Inicio / Prevención / Farmacia: conciertos, convenios, programas concretos, ¿cuándo?

Farmacia: conciertos, convenios, programas concretos, ¿cuándo?

Tercer artículo de Yolanda Tellaeche sobre la situación y retos de la farmacia comunitaria bajo el subtítulo “En mi opinión”, con el arranque de 2020

Farmacia: conciertos, convenios, programas concretos, ¿cuándo?
EFE/J.M.ARAGÓN

Yolanda Tellaeche Bacigalupe tiene en su trayectoria 36 años de ejercicio profesional como farmacéutica. Entre 2005 y 2017 fue vocal del Consejo Rector del Grupo Cofares, y desde 2009 hasta abril de este año, 2019, ha sido la presidenta del Instituto de Formación de este grupo de distribución farmacéutica, líder en España.  Desde 2005 hasta abril de este año ha dirigido la revista “Mundo farmacéutico”.

Es miembro de la Red de Farmacias Centinela de la Comunidad de Madrid y miembro del claustro de profesores de este organismo desde su primera edición.

Farmacia: conciertos, convenios, programas concretos, ¿cuándo?

por Yolanda Tellaeche 

La farmacia en los últimos 10 años ha sufrido de forma desproporcionada. La crisis económica ha sido muy dura, más en valor económico y estigmatizacion social del mal llamado “gasto farmacéutico”, que su peso específico en el sector salud.

Estos aspectos. asociados a la falta de respeto y conocimiento del valor del servicio en algunas Comunidades Autónomas, con impagos de hasta seis meses de los medicamentos de sus ciudadanos, ha colocado a muchas farmacias al borde del precipicio y a otras directamente en él.

Este es el pasado reciente y la idea de “estamos un poco mejor” parece haber calado hondo en la profesión; esto, y la vuelta a la inercia diaria, coloca al farmacéutico “una vez más” en la falsa y eterna creencia de ser la víctima incomprendida del sistema.

situación farmacia comunitaria
Yolanda Tellaeche/Foto cedida

Lo más importante en situaciones de crisis es un correcto análisis y en mi opinión los representantes institucionales de la farmacia comunitaria no están liderando los cambios necesarios para transformar el desprecio al servicio y la prestación, en respeto y aprecio. El cambio necesario requiere de un posicionamiento contundente sobre el “valor” de la farmacia y transformarlo en datos cuantitativos en la mejora de la salud integral de los ciudadanos.

La necesidad de programas concretos que aporten valor social y sanitario es obvia, el tiempo para esta integración real escaso, y no pienso en entrega de folletos y carteles, pienso en desarrollos concretos de los conciertos, en todos ellos se establecen actividades asistenciales que no se dotan de procedimientos, seguimiento e integración necesarios para que sean efectivos.

Existen ejemplos muy positivos. Cataluña, País Vasco y ahora Galicia, que me parecen referentes, es evidente que dependen de la sensibilidad política de cada CCAA, seguro también de la fuerza y decisión de los representantes institucionales, seguro.

En mi opinión todo profesional tiene que hacer visible el valor del servicio o prestación que realiza. El farmacéutico comunitario y la farmacia como establecimiento sanitario no son víctimas de la incomprensión del sistema y del resto de profesionales; si la consideración por ellos no va más allá de “simples proveedores de medicamentos”, no acepto que sea maldad o solo desconocimiento, ven lo que ven, y esto hoy no es suficiente, me atrevo a decir que es pasado con un presente ficticio, cada vez más asfixiado y aislado.

La implantación de un procedimiento standard de dispensación debería ser exigido por Instituciones y Administraciones sanitarias, se debe compartir la información relevante con Atención primaria y todos aquellos parámetros de salud medidos en la farmacia, así como indicadores sociales que supongan una alerta de fragilidad o vulnerabilidad.

Si se promueve y define este avance asistencial como imprescindible en el ejercicio profesional, la integración con los equipos de atención primaria será un hecho incontestable, aquí no tiene cabida la individualidad, ni el dicho de que “cada farmacia es un mundo”, existe toda una regulación sanitaria para proteger al ciudadano/paciente y está en su derecho obtener esta prestación.

En mi opinión este movimiento hay que hacerlo desde dentro y con la fuerza de la razón dárselo resuelto a la Administración sanitaria; es ya el momento de dar respuesta a opiniones como la que escuché a Rafael Bengoa, como respuesta a una pregunta mía sobre los avances de Osakidetza (Servicio Vasco de Salud) en la integración de la farmacia comunitaria, “el farmacéutico lleva mucho tiempo buscando su alma”.

Primer artículo de Yolanda Tellaeche

Segundo artículo de Yolanda Tellaeche

(1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…