En los pacientes con estas patologías se centra esta semana El Bisturí para saber cómo puede afectarles el nuevo coronavirus

dolor crónico
EFE/Jorge Zapata

Para ello ha contado con la colaboración del doctor Antonio Collado Cruz, reumatólogo del Hospital Clínic de Barcelona y presidente de la Sociedad Española de Fibromialgia y Síndrome de Fatiga Crónica (SEFIFAC), que ha respondido a preguntas en relación con la enfermedad y la Covid-19 y ha hablado de la situación actual de esta patología.

Así afecta la Covid-19 a las personas con fibromialgia

“Que sepamos, no se considera a los pacientes con fibromialgia una población de riesgo, el virus no les afectaría de forma diferente al resto-, aunque sí vulnerable, y podrían contraerlo con mayor facilidad, por lo que es aconsejable reforzar las medidas de seguridad preventiva para no contagiarse“, asegura el doctor Collado.

¿Cómo pueden reconocer las personas con fibromialgia el contagio de Covid-19?

El paciente con fibromialgia, como apunta el doctor, conoce muy bien su dolor y está acostumbrado a identificar  procesos que no son propiamente su enfermedad.

“Sus sospechas de poder estar infectado por Covid 19 deben ser atendidas ante la presencia de fiebre (mantenida por encima de 38ºC, excepto si se están tomando paracetamol o anti-inflamatorios, en cuyo caso podría ser menor) o síntomas respiratorios que no sean manifestaciones habituales de su enfermedad”, expone.

En definitiva, las mismas sospechas que en la población general.

Así les han afectado las medidas del Estado de Alarma

El experto explica que, a pesar e que los pacientes con fibromialgia severa suelen estar acostumbrados a un menor nivel de movilidad y desplazamientos, las condiciones de confinamiento total han supuesto una inmovilización prolongada y un aumento de las cargas emocionales, que pueden influir en el empeoramiento de la enfermedad y su sintomatología.

Sin embargo, como advierte Collado, también ha tenido algunas ventajas: “Con la implantación del teletrabajo muchos pacientes han visto reducido su estrés laboral y una mayor facilidad para adaptarse a los descansos, posiciones no prolongadas, fragmentación de la actividad y presión del entorno”.

¿Puede el tratamiento para la Covid-19 afectar al cuadro clínico de los pacientes con fibromialgia?

Actualmente se están probando algunos medicamentos en el tratamiento de la infección grave por Covid-19, como la hidroxicloroquina, algunos biológicos como citoquinas y antivirales, pero, como señala el doctor, “ninguno ha demostrado empeoramiento o está contraindicado en pacientes con fibromialgia”.

Las precauciones que deben tomar

“El paciente debe seguir todas aquellas recomendaciones preventivas que se indican a la población general, aunque quizá con mayor motivo por considerarse una población vulnerable”, advierte.

Fibromialgia, la enfermedad del dolor crónico

La fibromialgia es  una enfermedad crónica de causa no conocida que afecta al funcionamiento del Sistema Nociceptivo, que es la parte del sistema nervioso que se encarga del procesamiento del dolor en nuestro cuerpo.

Como explica el reumatólogo, esta afectación, además del dolor, provoca una afectación de las áreas cognitivas, emocionales y de las funciones neurovegetativas, responsables de nuestro tono vital o  nuestras funciones automáticas. Esto desencadena en una gran parte de los casos un fracaso de los mecanismos adaptativos.

La OMS reconoció y clasificó la enfermedad en 1992 y, en 2019, aprobó la undécima Clasificación Internacional de Enfermedades, en la que se incluyen los nuevos códigos de dolor crónico, con una novedad: se establece el concepto de dolor crónico primario, diferenciado del crónico musculo-esquelético secundario, el provocado por cáncer, el neuropático, el orofacial y el visceral.

“Algo que refuerza el concepto de dolor crónico primario como una enfermedad y no como un síntoma”, advierte el doctor.

fibromialgia Covid-19
Infografía extraída del informe ‘Fibromialgia’ publicado en 2011 por el Ministerio de sanidad, política social e igualdad de España.

Un dolor que afecta a muchos niveles

La enfermedad puede tener diversos niveles de gravedad en los pacientes. Collado explica que, según un estudio elaborado por la SEFIFAC, los pacientes que acuden a sus centros de salud muestran un elevado impacto a nivel personal, familiar, laboral y social.

“Por ejemplo, un 40 % de los afectados habían perdido su capacidad para mantener la actividad laboral con el paso de los años”, constata.

Su relación con el síndrome de fatiga crónica

El síndrome de fatiga crónica es una condición definida por una fatiga crónica severa que produce una limitación muy significativa de la capacidad funcional.

Los criterios clínicos para definir la existencia de este síndrome se presentan con frecuencia en pacientes con fibromialgia, siendo la consecuencia del mismo proceso en las personas más afectadas por la enfermedad.

“Entre el 50 y 70 % de los pacientes atendidos por un síndrome de fatiga crónica presentan una fibromialgia”, apunta el reumatólogo.

Sin embargo, “hay pacientes con síndrome de fatiga crónica que no presentan criterios de fibromialgia y los mecanismos parecen ser distintos”, matiza.

El futuro de estas enfermedades: prevención, diagnóstico e investigación

Los retos más importantes, según el doctor, son encontrar un marcador biológico fiable, capaz de ayudar a la evaluación del paciente, y encontrar moléculas relacionadas con la alteración, que puedan ser tratadas, como los nuevos biológicos para el tratamiento del dolor.

“Es necesaria una mejora de la inversión pública a la investigación de esta enfermedad, muy denostada e injustamente discriminada con respecto a otras. Sobre todo teniendo en cuenta el volumen de personas a las que afecta y el gran impacto que tiene”, reclama Collado, presidente de la Sociedad Española de Fibromialgia y Síndrome de Fatiga Crónica.

Mientras tanto, se debe fortalecer la atención a estos pacientes desde la Atención Primaria, identificándolos precozmente, y, en cuanto a la atención hospitalaria, crear unidades especializadas de carácter multidisciplinar que puedan tratar el dolor, la fatiga y la discapacidad de estas personas desde los estadios más tempranos.

“Muchas asociaciones de pacientes están contribuyendo de forma profesional y generosa a realizar esta labor y debemos apoyarlas con su integración en los sistemas de atención socio-sanitaria”, recuerda el reumatólogo.

 

(No Ratings Yet)
Cargando…