Inicio / Actualidad / Europa intenta obtener material sanitario y América se confina ante el avance del coronavirus

Europa intenta obtener material sanitario y América se confina ante el avance del coronavirus

Europa se retrasa en la compra de material sanitario para cubrir las necesidades de países que, como España e Italia, están desbordados por la epidemia de coronavirus, mientras que América lucha contrarreloj con medidas como el confinamiento para contener un virus que ya suma más de 375.500 casos en el mundo y los fallecidos superan los 16.200, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

europa américa coronavirus
La Policía Militar brasileña vigila la playa de Copacabana, en Río de Janeiro, vacía por las medidas contra el coronavirus. EFE/Antonio Lacerda

Los países y territorios afectados son ya 194, siendo ya escasas las naciones que no han reportado casos, entre ellas algunos archipiélagos de Oceanía, Corea del Norte o territorios en conflicto donde es difícil obtener datos, como Libia, Sudán del Sur o Yemen.

Según los datos facilitados a la OMS por los distintos servicios de salud de todo el mundo, hoy se alcanzó la cifra de los 100.000 recuperados, lo que implica que más de una persona de cada cuatro ha superado la enfermedad.

China se mantiene como el país con más afectados, 81.000.

Le siguen Italia, con 70.000 casos, Estados Unidos (55.000) y España con más de 47.000, según los datos de sus autoridades sanitarias.

UE cierra la compra de material sanitario

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha explicado que se ha cerrado la compra de material sanitario y se han cubierto las necesidades planteadas, por lo que España y los otros estados de la UE podrán acceder a ese material y distribuirlo entre sus hospitales.

Von der Leyen confió en que los equipos de protección sanitaria frente al coronavirus, cuya compra ultima la institución a través de una licitación pública comunitaria, estén disponibles en los hospitales españoles en dos semanas.

“La licitación pública de mascarillas y otros equipos está teniendo éxito. Hemos recibido más ofertas de máscaras y guantes de las que pedimos”, indicó Von der Leyen a través de un vídeo en su perfil de la red social Twitter dirigido a los españoles.

Según dijo, los contratos para estos equipos “deberán ahora firmarse rápidamente y, en dos semanas, las mascarillas, los guantes, las batas y las gafas de protección estarán en sus hospitales”.

europa américa coronavirus
Operarios del hospital La Fe de Valencia, desembalan el material sanitario (guantes, mascarillasy monos de protección) que llegó de madrugada procedente de China EFE/Manuel Bruque Pool

América se confina mientras Trump se desmarca

América, por su parte, vive una carrera contrarreloj para intentar frenar el avance de del COVID-19 y la mayoría de los países empiezan a confinar a sus poblaciones, mientras el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se desmarca de los expertos sanitarios al pedir que se relajen las restricciones a partir del próximo 12 de abril para que la economía no entre en recesión.

Las afirmaciones de Trump se producen cuando gran parte de la población de América se encuentra confinada, se empiezan a informar de muertos por decenas en países como Estados Unidos, Brasil, Ecuador y Canadá, y los contagios en el grueso de países y territorios del continente crecen de manera exponencial.

En Estados Unidos los contagios superan los 55.000, la mitad de ellos se concentran en el estado de Nueva York. Este país se sitúa en el tercer lugar de infectados en el mundo tras China e Italia y por justo por encima de España.

China, trayectoria descendente

Caso opuesto es China, origen del brote de coronavirus el pasado mes de diciembre. Hasta hoy el número de infectados  “activos” en el país asiático es de 4.287, y continúa en una rápida trayectoria descendente, a pesar de que se siguieron registrando nuevos casos.

La Comisión Nacional de Sanidad informó hoy de que, hasta la pasada medianoche hora local (16.00 hora GMT del martes), se diagnosticaron 47 nuevos contagios -todos ellos en viajeros procedentes del extranjero- y cuatro muertes.

De estos cuatro decesos, tres se produjeron en la provincia centro-oriental de Hubei (que hoy levanta las restricciones de movilidad para sus habitantes) y, de esos, dos se produjeron en la capital provincial, Wuhan, epicentro del brote y que tiene previsto levantar la cuarentena iniciada el 23 de enero el próximo 8 de abril.

Además, la ciudad donde se detectaron los primeros contagios de coronavirus y en la que han perecido en total 2.526 personas por la resultante neumonía COVID-19 no diagnosticó ningún nuevo contagio, según las últimas cifras oficiales.

Todo esto porque los 47 nuevos casos anunciados por las autoridades son de los llamados “importados”, una cifra que protagoniza desde hace días las estadísticas de nuevas infecciones, y que en la víspera sumó 74.

África previene antes de desbordarse

Con apenas 2.000 contagios confirmados y 58 muertes en todo el continente, la mayoría de países africanos ha adoptado medidas drásticas de confinamiento y movilizado elevadas sumas para frenar la propagación del coronavirus sin esperar a que la situación se desborde, como ha ocurrido en algunos países de Europa.

“Si nos volvemos complacientes, el virus nos golpeará más fuerte que Europa porque nuestros sistemas de salud son frágiles”, advirtió recientemente el subdirector de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de África (África CDC), el doctor keniano Ahmed Ogwell, después de que el director general de la OMS, el etíope Tedros Adhanom Ghebreyesus, recomendara a su continente “prepararse para lo peor”.

Hasta la fecha, la pandemia ha dejado huella en 43 de los 54 países del continente africano, la región menos infectada del planeta y donde una gran parte de los casos han sido importados de Europa, si bien la transmisión local empieza a intensificarse.

La difícil situación de la India

Peor pronóstico presenta la India con cerca de 1.300 millones de habitantes, hacinados muchos en barrios masificados.

La India teme enfrentarse a una rápida expansión del coronavirus, algo que empujó al país a confinar desde hoy a toda la población, pero ¿está preparado el segundo país más poblado del mundo para el COVID-19?.

Este martes, el primer ministro indio, Narendra Modi, ordenó el mayor “confinamiento completo” del mundo, obligando a los casi 1.300 millones de indios a permanecer en casa durante los próximos 21 días, con objeto de “romper el ciclo de infección” de la enfermedad.

El confinamiento llegó después del incremento de casos positivos de COVID-19 en los últimos días, hasta alcanzar 482 y 9 fallecidos y con objeto de frenar la propagación que avanza pese al cierre previo de centros educativos, la suspensión de eventos deportivos y transportes de pasajeros y el cierre del país al exterior.

“Estimamos que, en la peor situación, pueda haber entre 20.000 y 50.000 pacientes (de coronavirus) en la India”, dijo a Efe el doctor K. Aggarwal, miembro de la Asociación Médica de la India (IMA), que agregó que el Gobierno les ha transmitido que “está preparado para hacer todo lo necesario para frenar la expansión del coronavirus”.

(No Ratings Yet)
Cargando…