Centennials: Una tercera ola, la de los efectos psicológicos

pandemia, efectos, psicológicos, menores, centennials

El cierre nacional de colegios, 97 días de confinamiento, el uso obligatorio de mascarillas… Cientos de ciudadanos españoles se han visto involucrados en “rápidos y profundos” cambios que, según los expertos, generarán una tercera ola: la de los efectos psicológicos.

Sin embargo, para algunos profesionales hay una población de riesgo dentro de esta tercera ola, y esos son los centennials, los nacidos a partir de 1996. Una generación que está en proceso de desarrollo y aprendizaje en mitad de una pandemia que ha trastocado todos los aspectos de la vida cotidiana.

Así lo expone Qustodio, una plataforma de seguridad digital que ha centrado su estudio ‘Centennials: el antes y el después de una generación marcada por el Covid-19’ en este colectivo.

Este informe, incluye el análisis sobre la realidad de los niños durante la pandemia. Lo que ha cambiado, lo que permanece igual y lo que “nunca” volverá a ser lo mismo.

Es una radiografía de cómo ha cambiado la vida de los menores en el transcurso de la pandemia. Viejos hábitos se abandonan y nuevos se incorporan“, detalla Eduardo Cruz, uno de los fundadores de Qustodio.

El cuento de dormir, sin pantallas

estudiantes, centennials, pandemia, covid, psicología, efectos
Las relaciones sociales se han visto afectadas desde la llegada del COVID-19/EFE/EPA/JEAN-CHRISTOPHE BOTT

A través de una encuesta realizada en octubre a 1.000 padres y madres de niños y niñas de entre 7 y 15 años, los expertos llegaron a conclusiones “preocupantes”.

Los niños que son sujetos del estudio han vivido plenamente una situación que podemos clasificar de anómala. Les ha afectado de lleno y en una fase de crecimiento muy crítica“, explica Cruz.

En lo que se refiere al ámbito personal, las familias encuestadas opinan que las relaciones sociales, la educación y la actividad física han sido las áreas más afectadas.

A raíz de los cambios ocasionados por la pandemia, los autores indican que 3 de cada 10 menores han sufrido falta de concentración y mal humor o agresividad en este tiempo.

Los menores van a hacer una peor gestión de sus emociones, con más mal humor en sus vidas y agresividad“, detalla María Guerrero, psicóloga de familia.

Problemas de sueño, depresión, pérdida o aumento de peso y menor autoestima son otros de los cambios físicos y psicológicos que se han producido durante la pandemia, según el estudio.

Hay un número mayor de niños con trastorno del sueño y esto se traduce en un cansancio crónico o insomnio. De igual modo, van a haber más inseguridades que darán lugar a un aumento de depresión, ansiedad y agorafobia“, explica Guerrero.

Para Guerrero, la hora del sueño es “sagrada”. Por consiguiente, reclama a los padres que las pantallas deben estar fuera de las habitaciones de los niños y deben evitarse una hora antes de irse a dormir. Un compartimento más común en adolescentes, quienes “se llevan los dispositivos a la cama y se quedan horas chateando”.

Una regla que detalla, tanto para los menores como para los padres.

Por favor, el cuento para dormir que no sea a través de pantallas, aunque estemos muy cansados. Tiene que ser leído o inventado“.

No normalizar conductas

Los profesionales de la salud mental confiesan estar preparándose para una tercera ola psicológica, en la que los niños crezcan en un entorno con una menor socialización, siendo las pantallas el protagonista de sus vidas.

En comparación con la infancia de otras generaciones, la psicóloga asegura que los niños de ahora prefieren cambiar las actividades de ocio del “mundo real” por una pantalla.

Recuerdo cuando era adolescente y mentía a mis padres para poder salir e ir a alguna fiesta. Ahora los adolescentes están mintiendo a sus padres para quedarse en casa con sus pantallas“, rememora Guerrero.

Un aumento de este consumo que puede llevar a una adicción digital, viene de la mano de otros problemas como patrones de apego inseguro, baja autoestima, ansiedad, depresión y demás.

De esta manera, pueden darse comportamientos peligrosos como el aislamiento. Una conducta que muchos normalizan.

Ese aislamiento y desconexión es bastante peligroso. Puede conllevar problemas como la ansiedad, depresión, baja autoestima y tendencias autolesivas“, informa Guerrero.

Ante una situación como esta, la psicóloga de familia recomienda no bajar la guardia y acudir a un profesional.

Cuando vemos un cambio en sus rutinas, en sus notas o que su humor cambia muy fácilmente, contestando o portándose mal, debemos dar la voz de alarma“.

Aprendizaje por modelaje

adultos, dispositivos, móviles, modelaje, pandemia, coronavirus
Los expertos advierten a los adultos de que los menores aprenden de ellos como figuras modélicas/EFE/José Pazos

Frente a la pérdida del “estímulo positivo” de socialización como consecuencia de la digitalización de la enseñanza, dice Guerrero, también se va a perder el concepto de equipo y de compañerismo. De esta manera, los jóvenes van a ser “más individualistas”.

