Inicio / Enfermedades / Esperanza contra el sida

Esperanza contra el sida

Las muertes a causa del sida y las nuevas infecciones por VIH se redujeron en 2011 respecto al año anterior al tiempo que creció en un 20 % el acceso al tratamiento, en el inicio de una “nueva fase” de respuesta a la epidemia “con más esperanza”, según apuntó hoy Naciones Unidas.

acto sida
EFE/Roberto Escobar

La agencia de Naciones Unidas contra el Sida (ONUSIDA) presentó en Washington un nuevo informe sobre la epidemia, que sigue cebándose con los jóvenes y en especial con las mujeres, y cuyo control progresa, aunque de forma lenta.

En 2011 había 34,2 millones de personas que vivían con el VIH en el mundo, la cifra más alta registrada hasta el momento debido a la prolongación de la media de vida conseguida gracias a las terapias antirretrovirales.

Las muertes por la enfermedad cayeron de 1,8 millones en 2010 a 1,7 millones en 2011, mientras que las nuevas infecciones por el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) pasaron de 2,6 millones a 2,5 millones, de acuerdo con el informe titulado “Juntos vamos a terminar con el SIDA”.

Las cifras de muertes y nuevas infecciones en 2011 son las más bajas de la última década, según el informe, que fue dado a conocer en Washington en vísperas de la XIX Conferencia Internacional sobre el SIDA (AIDS 2012), que se celebrará en la capital estadounidense a partir del domingo.

El número de nuevas infecciones por VIH en niños (330.000) también fue el menor desde 2001, tras el pico de 570.000 alcanzado en 2002 y 2003.

Uno de los datos más preocupantes es la cifra de nuevas infecciones por VIH entre adultos, que permanece estancada en 2,2 millones desde 2009.

TRATAMIENTO

“Hay mucho por hacer, pero estamos entrando en una nueva fase de respuesta al sida con más esperanza”, dijo en declaraciones a Efe el director de la división de Asuntos Políticos y Públicos de ONUSIDA, el doctor Luiz Loures.

Para Loures, es un logro “muy importante” el hecho de que 8 millones de personas tuvieran acceso a terapias con antirretrovirales en 2011, un 20 % más que en 2010.

Hace una década “casi nadie” tenía acceso al tratamiento en los países del hemisferio sur, recordó Loures al destacar el avance significativo en África subsahariana, donde el porcentaje de personas que podían seguir esas terapias y las recibieron creció del 19 al 56 % entre 2010 y 2011.

A nivel global, un 54 % de los 14,8 millones de personas que necesitaban tratamiento y cumplían los requisitos lo recibían en 2011.

No obstante, el acceso a ese tratamiento seguía siendo bajo en Europa oriental y Asia central (23 %), y en Oriente Medio y África septentrional (13 %).

Otro aspecto importante que revela el informe “es el liderazgo y la mayor responsabilidad de los países más afectados” por la enfermedad, según Loures, tanto en financiación como en el diseño de políticas de prevención.

La inversión mundial para combatir la epidemia alcanzó los 16.800 millones de dólares en 2011, un 11 % más que en 2010. Los países de ingresos bajos y medios cubren ahora más del 50 % de esa financiación.

Loures puso como ejemplo de la mayor implicación de los afectados a Latinoamérica, donde también es muy alto el acceso al tratamiento (70 %) “pero persiste la discriminación” a colectivos como los homosexuales.

También está muy presente en Latinoamérica otra “epidemia” paralela a la del sida, que es la de la violencia contra la mujer, subrayó Loures.

Los jóvenes de entre 15 y 24 años representan el 40 % de las nuevas infecciones por el VIH en adultos y los casos en mujeres de esa edad, muchas de ellas víctimas de violencia sexual, son el doble de los registrados entre los hombres.

A juicio de Loures, la XIX Conferencia Internacional sobre el Sida que comenzará el domingo en Washington debe servir de “motivación para seguir dando dinero” a la financiación de la lucha contra la enfermedad, ya que todavía hay un déficit anual equivalente a más de 7.000 millones de dólares.

Estados Unidos es el país que más contribuye, con un 48 % de la ayuda internacional que se invirtió en 2011.

De la conferencia tiene que surgir también, según Loures, “un nuevo pacto hacia el futuro en relación a la respuesta contra el sida”, ya que “se puede terminar con la epidemia en los próximos años”.

 

(No Ratings Yet)
Cargando…