Inicio / Sanidad / Euforia en los hospitales mientras el nuevo consejero se compromete a recomponer las relaciones

Euforia en los hospitales mientras el nuevo consejero se compromete a recomponer las relaciones

Euforia y optimismo en los hospitales madrileños tras la decisión del Gobierno de Madrid de dejar sin efecto la externalización de los centros, mientras el nuevo consejero de Sanidad, Javier Rodríguez, se compromete a recomponer las relaciones

Euforia en los hospitales mientras el nuevo consejero se compromete a recomponer las relaciones
El nuevo consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Rodríguez, toma posesión del cargo/EFE/Emilio Naranjo

Entusiasmo, euforia, optimismo. Así han vivido la jornada los hospitales madrileños tras el anuncio ayer del presidente de la C0munidad, Ignacio González, de dejar sin efecto la externalización de seis hospitales públicos y también de 27 centros de salud, tras el varapalo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) de mantener la suspensión cautelar del proceso.

La decisión del Tribunal se llevó por delante al consejero de Sanidad, Javier Fernández-Lasquetty, quien presentó su dimisión ante el fracaso de su proyecto.

Hoy le ha sustituido en el cargo Javier Rodríguez, hasta ahora portavoz de Sanidad del Grupo Popular en la Asamblea de Madrid.

El nuevo consejero

En su toma de posesión, Rodríguez, cirujano con una larga trayectoria en el ejercicio de la medicina y también en la política, se ha comprometido a mantener “un sistema sanitario público, de la máxima calidad y universal”, y también a recomponer “la relaciones maltrechas con los profesionales de la sanidad porque sin ellos -ha dicho- no podría funcionar el sistema”.

“La sanidad -ha destacado el nuevo consejero- es un servicio que se presta a personas por personas y, por lo tanto es fundamental que estas personas sean cómplices de la situación y por lo tanto estén al servicio de los ciudadanos, como estoy seguro que va a ser”, ha manifestado.

Entusiasmo en los hospitales

“¡Lasquetty, escucha, ganamos la lucha”, han cantado numerosos trabajadores de los hospitales afectados por el proceso de externalización, después de meses de “marea blanca” en defensa de la sanidad pública.

Sin embargo, a pesar del anuncio de Ignacio González, sindicatos y profesionales niegan que el conflicto haya concluido, y acogen con escepticismo y reticencia al nuevo consejero, ya que lo sitúan en la misma órbita que el dirigente dimitido.

¿Cómo se queda ahora la sanidad madrileña?

La decisión del Gobierno de la Comunidad de Madrid de dejar sin efecto el proceso de externalización de seis hospitales no afectará a su gestión, que continuará siendo pública, aunque sí conllevará ajustes en el gasto que, en principio, no deberían tener una repercusión en los usuarios.

Desde que aquel 30 de abril de 2013 el Consejo de Gobierno diera luz verde a los pliegos de condiciones para gestionar los hospitales Infanta Leonor (Vallecas), Sureste (Arganda), Tajo (Aranjuez), Infanta Cristina (Parla), Henares (Coslada) e Infanta Sofía, el Ejecutivo regional ha sido consciente de que la situación podría sufrir un revés por la presión en las calles y en los tribunales.

Tanto fue así que la elaboración de los Presupuestos de la Comunidad de Madrid para 2014 ya contemplaban los 170 millones de euros que la Comunidad debería emplear si se mantenía la suspensión de la privatización de la gestión, como al final ha resultado.

Desde la Consejería de Sanidad se insiste en que los referidos centros son y seguirán siendo públicos porque “todo sigue igual”, aunque como explicó el propio presidente madrileño, Ignacio González, las medidas de eficiencia y eficacia en el gasto sanitario tendrán su continuidad los próximos meses.

¿Y las empresas encargadas de la externalización?

Está por ver, sin embargo, cuál será la reacción y la decisión que ahora adopten las empresas BUPA Sanitas, Ribera Salud y grupo HIMA San Pablo, adjudicatarias de los hospitales.

Fuentes de las empresas han coincidido en que la decisión de la Comunidad merece un análisis pormenorizado por parte de sus servicios jurídicos, sobre todo porque los contratos que les otorgaban la gestión de los hospitales aún no se habían firmado.

 

(No Ratings Yet)
Cargando…