Para Guerrero, el método más eficaz para que los menores adopten una conducta saludable frente a la era digital es el de predicar con el ejemplo.

Por esta razón, hacen un llamamiento a los padres de estos niños para que se den cuenta de que los menores no tienen el mismo nivel de conciencia que podría tener un adulto frente a los peligros que supone el poder adictivo de Internet.

Enseñar a convivir con las pantallas forma parte de la paternidad responsable. No podemos delegar esto en colegios, escuelas o en la sociedad“, determina la psicóloga de familia.

María Guerrero insta a los adultos a demostrar a sus hijos que, a pesar de haberse visto también afectados por esta situación, que saben gestionar sus emociones y su tiempo.

Los niños hacen lo que ven y eso también podemos aplicarlo con la tecnología“, comenta.

Evitar el ‘chupete emocional’

Una de las formas en las que los más pequeños aprendan a gestionar sus emociones, explica Guerrero, es dejándoles que las experimenten.

No obstante, los profesionales ven “cada vez más común” que los padres recurran a los dispositivos cuando el menor se aburre, está triste o nervioso. En estas situaciones, la psicóloga comenta que experimentar dichas emociones no es algo malo, sino todo lo contrario.

Si queremos que los niños puedan gestionar emociones como la ira, el miedo o la tristeza, tenemos que darles la posibilidad de que las experimenten“.

A modo de conclusión, la experta insiste en potenciar la hora en familia, lejos de pantallas, con el objetivo de fomentar la comunicación y las relaciones sociales.

Los padres tienen que encontrar ese hueco, porque, ahí, van a descubrir cosas que no van a encontrar en las pantallas“, concluye.

Niños hospitalizados: impacto físico, psíquico y social

niños hospitalizados

Humanizar la atención pediátrica hospitalaria es la palabra clave para poder reducir o evitar los citados impactos.

En definitiva se trata de procurar que la estancia en el hospital de los niños y de sus familias –así como el cuidado que reciben- sea lo más cercana, familiar, afable y efectiva posible.

Este es el objetivo prioritario del Índice de Humanización de los Hospitales Infantiles, una herramienta para ganar en calidad y humanidad en la atención médica a los más pequeños, impulsada por la Fundación Atresmedia en colaboración con agentes relacionados con el sector.

Se trata de una iniciativa que persigue medir cuantitativa y cualitativamente aspectos como el acompañamiento psicológico del paciente, de sus familiares y profesionales o  la intimidad del niño o la niña.

También el  tiempo de espera, los programas anti estrés, dietas, entretenimiento, iniciativas de sensibilización, formación del personal sanitario en humanización, voluntariado del hospital, protocolos de información al paciente…..

EFEsalud ha conversado con la directora general de la fundación Carmen Bieger, con su gerenta Lary León y con Ana Mayoral, del área de proyectos, para conocer qué es lo que se está haciendo y hasta dónde se quiere llegar con este instrumento “tan pionero como innovador”, galardonado este año con el premio “Salud y Calidad” de la Asociación Española de Pediatría (AEP).

VÍDEO EFE/PILAR GONZÁLEZ MORENO

La fundación viene trabajando desde 2005 en la humanización de la asistencia sanitaria con cerca de 200 hospitales, públicos, privados y concertados.

El primer proyecto fue un canal de televisión para los niños hospitalizados, que nació al detectar que la información que hay en los hospitales normalmente es para adultos y para los niños, “en raras ocasiones, hay algo específico para ellos”.

“Lo que hicimos fue crear un canal que mezcla entretenimiento con salud para los hospitales infantiles, y nos pusimos en contacto con todas las consejerías de Sanidad para ampliar su difusión”.

Alrededor del canal, que se llama FAN3,  hay programas de animación hospitalaria, dirigidas todos a los niños y niñas, como la celebración de día del libro, concursos de dibujo que luego se convierte en un calendario, programas de radio o visitas con famosos.

Niños hospitalizados: cómo medir la humanización

Hace tres años en una reflexión sobre la función conectora que suponía este programa con todos los hospitales y consejerías de Sanidad, y que había convertido a la fundación en “embajadora neutral y constructiva, nos preguntamos por qué no capitalizarlo en pro de una iniciativa mayor”.

Bieger refiere que habían observado que en la humanización, aunque es algo intrínseco a la profesión y al personal que trabaja en el sector sanitario, “no había un foco claro sobre cuáles eran los aspectos más relevantes y que tampoco existía ninguna manera de medirlo, ni en España, ni fuera de España”.

niños hospitalizados
Ilustración de Paco Mir para el libro ¿De qué Color soy? ganador del Premio Apel.les Mestres Destino Infantil (Edición especial para la Fundación Atresmedia)

Fue entonces cuando pensaron que podía ser una aportación “liderarlo y coordinarlo”, desde una entidad sin ánimo de lucro como la suya, para ponerlo al servicio de todos los que tienen que ver con la gestión sanitaria, “antes de que esto pudiera convertirse en un negocio”.

“Hemos estado trabajando más de un año, han colaborado 52 entidades que tenían que ver con el proceso de asistencia hospitalaria o de atención pediátrica”.

