Inicio / Enfermedades / Más estudios y cultura, menos mortalidad cardiovascular

Más estudios y cultura, menos mortalidad cardiovascular

Las regiones más ricas tienen menos mortalidad cardiovascular, según un estudio ya publicado. ¿Y las que tienen mayor nivel educativo? Educación y corazón: ¿están relacionados? Un nuevo estudio publicado también por la Sociedad Española de Cardiología (SEC) ha abordado este interrogante y la respuesta es afirmativa

Más estudios y cultura, menos mortalidad cardiovascular
Un mayor nivel cultural y de estudios está relacionado con menor mortalidad cardiovascular, según un estudio realizado por la Sociedad Española de Cardiología (SEC)/EFE/Jorge Z. Pascual

A pesar de que en los países desarrollados ha disminuido la mortalidad por enfermedad cardiovascular en los últimos años, continúa siendo la principal causa de muerte en el mundo.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), las enfermedades cardiovasculares provocan 17 millones de muertes cada año. Tan solo en Latinoamérica, 89,6 millones de personas (27,7% de la población adulta de la región) son diagnosticadas con cardiopatías cada año.

Madrid, País Vasco y Navarra, menor mortalidad cardiovascular 

mortalidad cardiovascular
El doctor Eduardo de Teresa, autor del estudio y presidente de honor de la Sociedad Española de Cadiología/Foto facilitada por la SEC

En conjunto, el arco Mediterráneo tiene una menor mortalidad cardiovascular que el norte de Europa. Sin embargo, en el interior de España existen importantes brechas de mortalidad cardiovascular de unas regiones a otras y precisamente las zonas que tienen una mayor presencia de enfermedades cardíacas son justo las que abarcan estos lugares, Andalucía, Levante, Canarias, etc.

Este antagonismo, “que contradice la extendida idea de que las regiones mediterráneas son las mejores, fue el punto de partida que dio lugar a nuestro primer estudio”. explica el doctor Eduardo de Teresa: “Lo que encontramos fue que en las regiones más pobres tenían más mortalidad cardiovascular mientras que en las regiones más ricas tenían menos”.

Ahora, los investigadores españoles han dado un paso más y han descubierto que existe una correlación entre el nivel educativo y la mortalidad cardiovascular.

El nuevo estudio, publicado en REC: CardioClinics, revista editada por la Sociedad Española de Cardiología (SEC), ha revelado que las comunidades autónomas con mejores niveles educativos tienen tasas de mortalidad cardiovascular más bajas, mientras que las comunidades autónomas con niveles educativos inferiores presentan una mayor mortalidad cardiovascular.

“En este estudio hemos analizado el nivel cultural apoyándonos en el informe PISA y en la tasa de población que sigue estudios postobligatorios y encontramos que sí existía una correlación”, explica el doctor en declaraciones a EFEsalud.

Por ejemplo, la Comunidad de Madrid, País Vasco y Navarra son las regiones con mayor nivel educacional y menor porcentaje de mortalidad cardiovascular. Mientras que Andalucía, Extremadura y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, tienen peores puntuaciones en el informe PISA, un menor porcentaje de población con estudios postobligatorios y presentan los datos más desfavorables de mortalidad cardiovascular.

El estudio muestra la correlación, pero no extrae conclusiones

Sobre las causas de esta correlación entre un peor nivel educativo y una mayor mortalidad cardiovascular, el estudio no permite extraer conclusiones.

“Nosotros sólo describimos que existe una correlación. Para saber el por qué de esta correlación hacen falta más estudios,” explica el doctor Eduardo de Teresa, presidente de honor de la SEC y también autor del estudio.

Sin embargo, asegura que “desde el punto de vista arquetípico de España, el nivel cultural sí está relacionado con un mayor conocimiento de los factores de riesgo y de las medidas de prevención”.

“Probablemente la gente con un mayor nivel cultural fuma menos, es menos obesa y hace más ejercicio, lo cual se traduce en una menor mortalidad cardiovascular”, apunta Eduardo de Teresa.

Sin embargo el doctor reitera que esto son solo conjeturas y que el estudio en sí se limita a establecer una correlación entre nivel educativo y mortalidad cardiovascular y no a interpretar el por qué de esta.

Factores de riesgo claves y prevención

Algo que sí puede confirmar el estudio es que, por lo general, en las comunidades autónomas más pobres, que además coincide que son las que tienen un menor nivel cultural, la concentración de factores de riesgos clásicos es más alta.

“La hipertensión, el tabaquismo y la diabetes, por ejemplo, son más prevalentes en Andalucía que en Madrid”, apunta el cardiólogo, que resalta la importancia de prevenir la aparición de estos factores de riesgo.

mortalidad cardiovascular
Detalle de una infografía de la Sociedad Española de Cardiología/Cedida a EFE

“Si coincide que son más pobres, que tienen más factores de riesgo, menos nivel cultural y mayor mortalidad cardiovascular, pensar que está todo relacionado no resulta disparatado”, añade.

La mayoría de las enfermedades cardiovasculares pueden prevenirse actuando sobre factores de riesgo comportamentales. La OMS sintentiza en cuatro las causas más importantes de cardiopatía.

1. Consumo de tabaco y alcohol.
2. Dietas malsanas.
3. Inactividad física.
4. Obesidad.

“La obesidad favorece el desarrollo de diabetes, el aumento de colesterol e hipertensión”, precisa el doctor Eduardo de Teresa: “Si uno quiere evitar la enfermedad cardiovascular lo que tiene que hacer es comer bien, no estar obeso y hacer ejercicio. Y, por supuesto, dejar de fumar, que es veneno.”

mortalidad cardiovascular
Imagen de una edición del Congreso Europeo de Cardiología/EFE/Alejandro García

Salud cardíaca, responsabilidad de todos 

A pesar de que la enfermedad cardíaca se ha asociado popularmente en mayor medida a los hombres, la realidad es que en España mueren anualmente 10.000 mujeres más que hombres por esta causa, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

“Se suele pensar que los infartos son cosa de hombres, esto no es así. Para que nos hagamos una idea, una de cada tres mujeres muere por enfermedad cardiovascular. La tasa de mortalidad por cáncer de mama es diez veces menor…” aclara el doctor De Teresa, quien recuerda que las enfermedades del corazón nos afecta a todos de manera indiscriminada.

“Creo que ya existe suficiente conciencia acerca de las enfermedades del corazón. Lo que pasa es que la medidas de prevención son medidas que requieren conocimiento y, sobre todo, voluntad”, añade.

“Cuando uno es joven, está sano y se encuentra bien, piensa esto no me va a pasar a mi. Pero pensar que hay que empezar a cuidarse cuando se llega a cierta edad es un error. Hay que empezar a inculcar hábitos saludables desde la escuela”, completa.

(1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…