Inicio / Sanidad / Especialistas critican que sólo España en la UE no vacune a los niños del neumococo

Especialistas critican que sólo España en la UE no vacune a los niños del neumococo

Especialistas en la enfermedad neumocócica han advertido hoy del riesgo de que España sea el único país de la UE que no vacune de forma sistemática a los niños para prevenir esta patología, que constituye un importante problema sanitario por su alta frecuencia y gravedad en algunas de sus formas clínicas

Especialistas critican que sólo España en la UE no vacune a los niños del neumococo
El doctor Juan José Picazo, junto a las doctoras Esther Redondo y Cristina Méndez/ Foto: Pfizer

Es una advertencia en la que han hecho hincapié los doctores Juan José Picazo, jefe del Servicio de Microbiología Clínica del Hospital Clínico San Carlos y presidente de la Sociedad Española de Quimioterapia; Esther Redondo, coordinadora de actividades preventivas de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), y Cristina Méndez, de la farmacéutica Pfizer.

Actualmente, sólo Galicia financia la vacunación de los niños contra el neumococo de forma sistemática, ya que Madrid, la otra comunidad que lo hacía, lo dejó de realizar el año pasado, y eso, según el doctor Picazo, puede traer consecuencias.

En estos momentos, el nivel de vacunación en la Comunidad de Madrid es del 70 %, pero si se baja de esa cobertura “el neumococo volverá”, según el doctor.

Recomendación de la vacuna

Por ello, los especialistas recomiendan a los padres que vacunen a sus hijos contra esta enfermedad, especialmente a los que tienen más riesgo de sufrirla: niños por debajo de los dos años por su situación inmunológica inmadura, que presentan inmunodeficiencias congénitas o adquiridas, con enfermedades crónicas o pequeños trasplantados o sometidos a tratamiento con quimioterapia.

Además, vacunando a los niños -la vacuna cuesta unos 70 euros- también se protege a la población adulta, en la que el riesgo de infección es mayor y la evolución de la enfermedad es peor.

Los altos índices de mortalidad del neumococo entre la población adulta han hecho que se financie la vacuna en el caso de los mayores de 50 años con factores de riesgo y determinadas condiciones y patologías de base, como los inmunodeprimidos.

Se trata de personas con enfermedades que han alterado su capacidad de producir una adecuada respuesta inmune frente a una infección, como los pacientes con VIH, cáncer, tumores hematológicos o enfermedad renal crónica entre otras.

Pero también las personas inmunocompetentes (cuando sus defensas son normales), pero con patologías o factores de riesgo asociados.

Documento de consenso

En un documento de consenso rubricado por dieciséis sociedades científicas, los especialistas han aconsejado a estos adultos que se administren al menos una dosis de la “vacuna antineumocócica conjugada trecevalente”, pues ha demostrado inducir una respuesta inmunitaria más potente, según Picazo.

La vacuna se financia en estos casos, pero los especialistas también piden que se haga lo propio con otras personas, como las que padecen enfermedades crónicas respiratorias, como la EPOC.

También los fumadores tienen más riesgo de desarrollar la bacteria: en los que fuman unos 14 cigarrillos el riesgo es 2,3 mayor que los que no; en los que fuman más de 25, es 5,5 veces mayor e incluso en los exfumadores el riesgo no desaparece hasta que pasan diez años sin fumar.

Los expertos defienden la vacunación por ser la principal medida preventiva frente a esta enfermedad y porque en los últimos años la bacteria Streptococcus pneumoniae- ha desarrollado resistencia a muchos antibióticos empleados habitualmente para el tratamiento de las infecciones que conlleva.

La doctora Redondo ha subrayado la importancia de algunas vacunas en los adultos como la del neumococo, la del tétanos o la de la gripe, ya que reducen de forma importante la morbi-mortalidad por estas infecciones, pero es consciente de que “todavía queda mucho para lograr altas tasas vacunales”, en parte porque las vacunas se identifican exclusivamente con la edad pediátrica.

Los expertos han incidido en que la enfermedad neumocócica es una importante causa de muerte entre los adultos y que a día de hoy muchas personas desconocen sus existencia y el riesgo potencial que tienen de padecerla.

Y hay datos que tienen que tener en cuenta: cada año cerca de 1,6 millones de personas fallecen en el mundo a causa de alguna enfermedad relacionada con esta bacteria.

Tipos de enfermedad neumocócica

El término enfermedad neumocócica es un término que se emplea para describir un grupo de enfermedades causadas por la bacteria Streptococcus pneumoniae.

Esta bacteria se encuentra frecuentemente en la nasofaringe, especialmente en niños pequeños, y desde ahí puede propagarse a otras personas. Su infección causa un abanico de enfermedades que se clasifican en ‘enfermedad neumocócica no invasiva’ y ‘enfermedad neumocócica invasiva’.

La enfermedad neumocócica no invasiva agrupa las manifestaciones más comunes de este tipo de infección, como la neumonía, la sinusitis y la otitis media aguda.

Por su parte, se conoce como enfermedad neumocócica invasiva a la producida por la bacteria cuando invade partes del organismo habitualmente estériles, como la sangre o el líquido cefalorraquídeo, y puede manifestarse como neumonía bacteriémica, bacteriemia sin foco, sepsis y meningitis.

Aunque la enfermedad invasiva es menos frecuente, es generalmente más grave y comporta complicaciones mucho más serias.

 

(No Ratings Yet)
Cargando…