El resultado ha sido este índice que permite medir el nivel de humanización de los hospitales en su atención pediátrica y sobre todo tener una herramienta “que refleje en qué área destaca cada hospital participante y cual sería la máxima puntuación a la que podría aspirar”.

“Es una guía para la gerencia pero también sirve para capitalizar el trabajo que están haciendo todas las personas que intervienen en la cadena de humanización que es amplísima: pediatras, enfermeros, psicólogos, urgencias, limpieza, el sistema de citas, celadores, asociaciones de pacientes…”

Para Bieger ha sido muy enriquecedor, y el “principal orgullo” es que al participar todos los protagonistas citados lo que tiene es el consenso de la comunidad sanitaria.

“Nuestra apuesta es que el índice se convierta en una herramienta sólida y en un estándar de la medición sobre el concepto de humanización”.

“En este proceso les acompaña AENOR porque “hay una vocación de convertirse en un índice establecido, tipo ISO”.

Otros objetivos son concretar la participación y el trabajo en humanización, conocer las buenas prácticas, facilitar el trabajo en red, detectar necesidades y poder atenderlas, ser más eficientes al conocer lo que más valora el paciente, disponer de un observatorio de tendencias y canalizar de forma eficiente las ayudas económicas.

La herramienta, que de momento han solicitado 34 hospitales, hará una foto fija anual, a 31 de diciembre, de cuál es el índice de humanización de cada uno de ellos.

Cada año se premiarán a los más destacados, pero lo que se pretende es que los mejores sirvan de incentivo y de aceleradores del resto.

“Nos interesa mucho que participen el mayor número posible de hospitales, básicamente porque la foto será más completa y porque la fundación quiere no solo que cada gerente tenga esa herramienta sino que además pueda poner en valor el trabajo de su gente”.

“Se trata de una herramienta viva, que va a servir de observatorio con el paso del tiempo, tiene muchas utilidades”.

Hay consejerías que están pidiendo conocer los resultados porque también les puede ser útil: “no solo de medición de sus políticas sino también de desempeño personal”.

La llave de la comunicación

De su experiencia de más de 10 años colaborando con hospitales de toda España para humanizar la estancia de los más pequeños y de sus trabajos con los especialistas, el equipo de la fundación destaca que las preocupaciones de los pediatras pasan también, y entre otros, por la atención al adolescente, que sigue estando en un limbo entre pediatría y el médico de adultos y que todavía es una asignatura pendiente.

Otra es cómo incorporar la voz del paciente pediátrico.

Opinan en la Fundación Atresmedia que “queda recorrido” también en este área y que hace años no se preguntaba nada al paciente y ahora se empieza a incorporar este tema, pero defienden que hay que avanzar desde la investigación y las diferentes fases de la hospitalización.

Ya se ha comenzado a incorporar la voz de padres y asociaciones “pero se está viendo que hay muchísimas más fases en la que la voz del niño también es muy importante“.

Los expertos en humanización con los que se reúnen periódicamente les trasladan también que hay que tener en cuenta el aspecto emocional de los niños y como comunicarles de una manera adaptada a su lenguaje para que entiendan mejor los tratamientos.

Los propios profesionales están pidiendo que en las universidades se ponga en valor, junto a los conocimientos científicos, la parte de la comunicación con los pacientes, ya que al final forma parte también del día a día de su ejercicio profesional.

El tema del dolor infantil es otra área en la que, afirman, hay que avanzar.

Humanización sin diferencias geográficas

Recientemente, la Asociación Española de Pediatría abogó por la humanización en la atención a los niños hospitalizados o que están en consulta.

Para la AEP es imprescindible garantizarles a todos, sin diferencias geográficas, su derecho a una sanidad que les evite el dolor y promueva su recuperación en un entorno lo más amigable posible.

La Asociación puso el acento también en el hecho de que los más pequeños son siempre la población más vulnerable y que introducir hábitos saludables es una inversión con resultados a largo plazo.

Psiquiatría de menores: aceptar que la vida a veces va mal

Psiquiatría infantil

En una entrevista con Efe, este psiquiatra reconoce que no hay una receta para educar a un hijo mentalmente sano, pero, junto a lo anterior, también defiende la calidad de cuidados en los primeros años de la infancia “como el mejor seguro de salud mental para una persona”.

“Y pasar más tiempo con los hijos cuando son niños, y también de adolescentes. En esta época siguen necesitando nuestra presencia, aunque se encierren en la habitación y no hablemos con ellos”, ha dicho, y ha reivindicado las comidas y cenas “juntos, porque aún sin preguntas directas, les vemos y sentimos cómo les va, y se pueden detectar cosas”.

Sobre la consideración de enfermedad que se da en la actualidad a trastornos o manifestaciones que no lo son, González Serrano ha opinado que es un “riesgo” de la sociedad de hoy en día derivado de que se vigila más el bienestar emocional de los menores en comparación con hace 40 ó 50 años.

“Cuando demuestran malestar tratamos de poner remedio sanitario, pero lo cierto es que en muchas ocasiones, no tenemos medios para calmar al menor y únicamente mejora con cambios en su entorno familiar”, expone.

Expectativas e ideales

Dichos cambios están vinculados a las expectativas e ideales que se crean a los menores y que no se corresponden con la realidad, pero también a las nuevas condiciones de vida, entre las que ha citado la escolarización universal que, pese a ser positiva, hace aflorar a un 20-30 por ciento de menores que no aprueban ni se comportan como el resto.

“No son discapacitados, pero su inteligencia funciona de otra manera: no pueden estudiar y la sociedad lo tiene que aceptar, porque en la adolescencia les crea una frustración tan grande que, sin ser una enfermedad, les origina un ánimo depresivo y mal comportamiento. Dan muchos problemas”, ha resumido.

Los vídeojuegos violentos o el fácil acceso a la pornografía, que también se han registrado en los últimos años, no hace que un adolescente tenga una personalidad problemática, según este psiquiatra, sino que “los menores que tienen cierta predisposición tienden a engancharse fácilmente a ciertos consumos, y además son más propensos a la adicción”.

El reto de las nuevas tecnologías

En relación con las nuevas tecnologías ha calificado de “reto” conseguir que los padres “vigilen su uso en la infancia, como vigilan su alimentación” ya que “a veces les dejamos desamparados en este ámbito desde muy temprana edad y tenemos que acompañarles”.

psiquiatría de menores
El presidente de la Sociedad Española de Psiquiatría y Psicoterapia del Niño y el adolescente, Fernando González Serrano, defiende en una entrevista con Efe la importancia de los cuidados que se prestan en los primeros años de la infancia como “el mejor seguro de salud mental para una persona”/EFE/LUIS TEJIDO

“La responsabilidad del adulto empieza en la primera infancia, y luego el adolescente sano podrá jugar a juegos violentos y él mismo será capaz de defenderse”, ha asegurado.

Violencia y aislamiento

Para el también profesor universitario, existen dos síntomas claros que deben “alarmar” a los padres sobre el hecho de que su hijo necesita ayuda: uno es el uso de la violencia, “que comunica que al adolescente le está pasando algo que no sabe gestionar”, y el aislamiento de los que se quedan encerrados en casa y, a menudo, enganchados a las nuevas tecnologías.

Ha advertido sobre este última circunstancia, cuyo número de afectados se ha duplicado en los últimos años, porque son menores que “pasan desapercibidos, no molestan y son bien tolerados porque se quedan en casa y así no beben alcohol, ni fuman porros”.

“Así se dejan pasar meses y años en los que el adolescente está en soledad y no se ve su malestar depresivo, su falta de interés y esperanza en la vida. Aquí los padres tienen que estar muy atentos”, añade.

José Antonio Marina: La prevención, herramienta más eficaz para que los menores no consuman alcohol

fundacion

Durante el encuentro, celebrado en la Delegación del Gobierno de Madrid, el profesor José Antonio Marina ha explicado las pautas que deben seguir los padres a la hora de prevenir el consumo de alcohol en sus hijos menores de edad y ha enfatizado que “sabemos que la prevención, a través de la educación, funciona como la herramienta más eficaz para alcanzar el propósito de consumo cero entre los menores”.

El profesor Marina ha destacado que “dentro de la responsabilidad de los padres está demostrar a sus hijos que el cariño que se les tiene se manifiesta a través de límites estrictos en cosas que son muy perjudiciales para ellos”.

En el acto también han participado otras personalidades implicadas en la prevención del consumo de alcohol en menores como el delegado del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, Francisco de Asís Babín; la presidenta de la Comisión Mixta Congreso-Senado para el Estudio del Problema de las Drogas, Carmen Quintanilla; el primer Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid, Pedro Núñez Morgades; el subdelegado del Gobierno en Madrid, Luis Martínez-Sicluna, y el director de la Fundación Alcohol y Sociedad, Bosco Torremocha.

El director de Fundación Alcohol y Sociedad, Bosco Torremocha, ha puesto de manifiesto que “la prevención funciona y es una demanda del menor, de las familias y de las Administraciones Públicas, mientras que la medidas prohibitivas se muestran más ineficaces”.

Además, Bosco Torremocha, “el gran objetivo de la Fundación es evitar el consumo de menores”.

De momento, todo apunta a que se están dando los pasos adecuados para conseguirlo ya que “el 70% de los menores participantes en el Programa ‘Menores ni una gota’ que desarrolla la Fundación Alcohol y Sociedad en centros escolares afirma que no consumirá alcohol hasta la mayoría de edad”, ha añadido el director de FAS.

Por su parte, Carmen Quintanilla y Pedro Núñez Morgades han felicitado a la Fundación por el trabajo impulsado desde hace 16 años en la prevención del consumo de alcohol en menores, a través del Programa Pedagógico “Menores ni una gota”; programa en el que han participado durante estos años más de 2,3 millones de alumnos, entre 12 y 18 años, de 3.000 centros escolares españoles.

La clausura del Foro ha corrido a cargo del delegado del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, Francisco de Asís Babín, quien ha puesto el acento en la importancia del papel de las madres, padres, profesorado y demás organizaciones en la prevención del consumo de alcohol en menores.

“Tenemos que ir cambiando la sociedad desde la perspectiva de las percepciones y adaptar los mensajes que queremos hacer llegar a nuestros hijos en función de la edad”, ha enfatizado.

Lo que te enseña el cáncer cuando enfermas a los 17 años

Verónica Díaz

“El cáncer me dio el privilegio de aprender cosas que a esa edad no se aprenden”, cuenta Verónica Díaz.

Ahora, con casi 26 años, acaba de publicar el libro “Diecisiete. Cuando desperté, el dinosaurio seguía allí” (editorial Amat), que le ha servido de “terapia definitiva” para “cerrar aquella herida” y ayudar a las personas que como ella han sufrido o sufren la enfermedad.

Relata que era una adolescente sana y hacía las cosas típicas de las chicas de su edad. Sin embargo, empezó a sentirse mal, muy cansada, a tener fiebre a menudo, entre otros síntomas, que en su centro de salud, debido a la corta edad de la chica, no asociaron a un posible cáncer.

Portada del libro de Verónica Díaz “Diecisiete. Cuando desperté, el dinosaurio seguía allí”, Editorial Amat.
Portada del libro de Verónica Díaz “Diecisiete. Cuando desperté, el dinosaurio seguía allí”, Editorial Amat.

Fue un fin de semana cuando al encontrarse muy mal, acudió a urgencias de un hospital donde le dijeron que no era normal que tuviera esos síntomas durante tanto tiempo, por lo que comenzaron a hacerle varias pruebas.

Poco después, los médicos lo tuvieron claro, le diagnosticaron linfoma de Hodgkin, un cáncer en los ganglios linfáticos que se observa, principalmente, en jóvenes.

“Los médicos no me ocultaron información, aunque en ningún momento nombraron la palabra cáncer”, recuerda Verónica, quien reconoce que en un principio no fue consciente de la gravedad de la enfermedad.

Días después del diagnóstico, la joven comenzó a asimilar la noticia y optó por tomárselo “de la mejor forma” porque estaba convencida de que iba a salir adelante y vencer el cáncer.

Después de tres sesiones de quimioterapia, el cáncer había desaparecido. “Los médicos nunca habían visto algo igual, no se lo creían y dijeron que fue como un milagro”, recuerda Verónica que, por precaución, siguió recibiendo quimioterapia, si bien los ciclos se redujeron a la mitad.

Lo peor, según ella, vino después, ya que a pesar de que pudo examinarse de selectividad y conseguir la nota que necesitaba para estudiar psicología en la Universidad de Granada, decidió aplazar un año sus estudios para recuperarse al cien por cien.

“Ese año fue el peor de mi vida, incluso peor que el cáncer. Estuve deprimida porque estaba la mayor parte del tiempo en casa mientras mis amigos empezaban la universidad”, lamenta Verónica, y es que la mitad de sus amistades se alejó de ella.

“Con el tiempo aprendí a no culparles, sé que aquellos que se fueron no eran lo suficientemente maduros para vivir aquello”, reflexiona.

Consiguió superar el bache gracias al apoyo “esencial” de su familia. Así, el siguiente curso ya pudo ir a la universidad y estudiar la carrera que siempre quiso.

Tras la enfermedad, la salud emocional de Verónica cambió: “Me di cuenta de que tenía que centrarme en mí, que yo era la prioridad porque antes anteponía los problemas de los demás a los míos”, explica.

Y dice que aprendió “a decir que no, aunque eso pudiese no agradar a los demás”.

Una vez superado el cáncer, Verónica tiene más confianza. Se ha dado cuenta de que “todos los obstáculos de la vida acaban venciéndose” y que, además, “sales fortalecido de ellos”.

Animada por una asociación almeriense a escribir el libro, Verónica admite que el proceso de elaboración “fue duro”: “Me sentía muy culpable por los momentos de ira que tuve con mis padres mientras estaba enferma o por los amigos que se fueron”, abunda.

Ahora está feliz y lleva una vida tranquila en la localidad almeriense de Carboneras, su pueblo natal, junto a su hijo de un año y su pareja.

Uno de sus deseos es poder visitar a enfermos de cáncer en los hospitales, ayudarles, escucharles y, si éstos lo desean obsequiarles con su libro.

Subraya que le gusta centrarse en el presente, porque “si haces planes para el día de mañana, acabas viviendo en el futuro” y reconoce que le encantaría tener otro hijo y seguir ayudando a aquellos que tienen cáncer para poder decirles: “Paciencia, que todo pasa”.

Cirugía estética: de qué se operan los españoles según su edad

Implante de mama

Las mujeres siguen siendo las que más demandan cirugía estética, según establece el estudio nacional “La cirugía en España 2014” realizado por la Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética (SECPRE).

El estudio concluye que el 87,8% de las cirugías realizadas en 2013 fueron en mujeres, mientras que el 12,2% restante corresponde a hombres. Sin embargo, ¿a qué zonas del cuerpo se presta atención en cada franja edad?

A cada edad, unas prioridades

Las intervenciones en mama son las que se solicitan por la franja más amplia de edad. La cirugía mamaria alcanza la cúspide de la demanda entre los 18 y los 29 años, a partir de los 30 comienzan a decrecer y a partir de los 60 tienen poca importancia. Desde la SECPRE se hace hincapié en que entre los pacientes de 18 y 29 años, un 58% de sus cirugías tienen que ver con el pecho, siendo en su mayoría mamoplastias de aumento.

A medida que aumenta la edad, cambia el interés por las zonas a tratar. A partir de los 45 años disminuye la inclinación hacia el aumento de pecho que es relevado por la cirugía de párpados y la liposucción.

Imagen de materiales para intervención de liposucción. Efesalud.com
Realización de una liposucción de abdomen con anestesia local. EFE/Paco Torrente

Una vez superados los 60 años, se produce una tendencia a las operaciones de cirugía en la cabeza, en especial las intervenciones de los párpados (35%) y el lifting facial (15%), que constituyen la mitad del total de las cirugías en esta franja de edad.

El informe muestra que en 2013, un 42,2% de las intervenciones fueron realizadas en personas de 30 a 44 años, un 32,7% de los pacientes tenía más de 44 años y un 25,1% tenía menos de 30 años.

Las cirugías relacionadas con la mama constituyen el 44,3% del total de las intervenciones en mujeres; mientras tanto, en los hombres la cirugía de la cabeza es la más predominante y duplican la cifra de estas operaciones en mujeres.

La liposucción se mantiene como una intervención demandada en ambos sexos; en las mujeres ocupa un 17,7% y en hombres, es algo mayor, un 21,7% situándose como la operación más solicitada, seguida de la blefaroplastia, rejuvenecimiento de los párpados.

La cirugía estética en menores

Desde la SECPRE, resaltan que un 1,3% del total de las intervenciones de cirugía estética se realizaron en menores de 18 años. En estas edades, el 63% de las operaciones se concentran en la cabeza y sobre todo tienen que ver con las orejas, ya que el 46% de todas las cirugías en menores son otoplastias; una intervención que según explican puede realizarse en una edad temprana ya que no está afectada por el desarrollo evolutivo del paciente. En España se realizaron 397 otoplastias a menores en 2013.

Por detrás de las intervenciones en las orejas, se encuentran las de senos, que se sitúan en segundo lugar con un 20,4% del total de las operaciones en menores. De estos, el 10,3% son aumentos de mamas, lo que constituye el 0,5% del total de los aumentos de pecho realizados en España. Un total de 88 operaciones de aumento de mama fueron realizadas a menores en España durante el pasado año.

La SECPRE advierte que la cifra de operaciones de aumento de pecho debería menor ya que a esa edad, las mamas no se encuentran plenamente desarrolladas y conviene esperar hasta que la paciente tenga más edad.

Cuando se trata de varones menores de edad, la cirugía de la mama con cierta importancia es la ginecomastia o reducción de la mama en varones, que comprende el 4,5% de todas las intervenciones realizadas a menores.

La nariz recibe el 9,8% de las operaciones en esta franja de edad. En el informe se recomienda realizar la rinoplastia con fines estéticos una vez que se ha terminado el crecimiento propio de la pubertad, que suele ser a partir de los 14 años en niñas y de los 15 en niños; entre los menores la liposucción es señalada como poco frecuente.

La mortalidad materna en el mundo se redujo en un 45 por ciento desde 1990

Maternidad

Según este organismo, por primera vez se cuenta con información clara sobre las causas de esas muertes, que en el 28 por ciento de los casos tienen que ver con la existencia de enfermedades crónicas previas.

Una investigación encomendada por la OMS llegó a la conclusión de que una de cada cuatro muertes maternas están causadas por condiciones preexistentes como la diabetes, la obesidad, la malaria o el sida, que pueden agravarse durante el embarazo.

Las hemorragias severas durante el parto están detrás del 27 por ciento de los casos de fallecimiento, según el estudio.

La hipertensión relacionada con el embarazo es responsable del 14 por ciento de muertes, las infecciones, del 11 por ciento, las complicaciones en el parto, del 9 por ciento, los abortos del 8 por ciento y las embolias, del 3 por ciento.

Aunque las cifras indican un fuerte descenso en la muerte de mujeres en el mundo, la organización considera que el total de fallecimientos, que representa unos 33 por hora, sigue siendo muy elevado.

Entre los avances más destacados figura que los once países donde la mortalidad materna era más alta en 1990 (Bután, Camboya, Cabo Verde, Guinea Ecuatorial, Eritrea, Laos, Maldivas, Nepal, Rumanía, Ruanda y Timor Oriental) han reducido esta tasa de mortalidad en un 75 por ciento, conforme a los Objetivos de Desarrollo del Milenio de la ONU para 2015.

Africa subsahariana es la región del mundo donde el riesgo de complicaciones del embarazo y el parto y de muerte materna, es mayor.

Informe de la Fundación Bill y Melinda Gates

Por otra parte, la Fundación Bill y Melinda Gates ha financiado un estudio anual que refleja que cada día unas 800 madres y 18.000 menores de cinco años de edad mueren en el mundo por causas que podrían prevenirse.

“La maternidad puede ser el empleo más duro del mundo, con largas horas de trabajo, demandas constantes y sin pausas”, indicó el informe de 96 páginas titulado “Estado mundial de las madres”, publicado por la organización Save the Children.

El informe indica que más de 250 millones de menores de cinco años de edad viven en países afligidos por conflictos armados, y que el 95 por ciento de las víctimas de desastres naturales ocurre en los países en desarrollo.

A nivel mundial, las mujeres y los niños corren un riesgo catorce veces mayor que los hombres de morir en un desastre y, por cada persona muerta por la violencia en un conflicto armado, entre tres y quince mueren indirectamente por enfermedades, complicaciones médicas y desnutrición.

El grupo, que elabora desde hace quince años su “clasificación por índice de las madres” que en 2014 incluye 178 estados, ubicó a España en el séptimo puesto mundial por el nivel de cuidado prenatal y perinatal y la salud de las madres.

Entre los países latinoamericanos el primero que figura es Cuba, en el puesto 35, seguido por Costa Rica (39), Argentina (43), Chile (47), Uruguay (53), Ecuador (64), Venezuela (67), Perú (72), Brasil (76), El Salvador (78), Colombia (85), Bolivia (93), Nicaragua (95), Paraguay (105), Honduras (107), Panamá (109) y Guatemala (126).

 

Sanidad pide que no se vacune de varicela a los menores de 12 años

vacuna

“En España se ponen muchas más vacunas que en otros países”, ha asegurado, en declaraciones a los medios, la directora de Salud Pública, Mercedes Vinuesa, quien ha hecho hincapié en que los padres “a veces, reciben informaciones contradictorias”.

Vinuesa ha hecho estas consideraciones después de que se haya conocido que el laboratorio Sanofi Pasteur MSD ha llevado a los tribunales al Ministerio de Sanidad, ya que desde julio del año pasado “no se están liberando lotes de la vacuna de la varicela a las farmacias”. De esta forma, los padres que quieren vacunar a sus hijos pequeños y cuentan con la prescripción del pediatra no pueden adquirirla en la farmacia.

La representante del Ministerio ha señalado que las compañías tienen intereses distintos a los de las autoridades sanitarias, cuyo objetivo no es otro que preservar la salud de los ciudadanos por encima de cualquier otra consideración.

El último calendario de vacunación, que recomienda la vacuna a los 12 años, fue acordado por el Ministerio y las comunidades autónomas y es válido para todo el territorio nacional.

La directora de Salud Pública no ha querido entrar en si el Ministerio está bloqueando la venta de la vacuna y ha insistido en que las farmacias disponen de todas las dosis necesarias de acuerdo a las recomendaciones del calendario.

Vinuesa ha explicado que hay más de 20 países europeos en los que no se hace ninguna recomendación para ningún tipo de población, salvo en pacientes de riesgo, y solo cuatro vacunan a los niños pequeños de la varicela.

Y únicamente en dos países, además de España, se pone esta vacuna a los adolescentes.

Las vacunas, como cualquier otro fármaco, van acompañadas de una serie de indicaciones recogidas en la ficha técnica, que en este caso se remite a lo que recomienden las autoridades sanitarias, ha incidido.

La recomendación poblacional (a niños de 12 años) se hace en base a la evidencia epidemiológica, algo que, según Vinuesa, deben conocer los pediatras y el resto de los profesionales sanitarios.

La responsable de Salud Pública ha reconocido que la Asociación Española de Pediatría aconseja vacunar a los niños pequeños y ha pedido “no liar” a la población.

Vinuesa ha explicado que la varicela es una enfermedad benigna y que el hecho de pasarla produce una inmunidad natural más potente que la que ofrece la vacuna, que no es cien por cien efectiva.

“Lo que intentamos es evitar que el virus circule en el adulto, en el que produce más morbilidad e, incluso, mortalidad”, ha señalado

Mato propone elevar a los 16 años la edad mínima de consentimiento sexual

mato sexo

Mato lo ha anunciado durante su intervención en la Comisión de Igualdad del Congreso, que ha comenzado dando el pésame a las familias de las 22 mujeres asesinadas en lo que va de año por sus parejas o exparejas.

“Después de un periodo de consulta con las organizaciones de infancia quiero plantear a los grupos políticos el proyecto de establecer la edad mínima de consentimiento para mantener relaciones sexuales con adultos en los 16 años”,  ha señalado.

De esta manera “lucharemos mas eficazmente contra los abusos que se cometen contra los menores y nos acercaremos a la edad media establecida en el resto de los países de nuestro entorno”, ha argumentado.

Durante la presentación del Plan de Infancia y Adolescencia el pasado mes de abril, la ministra de Sanidad anunció la decisión del Gobierno de elevar la edad mínima de consentimiento sexual que en la actualidad está establecida en los 13 años “una de las más bajas de los países de nuestro entorno”.

La decisión de aumentar esta edad mínima -ha explicado- sigue las recomendaciones del Comité de Derechos del Niño de las Naciones Unidas de 2007 con el fin de evitar abusos de adultos a menores y luchar más eficazmente contra la pederastia.

En este sentido, la ministra ha explicado que el Consejo de Europa “considera que por debajo de los 15 años un niño no puede dar su consentimiento para mantener relaciones sexuales con adultos”.

 

La AECC denuncia una relajación de la ley antitabaco

AECC

Día Mundial Sin Tabaco

Oriol ha hecho estas consideraciones en una jornada que se ha celebrado esta mañana en la AECC, con motivo del Día Mundial Sin Tabaco, que se celebra el próximo viernes, en la que han participado representantes de diversas sociedades científicas que han coincidido en señalar en que “no se deben dar pasos atrás en la ley”.

Juan José Cruz, presidente de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), ha dicho: “no debemos relajarnos porque un paso atrás son millones de vida que pueden perderse”.

Una idea a la que también se ha adherido la presidenta de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ), Pilar de Lucas, quien ha asegurado que no se concibe “una vuelta atrás cuando está en juego la salud de los españoles”.

“La sociedad no entendería que se modificara esta ley para favorecer una adicción que mata a decenas de miles de personas al año en España”, ha insistido Oriol, quien ha mostrado su preocupación ante una posible reforma para que se permita fumar en casinos y bingos, algo a lo que se oponen, ha dicho, el 82 % de los españoles.

Ante esta situación, la AECC ha advertido de que se mantendrá “firme” en fomentar la protección de la salud frente al tabaco mediante la información, la educación y la ayuda a los fumadores que quieran abandonar este hábito.

La educación de los niños en la salud como forma de luchar contra el tabaquismo es una prioridad para la Fundación Pequeños Pulmones, cuyo representante Alonso Becerril, ha hecho hincapié en los más de 700.000 menores que están expuestos de forma diaria al humo del tabaco en sus hogares.

Becerril ha considerado que el problema del tabaquismo “no es un tema sólo sanitario, sino que va más allá, va a lo sociocultural” y se traduce en “la quiebra de la figura del ejemplo”.

Prueba de ello -ha comentado- es que “los menores están acostumbrados a que se les diga ‘niño, no fumes’, pero acto seguido papa pide fuego al camarero para encenderse un pitillo”.

Los niños sufren el tabaquismo pasivo, pero además, según Becerril, tendrán que pagar las pensiones del mañana, que incluyen “vidas largas y lentas”, con lo que al final tienen que decir a sus padres: “¡Morir de ahogamiento lento, no mola papa!” ó “papa deja de fumar porque fumar cigarrillos causa, por lo menos, el 30 % de todas las muertes por cáncer”.

Un 10,3 % de los menores de 14 años en España están expuestos diariamente al humo del tabaco en sus hogares, y Juan Antonio López Andréu, miembro de la Asociación Española de Pediatría, estima que esta exposición es la que “mayor importancia sanitaria tiene porque escapa a las medidas legislativas y afecta a la población más vulnerable”.

“Debemos preguntar a nuestros legisladores si debiera atenderse el desamparo de los niños y adolescentes que reclaman ayuda cuando en su casa los adultos fuman, pese a los consejos de los profesionales”, según este especialista.

La prevención es fundamental para afrontar este hábito mortal, de ahí que Leandro Plaza, de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), insista en la necesidad de realizar un mayor esfuerzo en este aspecto, y en concreto de cara a las enfermedades crónicas porque es lo que da más resultados a la larga.

Muertes

Más de 50.000 personas mueren cada año a causa del tabaco en España y más de un millón de jóvenes, entre 16 y 24 años, fuma a diario, una cifra que ha hecho que la AECC ponga a disposición de los fumadores menores de 21 años la iniciativa “Lo estoy dejando”.

Se trata de un programa donde se les facilita información sobre el tabaco, las consecuencias de fumar y las estrategias para hacerle frente.

Además, ha puesto en marcha una aplicación gratuita para todas aquellas personas que han decidido dejar de fumar y que necesitan ayuda durante el proceso -Respirapp- con el objetivo de romper con el tabaco definitivamente.

La anestesia en menores de tres años puede causar problemas de aprendizaje

anestesia

Los niños menores de tres años que son anestesiados para ser operados tienen más probabilidades de desarrollar problemas de aprendizaje en el futuro, según un estudio citado en la prensa australiana.

Sin embargo, el equipo de investigadores australianos y estadounidenses advirtió de que no tiene evidencias suficientes para aconsejar a los padres cancelar o retrasar una operación en caso de necesidad para el niño.

La profesora Britta Regli-von Ungern-Sternberg, una de las autoras del estudio realizado por la Universidad de Australia Occidental, indicó:

Se comprobó que los niños que fueron operados y anestesiados con menos de tres años tenían el doble de probabilidades de tener problemas de lenguaje y tres veces más dificultades para dominar el razonamiento abstracto a los diez años.

“Pero el estudio no nos permite determinar si la causa de estos retrasos cognitivos se debe a la anestesia, a la operación o al problema médico que requería la intervención”, precisó.

El estudio, realizado sobre 2.868 niños nacidos entre 1989 y 1991, fue publicado esta semana en la revista científica “Pediatrics”.